martes, 13 de noviembre de 2018

Una estrategia de cohesión para el rescate del orden constitucional y democrático

Carlos Romero Mendoza 

Politika UCAB

El Frente Amplio Venezuela Libre ha convocado a un congreso nacional para el próximo 23 de noviembre del 2018, que previamente abrirá espacios de encuentro e intercambio de ideas y opiniones entre ciudadanos, que libremente decidan participar en cada uno de los estados del país.
En ese congreso se propone debatir sobre la hoja de ruta de la sociedad democrática para enfrentar con mayor efectividad los desafíos cívicos que tenemos en el presente. En tal sentido, la metodología anunciada propone una mesa de trabajo para abordar las acciones de lucha en el ámbito nacional, y otra, la organización para abordar los desafíos desde el ámbito internacional.
Por otro lado, el congreso nacional se presenta como una extraordinaria oportunidad para identificar los consensos y disensos sobre aquellos grandes temas políticos, económicos y sociales que resultan transversales para la reconstrucción del país.  En tal sentido, la metodología propone una mesa de trabajo a través de la cual, se puede decir, se legitimaría una visión compartida del país que todos aspiramos construir en democracia.
Pero, además, el congreso propone una mesa para el debate sobre la transición y las elecciones, tema que sin duda alguna aporta un importante contenido a la hoja de ruta que el congreso pueda construir como resultado de la jornada nacional.
Por último, el congreso plantea dos temas claves en la efectividad para enfrentar los desafíos políticos que, de inmediato, tenemos como sociedad. Se trata de definir la organización del Frente Amplio y lograr construir una estrategia de comunicación a través de las redes.
El congreso nacional propuesto por el Frente Amplio Venezuela Libre se presenta como una necesidad y, hasta ahora, como la única propuesta de conexión social a nivel nacional, que no solo es viable, sino que además, con su agenda, responde directamente a las deficiencias que hoy presenta nuestra lucha cívica y pacífica por restaurar el orden constitucional y democrático en Venezuela.
La disciplina, la participación masiva de los ciudadanos y la capacidad de sistematizar las ideas, opiniones y propuestas en ese gran debate nacional, serán los ingredientes fundamentales para lograr un importante documento final que permita orientar y construir una efectiva hoja de ruta que, además, FOTO: Efecto Cocuyologre cohesionar a la sociedad democrática en lo que ha denominado el Padre José Virtuoso como una “unidad superior”.
Qué importante sería para que este esfuerzo no quede como un acto más, tal y como expresó Gerardo Blyde, que el documento final del congreso nacional del Frente Amplio Venezuela Libre encuentre en la Asamblea Nacional un destinatario político y estratégico, para que el mismo alimente un debate parlamentario que lleve a la aprobación de un acuerdo político nacional, a través del cual la Asamblea Nacional formalice las propuestas en un documento público, oficial e institucional, que registre los lineamientos generales para un plan nacional de reconstrucción y desarrollo del país.
Un acuerdo político aprobado por la Asamblea Nacional, que registre las lineas generales de los temas políticos, sociales y económicos sobre los cuales hay consensos, que exprese el compromiso de apoyo al Frente Amplio Venezuela Libre y a la hoja de ruta que se ha construido como resultado de un proceso de libre participación nacional e inclusión social, contribuiría a rescatar importantes niveles de confianza de los electores con respecto a los diputados y, además, permitiría restaurar el valor de la legitimidad que ostenta la Asamblea Nacional venezolana.
Pero además, qué oportuno sería si ese acuerdo pudiera adecuar los grandes consensos nacionales a los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, como un concreto compromiso de la sociedad democrática frente a los grandes retos que se plantean en la Agenda Global y que solo es viable alcanzar a través de la democracia como forma de gobierno.
Esta adecuación permitiría al mundo entero comprender, en unos términos globales ese acuerdo nacional, su alcance y contenido. Pero además, facilitaría la divulgación del desafío que tenemos como sociedad y contribuiría a generar confianza en el ámbito internacional.
La Asamblea Nacional tiene un rol a partir del 11 de enero 2019, fecha que marca el inicio de una nueva etapa en la crisis venezolana y la cual estará muy marcada por la incertidumbre.  ¿Qué expectativas tiene la sociedad venezolana en relación a ese rol que debe jugar el parlamento nacional? Sin duda, debe ser una de las preguntas a responder en ese Congreso Nacional, de manera que permita plantear las expectativas con claridad y sin intermediarios.
Un acuerdo aprobado por la Asamblea Nacional, producto del debate parlamentario y como mandato de la sociedad civil, organizado de manera transparente y plural en forma de Congreso Nacional, pareciera ser en estos momentos un instrumento idóneo y efectivo para lograr niveles adecuados de cohesión en función de una hoja de ruta para la restauración del orden constitucional y democrático del país.
Y, nuevamente, para que ese esfuerzo trascienda y no quede como un acto más, también es fundamental que ese acuerdo propuesto por la Asamblea Nacional, sea asumido y aceptado por los distintos actores politicos y sus organizaciones partidistas, en acto público de compromiso frente a la sociedad venezolana y con la Conferencia Episcopal Venezolana como garante del mismo.
Como bien lo ha expresado el padre Virtuoso, el 11 de enero 2019, se intentará imponer una prórroga ilegítima de la actual Presidencia, en consecuencia, estamos llamados a defender la Constitución, su derecho a elegir y a cambiar de gobernante[1], hasta ahora el Congreso Nacional propuesto por el Frente Amplio Venezuela Libre, representa una oportunidad efectiva para cohesionarnos en función de ese fin.
En nuestras manos está una oportunidad, que solo exige levantar nuestra voz cívica y pacífica, en un marco de libertad y respeto, para opinar, disentir y proponer. Debemos ser proactivos y pasar del debate político vía tweets al debate presencial.
Para el 11 de enero ya está anunciado el no reconocimiento internacional al proceso electoral presidencial del 2018 y a la Asamblea Constituyente. Está claro, de eso no debe haber duda; mientras tanto, cada gobierno hace sus análisis políticos correspondientes para ver cómo se responde a esa realidad y, en nuestro caso, como sociedad, tenemos el deber moral y ético de diseñar una estrategia con acciones concretas para dar respuesta a la misma.
¿Qué tan dispuestos estamos para asumir este nuevo desafío? Los gobiernos del mundo sin duda estarán valorando la respuesta de la sociedad democrática en esta oportunidad.
@carome31

