viernes, 30 de septiembre de 2016

LOS TRES DIAS DE OCTUBRE



                 JEAN MANINAT

Como era previsible, la ruta del revocatorio ha estado y seguirá estando minada de trampas para torcer su itinerario constitucional. Nadie, en su sano juicio, podía pensar que el gobierno iba a organizar un picnic en el campo para celebrarlo y dar así prueba de su convicción democrática. Las decisiones que ha tomado el Consejo Nacional Electoral (CNE) han dejado muy claro que si algo teme Miraflores, es el ejercicio libre del voto de los venezolanos.
La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), una vez embarcada en la autopista de una sola dirección del revocatorio, ha hecho lo necesario para tratar de salvar el juego en circunstancias muy difíciles. ¿Lo habría podido hacer mejor? Siempre es posible. El 6D era una fuerza triunfante que había demostrado con hechos que el camino es democrático, constitucional, electoral y pacífico y electrizó de nuevo la esperanza del cambio. Hoy la oposición democrática sigue siendo la fuerza mayoritaria en el país, mas por momentos ha lucido desenfocada, y la verdad de la milanesa es que se ha rozado el precipicio de no tener revocatorio este año, y tampoco elecciones regionales. El peor de los escenarios.
Pero la operación de damage control articulada el fin de semana pasado, y su potente presentación unitaria el lunes, han sido diestras y le han devuelto la iniciativa política. Al aceptar el reto de recolectar las firmas que representan el 20% del padrón electoral el 26, 27 y 28 de octubre para seguir impulsando el revocatorio y rechazar las condiciones inconstitucionales impuestas por el CNE, la MUD pone al gobierno a la defensiva de nuevo, frente a lo que sin duda será otra poderosa demostración de rechazo a su descalabrada e indolente gestión. Además, la opinión internacional volverá la mirada, algo distraída últimamente por otros eventos, a lo que suceda en Venezuela en esos tres días.
Hay una ciudadanía que ha aprendido a procesar con madurez y realismo los hechos de la política (a pesar de los cantos de sirena de Los Díscolos del Ritmo), y ya las encuestas empiezan a mostrar una amplia disposición a hacer del 26, 27 y 28 de octubre un evento notable, millonario en firmas y huellas dactilares a favor del cambio. Eso sí le causa pavor al régimen.
¿Qué hará el CNE de nuevo para intentar cercenar la voluntad de votar por el cambio de los venezolanos? Todo lo que todavía esté a su alcance. Pero de aquí a los tres días de octubre la MUD podrá movilizar a la fuerza del cambio democrático, una marejada alegre recorriendo el país, casa por casa, organizando y construyendo el torrente de participación para superar el 20% del padrón electoral tal como lo ha anunciado su Secretario Ejecutivo, Jesús, Chúo, Torrealba.
En la MUD seguimos confiando. Si se nos permite el lugar común, de no existir habría que inventarla, afortunadamente existe, acierta y se equivoca, pero ha sido un instrumento democrático eficaz para contener al régimen y hacer crecer sostenidamente la opción del cambio democrático en condiciones muy desiguales. Merece nuestro respeto y apoyo.

@jeanmaninat

Leer más...