El autor es abogado (Universidad Católica del Táchira) con especialización en Derecho Administrativo. Excoordinador en la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado del área Políticas Institucionales

[1]Padre Virtuoso insta a defender la Constitución anter prórroga ilegítima. 10 de noviembre 2018. Online en: http://www.ntn24.com/america-latina/venezuela/padre-virtuoso-insta-defender-la-constitucion-ante-prorroga-ilegitima

Leer más...
MADURO DEBE ABANDONAR EL PODER EL 10 DE ENERO PRÓXIMO
 
La Asamblea Nacional aprobó un acuerdo unitario donde señala claramente que la pretensión de Nicolás Maduro de mantenerse en el poder a partir del 10 de enero es inconstitucional y convoco a la comunidad internacional y al pueblo venezolano a defender la constitución para asegurar el cambio político en Venezuela.
El Vice presidente de la Asamblea Nacional Alfonso Marquina señaló “ que hoy le estamos demostrando al país que a pesar de nuestras diferencias , de nuestras visiones , no une un solo propósito , que es lograr el cambio político en Venezuela y lograr una transición democrática en paz para que los venezolanos podamos tener un nuevo gobierno” indicó el parlamentario.
El parlamentario señaló que es necesario que legislemos para lograr la reconstrucción del país, “ tenemos que lograr que la Asamblea Nacional recupere sus competencia y se acabe esa farsa , esa herramienta de la dictadura que es la Asamblea Nacional Constituyente , que luego de dos años solo se ha convertido en un instrumento para seguir subvirtiendo el orden constitucional que está quebrado en el pais “ señaló Marquina