“Chuo” Torrealba: La MUD y todos sus liderazgos están unidos para triunfar

30 Septiembre, 2016

                     “Chuo” Torrealba: La MUD y todos sus liderazgos están unidospara triunfar

El secretario general de la MUD, Jesús “Chúo” Torrealba dijo este viernes que la coalición opositora está más unida que nunca para poder triunfar.
“Anteriormente no se avanzaba por que no estábamos unidos, hoy la MUD está unida, las fuerzas del cambio democrático están unidas, todos los liderazgos”, precisó Torrealba en su programa La Fuerza es la Unión.
Explicó que “la unidad es una precondición para el triunfo, si no estamos unidos no nos asigna ninguna posibilidad de victoria, esa es la verdad”.
“¿Cómo puedes tu unir un país si no eres capaz de unir una oposición, la oposición está unida hoy, las fuerzas del cambio democrático están unidas, todos los liderazgos desde Henrique Capriles a María Corina Machado, desde Henry Ramos hasta Henry Falcón, desde Freddy Guevara y Lilian Tintori hasta Andrés Velázquez y Enrique Márquez”, añadió.
Por otra parte, señaló que el comunicado de seis cancilleres latinoamericanos exigiendo el revocatorio en 2016 “es un espaldarazo a la lucha del pueblo venezolano por la democracia y la libertad” y “una estocada al plan del Gobierno de retrasar bien sea con la violencia constitucional o física el derecho del referéndum”.
De igual forma, Torrealba criticó la investigación que le abrió la Contraloría a Capriles: “¿A quién se le ocurre investigar a un gobernador que está haciendo una excelente gestión con las uñas”.

Leer más...
HABLEMOS DE POPULISMO

FRANCISCO MARTIN MORENO


EL PAÍS

Me resulta realmente imposible abordar el tema del populismo sin recordar la definición con la que sentenció Henry Louis Mencken a esta política suicida que cuida tanto los pobres que los multiplica por doquier: “Populista es aquella persona que predica ideas que sabe falsas entre personas que sabe idiotas”. Claro está que en América Latina, en donde prevalece lamentablemente la ignorancia y todavía se dan millones de analfabetos ante el fracaso incontestable de la educación, es muy fácil engañar a los indigentes y a los desesperados con promesas que, de antemano, se sabe son imposibles de cumplir.
Aquí en México vemos a un López Obrador que promete erradicar la corrupción, facilitar el acceso a las universidades a millones de personas, acabar con la miseria, vender a Estados Unidos jugo de naranja para nivelar la balanza comercial y enajenar el avión presidencial para detonar el crecimiento económico, para así elevar al ser humano al mínimo nivel exigido por la más elemental dignidad humana. Prometer, podemos prometer todos: yo prometo, tú prometes, él promete, ellos prometen, nosotros prometemos, sí, pero yo incumplo, tú incumples, él incumple y todos incumplimos porque no podemos inventar el dinero, porque no podemos inventar la riqueza, porque no podemos inventar el bienestar y al final de cuentas es realmente imposible materializar el sueño populista que finalmente acaba en un auténtico desastre, en donde el vendedor de fantasías se convierte en tirano al querer imponer la felicidad y su voluntad a la fuerza. El populismo por lo general acaba un baño de sangre.
Los populistas escogen a un enemigo común, como bien puede ser una parte de la nación a la que se le debe aplastar, encarcelar o destruir. En el caso de México, López Obrador etiquetó a ciertos funcionarios o grupos de exfuncionarios, como “la mafia del poder”. Fidel Castro escogió a Estados Unidos, al imperialismo yanqui, como la gran amenaza contra la cual todos los cubanos tendrían que luchar, aunque después de Bahía de Cochinos ya no hubiera amenaza alguna. Castro invariablemente declaró que la quiebra de la economía cubana se debía el embargo comercial decretado por la Casa Blanca, cuando en realidad podía vender el azúcar, el tabaco o el ron en cualquier parte del mundo y si no lo venden es porque el marxismo leninismo stalinismo brejnevismo (uuufff) fracasó como la gran mentira del siglo XX.
Cuando alguien hace un regalo, alguien lo paga, ese es el caso del populismo chavista que obsequia la gasolina como si no le fuera a costar a nadie, y claro que cuesta, porque los populistas empiezan a endeudarse para financiar la demagogia, suben los impuestos a los ricos en lugar de multiplicarlos, nacionalizan las empresas supuestamente explotadoras del pueblo, se vacían los anaqueles, huye la inversión extranjera, se destruye la creación de empleos, aparece el desabasto en tiendas y comercios, surge la desesperación social, faltan medicamentos fundamentales, alimentos básicos que se deben importar ante la parálisis industrial que ellos mismos originaron. Se dispara la inflación, se descapitaliza el país, surge la violencia y la delincuencia a niveles insospechados, se imponen controles de precios que conducen a la quiebra al sector productivo, se instala un feroz control de cambios para estimular el mercado negro de divisas y cuando la ruina del país se avecina y las personas empiezan a cazar perros y gatos en las calles para poder alimentarse, entonces el populista acusa a “la mafia del poder”, a “los empresarios hambreadores del pueblo”, al imperialismo yanqui y a los capitalistas degenerados e insaciables de todo lo acontecido.
Un populista jamás será culpable de nada, en todo caso, siempre aducirá que todo lo hizo en beneficio del pueblo y que es un incomprendido.La realidad consiste en demostrar que el populismo es la antesala de la dictadura porque tarde o temprano las leyes de la economía se impondrán y dejarán expuestas sus vergüenzas demagógicas ante el mundo entero. Pero lo que no debe acontecer es que el populismo acabe en una cruenta revolución que bien puede conducir a la instalación de un nuevo populista que también prometerá lo que no puede cumplir… Es un perverso círculo infernal…

Leer más...

jueves, 29 de septiembre de 2016

LA FORTALEZA DE LA INDIGNACION

LUIS PEDRO ESPAÑA

EL NACIONAL

Debo confesarlo, de primeras, al leer las reglas bajo las cuales el régimen imponía la recolección de firmas necesarias para solicitar el referéndum revocatorio, de inmediato pensé en que no, no se podían aceptar. Sin conocer los detalles, lo veía como un abuso, al conocerlos confirmaríamos que sería una trampa.
Mesas justicas, horario de oficina pública, días entre semana, centros ubicados quién sabe dónde. Si se armó la operación morrocoy más truculenta en el estado Nueva Esparta, uno de los más opositores del país, ya me imaginaba lo peor del funcionariato abusivo y militar, pero ahora en 8 o 10 estados. Un frío de arrechera (me disculpan, pero no cabe otra expresión) recorría la espalda cuando, además, el fantasma inconstitucional del 20% por estado seguro amenazaría la épica recogida de firmas por todo el país.
Estoy seguro de que un bojote de venezolanos sintió lo mismo. La hipocresía de la “democracia participativa” retumbaba al recordar las jactanciosas alocuciones de “Chávez el demócrata” contra el cinismo de sus herederos, hoy acorralados por 75% de voluntades que son tan protagónicas, participativas y soberanas como aquellas que le aprobaron la reelección indefinida y los han mantenido en el poder por más de 17 años.
Recordaba las lecturas del marxismo ortodoxo y los debates de la vanguardia esclarecida que desde el principio compaginan socialismo y democracia como un instrumento para hacerse con el poder, para luego desecharlo cuando el pueblo los aborrece, no quedándole más remedio que darle un palo a la lámpara, disolver asambleas, anular los textos constitucionales y erigirse como dictadores con el apoyo de las bayonetas.
Malditos quienes hoy abusan del pueblo creyéndolo minusválido, manipulado o atribulado por una crisis económica que ellos mismos auspiciaron. Aseguran que lo protegen, porque la crisis les impide ver con claridad lo que más le conviene. Es mejor que no decidan, que no elijan, porque de seguro no lo harán bien. Lo harán contra la patria (contra ellos, seguramente), harán volver a los apátridas y traidores, cosa que no les conviene. Como niño chiquito, inconsciente y malcriado, el pueblo, votando en contra de Maduro, echará por tierra con sus votos los avances de la revolución, o los verdaderos logros de los revolucionarios, a saber, lo abultado de sus abdómenes, sus cuentas, bienes y privilegios.
Por Dios y mis padres, que nadie estaba esa tarde, esa noche, más indignado que yo. A quien me llamaba le borbotaba toda la calentura que normalmente se asocia a la impotencia frente a la injusticia. Por fortuna, la cordura fue llegando conforme conversaba con otros, quienes, aunque no menos indignados, permitieron ir dosificando la furia.
Si nos guiábamos por los impulsos, allí sí caeríamos en la trampa, les haríamos el favor de destruir nuestra arma letal contra ellos. Yo, junto a otros como yo, en ese momento estábamos a punto de enterrar el referéndum, la consulta al pueblo, la oportunidad para que millones de almas participaran en la fiesta democrática a la que los hipócritas le temen. Por minutos, quizás horas, el sentimiento justificado por algunos datos cartesianos de inviabilidad, nos impedía ver el inmenso potencial político que teníamos delante.
Un movimiento que convirtiere la indignación en fuerza transformadora, y que se enfrenta a los poderes que sostienen el régimen con lo único que tenemos, con la voluntad de expresar esos días 26, 27 y 28 de octubre, en inmensas colas, bajo la lluvia o el sol, nuestro deseo de que se larguen para rehacer el país.

Leer más...
¿DONDE ESTÁ DIOS?



         LUIS UGALDE sj

Al poder siempre le ha interesado que lo confundan con Dios. Quien dominaba desde la cúspide de la pirámide social y política de los incas, de los aztecas, de los faraones, de los emperadores japoneses… era el hijo del Sol, el hijo de Dios. Luis XIV se consideraba rey absoluto por derecho divino y Franco “caudillo por la gracia de Dios”. Los súbditos no podían cuestionarlos, sino aceptarlos con absoluta sumisión como representantes de Dios. En los sistemas ateos Stalin, Mao, Kim Il-sung y otros eran dioses incuestionables. También nuestro régimen con su mesías ha querido venderse como la “revolución más cristiana” de la historia. Pero en el actual desbarajuste, caos, penuria y muerte, la gente se pregunta “dónde está Dios”.
La respuesta de Jesús no estaba en ningún mesianismo político, pero tampoco solo en el templo con sus innumerables leyes religiosas. Uno y otro son cuestionados por Jesús y su respuesta es clara cuando le preguntan dónde está el reino de Dios: Tú te encuentras con Dios cuando de verdad te compadeces del herido, das de comer al hambriento, de beber al sediento, liberas al injustamente preso, curas al enfermo, recibes al desterrado, te haces hermano del pobre y del excluido… Por el contrario quienes –religiosos o no– los rechacen, rechazan a Dios (Mateo 25,34 y Lucas 20,25…) Ahí no está Dios. Para que el contraste sea más claro, Jesús inventa la parábola del “buen samaritano” en la que unos bandoleros despojan y dejan medio muerto a un hombre y Jesús hace pasar ante él al sacerdote y al levita, muy religiosos pero que pasan de largo sin auxiliarlo, dejando en claro que el amor de Dios sin amor al prójimo es mentira y luego pasa un samaritano que, según los judíos, no conocían al verdadero Dios ni cumplían con la religión. Según Jesús, este samaritano, que se compadece y ayuda al herido, es el único que conoce a Dios y vive en él. En la parábola del Juicio final (Mateo 25) a los que ayudan a los prójimos que tienen hambre, sed, falta de salud, de libertad…, Jesús los proclama “benditos de mi Padre”. Algunos se muestran extrañados porque dicen que ellos nunca se vieron con Dios (no eran creyentes). La respuesta de Jesús es rotunda: “Les aseguro que lo que hayan hecho a uno solo de estos mis hermanos menores, me lo hicieron a mí” (Mateo 25,40).
¿Dónde está Dios en Venezuela hoy? ¿Qué acciones de ciudadanos, de gobierno y de empresa lo hacen presente y actuante en Venezuela? Ciertamente no las que multiplican el hambre, la miseria y la opresión, ni el que siembra odio y muerte o se apropia de los bienes públicos... No estamos hablando de dar solamente una limosna, ni una bolsa de comida a los partidarios, sino de ir a las causas de la ruina económica y social, de cambiar la intolerancia política, reconciliarnos con los excluidos para hacer juntos una sociedad libre, democrática y justa.
La primera carta de Juan ilumina y es contundente: “Nosotros sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida porque amamos a los hermanos. Quien no ama permanece en la muerte. Quien odia a su hermano es homicida y saben que ningún homicida posee la vida eterna. Hemos conocido lo que es el amor en aquel que dio la vida por nosotros” (1 Juan 3, 14-15). “Hijitos, no amemos de palabra y con la boca, sino con obras y de verdad” (18). ¡Cuánta palabrería hueca en Venezuela y cuánta falsa invocación a Dios para bendecir acciones de muerte y de miseria! “Queridos –continúa Juan– amémonos unos a otros, porque el amor viene de Dios, todo el que ama es hijo de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, ya que Dios es amor” (4,7). “Queridos, si Dios nos ha amado tanto, también nosotros debemos amarnos unos a otros. A Dios nunca lo ha visto nadie; si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y el amor de Dios ha llegado a su plenitud en nosotros” (4,11-12). “Nosotros amamos porque él nos amó antes. Si uno dice que ama a Dios mientras odia a su hermano, miente; porque si no ama al hermano a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve. Y el mandato que nos dio es que quien ama a Dios ame también a su hermano” (4, 19-21).
Hay política de muerte y política de vida, como hay economía de muerte y de vida. No basta que uno mismo proclame las maravillas de su gobierno, sino que este sea conocido por sus frutos, como dice Jesús. En Venezuela debemos dejar de manipular a Dios e ir a las obras que son de Dios, que están muy claras en el Evangelio. También para el que no es cristiano están claras. Venezuela necesita reconciliarse y ser capaz de unir todas las fuerzas, talentos, recursos para salir del actual estado de muerte, de división y de odio. En esa invitación está Dios.
Leer más...

miércoles, 28 de septiembre de 2016


                        TODO EL PODER A LA MUD

TRINO MARQUEZ

Las decisiones de las señoras del CNE orientadas a  levantar barreras inconstitucionales al referendo revocatorio (RR) perseguían dinamitar la MUD. Exacerbar las contradicciones internas inevitables en toda alianza política amplia que reúne visiones diferentes del Estado y la sociedad. El peligro fue conjurado el 26 de septiembre,  luego de unos primeros momentos de incertidumbre. La MUD no respondió inmediatamente la agresión, no porque esperara que las doñas de la cúpula electoral pavimentaran la vía para que el RR circulara por una autopista de seis canales, sino porque era preciso asimilar el golpe, emitir una respuesta categórica y sustentable,  preservando la cohesión de la plataforma unitaria. Los jerarcas del régimen se cayeron de un coco. Fueron ellos quienes quedaron perplejos ante la madurez y firmeza de la MUD. Los dirigentes opositores se tomaron el tiempo necesario para compactar las posiciones internas –desde María Corina hasta Julio Borges- y amalgamar a sectores de la sociedad civil: sindicatos, gremios y asociaciones. Que haya sido Henrique Capriles quien cerrara el acto fue muy importante.

        El cuadrilátero donde se escenifica la pelea cambio de contendores. Ya no se trata de la rivalidad entre el Gobierno y la MUD, sino entre un Gobierno impopular e ilegítimo y el país.

        Vendrán nuevos ataques a los sectores democráticos. La represión selectiva o indiscriminada continuará. La Contraloría acosa a Capriles. Maduro amenaza a Henry Ramos. A Leopoldo lo aíslan. A Daniel Ceballos y a Braulio Jatar los ruletean como si fuesen rehenes. Ledezma y Rosales permanecen presos de forma arbitraria. Hostigarán a más periodistas, fotógrafos y camarógrafos. El régimen, al torpedear el RR,  ha ido convirtiéndose en un régimen de facto. Está allanando el camino para impedir que se realicen las elecciones presidenciales de 2018. El globo de ensayo es el bloqueo al RR, y la postergación indefinida de las elecciones de gobernadores y, desde luego, de las de alcaldes, previstas para 2017. En este momento están congeladas toda clase de elecciones: sindicales, gremiales, autoridades rectorales y decanales. En la UCV no se realizan comicios desde hace ocho años para elegir el cuerpo rectoral y decanal. Cualquier consulta en la que el oficialismo pueda perder será postergada, anulada o amañada. El principio de la soberanía, antes defendido y enarbolado, ahora es birlado.  El voto popular es el arma frene al cual tiemblan los chavistas.

        Que la MUD haya reafirmado la ruta electoral representa un gran acierto. Las condiciones fijadas por el oficialismo para recoger 20% de las firmas son ilegales, inconstitucionales e inmorales.  El cardenal Uros Sabino fue categórico. Pero, ocurre que el país se encuentra secuestrado por una camarilla inescrupulosa. La virtud de la MUD reside en haber entendido que en situaciones de plagio la opción se reduce a negociar con los captores, tal como sucede con los secuestros en la vida cotidiana. Un padre puede indignarse cuando le secuestran un hijo, pero queda sin alternativa: tiene que llegar a acuerdos con los plagiarios para salvar la vida del hijo. No hacerlos es condenarlo a muerte en nombre de principios generales.

        Los días 26, 27 y 28 de octubre tienen que convertirse, tal cual dice el documento de la MUD, en una jornada de resistencia, movilización y protesta pacífica nacional que les demuestre a los venezolanos escépticos y al resto del mundo que queremos cambiar el régimen de Maduro, aplicando los instrumentos constitucionales aprobados por el régimen por amplia mayoría y plasmados en la Carta Magna cuando hegemonizó la Asamblea Constituyente en 1999.

        La única organización capaz de liderar la jornada revocatoria, organizar y movilizar la gente y mantener un plan de lucha coherente y de largo aliento es la MUD. Esta tribuna unitaria puede y debe recibir el apoyo de las demás organizaciones sociales. La defensa de la democracia y la labor de rescatarla de los escombros en que la colocó el régimen corresponde a toda la nación, bajo  la conducción de esa instancia coordinadora. Cualquier intento por debilitarla o desconocer su autoridad sería un acto irresponsable y, en la práctica, colaboracionista. Sin la MUD el régimen tiene garantizada una larga vida. Su obligación será corresponder a la confianza que la gente ha depositado en ella.

        Vale la pena reproducir el latiguillo: todo dentro de la MUD, nada fuera de la MUD, nada contra la MUD.


        @trinomarquezc

         

Leer más...
GANANCIAS DE PDVSA CAYERON 63% EL PRIMER TRIMESTRE DE 2016

Deisy Buitrago / Reuters

Las ganancias de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) cayeron un 63 por ciento en el primer trimestre de 2016 frente al mismo período de 2015, según la información financiera que suministró la compañía esta semana a sus tenedores de bonos.

PDVSA informó a los inversionistas, al mejorar una oferta para el canje de sus títulos que vencen en 2017, que la empresa obtuvo una ganancia de 2.087 millones de dólares a marzo de 2016, frente a los 5.677 millones de dólares de los primeros tres meses de 2015.
Los ingresos por ventas de petróleo y otros productos retrocedieron un 33 por ciento entre enero y marzo de 2016, a 8.273 millones de dólares, según los estados financieros no auditados de la petrolera, incluidos en la circular de oferta del canje.
La petrolera venezolana ofreció este mes nuevos bonos con vencimiento en 2020 a los tenedores de los títulos que vencen el próximo año, buscando aliviar los pesados compromisos de deuda y mejorar su flujo de caja en medio del desplome de los precios del crudo.
Los ingresos por la venta de petróleo representan más del 90 por ciento de las divisas con las que se financia la economía venezolana, por lo que la baja de los precios del crudo ha profundizando la recesión y la escasez de bienes básicos en la nación OPEP.
Los aportes sociales, que incluyen la contribución directa que hace PDVSA a los programas bandera del Gobierno socialista, subieron a 228 millones de dólares en los primeros tres meses de 2016 versus los 22 millones de dólares que transfirió en ese mismo período de 2015, indicó el documento.
Leer más...