Nota de prensa
Leer más...
AQUEL Y ESTE MURO

CARLOS CANACHE MATA
 
Durante más de 28 años, entre el 13 de agosto de 1961 y el 9 de noviembre de 1989, el Muro de Berlín fue tal vez el mejor testigo de comparación entre el régimen comunista y las democracias occidentales. La reflexión surge porque se acaba de conmemorar un nuevo aniversario de su caída. Murieron alrededor de 200 personas y hubo centenares de heridos que intentaron traspasar sus 155 kilómetros de recorrido.
   Además de ejemplo representativo de la Guerra Fría que siguió al terminar la II Guerra Mundial, el Muro se erigió para impedir la migración masiva desde Berlín oriental, bajo el control comunista, al Berlín occidental, bajo el control de países democráticos. Desde el final de la II Guerra Mundial hasta la decisión comunista de construir el Muro, más de tres millones de alemanes habían pasado –“hemorragia demográfica”- de Berlín oriental y de la RDA (la Alemania comunista) al Oeste. El historiador italiano Indro Montanelli dijo que tenía “dimensiones bíblicas” el desmesurado éxodo de personas desde la Alemania Comunista a la Alemania democrática. Una diáspora de aquel entonces, de gente que quería respirar en libertad y tener mejores condiciones de vida. No es por casualidad que la caída del Muro en 1989 haya prologado la desaparición de la Unión Soviética dos años después en 1991 y haya contribuido al enorme descenso de la influencia mundial de la doctrina comunista. Para buscar sobrevivencia, en algunos de los pocos países donde sus gobernantes la profesan, como China y Vietnam, la aplican a medias con su llamado “socialismo de mercado” en el orden económico.  El presidente Kennedy se mantuvo inactivo ante la construcción del Muro, lo que quizás envalentonó a Jruschov para instalar misiles al año siguiente en Cuba, que luego se vió obligado a retornarlos a la Unión Soviética.
   El Muro de Berlín era un muro físicamente real, una gran cerca de acero y hormigón que rodeaba y encarcelaba a la ciudad, y medía entre 3,90 y 4,50 metros de altura, coronados de alambre de púas y atalayas y torres, con minas explosivas. Unas 5.000 personas lograron sortearlo y otras 5.000 fueron capturadas en el intento. Cuando la noche del 9 de noviembre de 1989 se anuncia que se retiraban las restricciones que se habían mantenido durante 28 años y se podía circular libremente entre los dos Berlín, una avalancha de millares de alemanes procedentes de la parte oriental recorren las calles de Berlín occidental y quedan “deslumbrados” al ver las vidrieras de los comercios.
  Aquí en Venezuela, la caricatura de dictadura totalitaria que nos oprime y sojuzga no ha levantado un muro de cemento erizado con alambres de púas, sino que el éxodo de alrededor de 4 millones de venezolanos hacia otros países de la región se ha producido saltando por encima del muro invisible, virtual, de hambre y represión, que nos rodea.
   Más que un catálogo de indicadores que muestren los diferentes resultados de los gobiernos de los dos sistemas, la superioridad y el triunfo del democrático occidental sobre el comunista han quedado mejor evidenciados por aquel Muro de Berlín y por este otro Muro, que no se ve, alzado en Venezuela por quienes son unos simples aspirantes a comunistas en alpargatas.

Leer más...
EL CORIOLANO DE KRAUZE

           Resultado de imagen para ibsen martinez
 
                            IBSEN MARTINEZ
 
Eché los dientes entre gente de teatro y, siendo yo mismo escribidor de piezas teatrales, volé desde el índice del libro a la página 251, donde comienza el demasiado breve ensayo que Enrique Krauze tituló Coriolano de Shakespeare, el antipopulista trágico. Lo que Krauze ofrece a partir de esa singularísima pieza del Bardo me interesó vivamente.
Con El pueblo soy yo (Debate, 2018), Krauze echa al mundo una colección de ensayos acerca de todos los populismos que inquietan al planeta en la hora actual, prestando especial atención a los de nuestra América. La viga maestra del volumen es la exhaustiva recensión que el historiador mexicano hace de El espejo de Próspero, obra capital de Richard Morse, eximio latinoamericanista estadounidense.
Krauze aborda, a partir de Morse y sus dilatados saberes, el tema de la naturaleza del poder político en países como los nuestros, cuyas instituciones son herencia, emanación, saldo o como prefiera usted decirlo, de valores y usos monárquicos, no todo ellos, por cierto, venidos de España, puesto que muchos, y de mucho peso, ya se hallaban aquí cuando alguien gritó “¡tierra!”.
Morse, desde luego, es muchísimo más que mi torpe sumario y debo invitar al lector interesado a frecuentar la densa elegancia de El espejo de Próspero.
El rompedor aporte de Krauze, al servirse con poderosa originalidad de la erudición y las ideas de un humanista de la talla de Morse, está en abrir puertas a una comprensión de los populismos criollos más instruida y amplia, más sosegada y penetrante —¡y muchísimo más útil a una política liberal!— que la embotada fraseología lacaniana y posmarxista, hecha de “significantes vacíos”, que imparte la industria académica sobe el tema. Pero volvamos a mi asunto: Coriolano.
Shakespeare basó esta tragedia en la vida de una legendaria figura romana que vivió entre los siglos VI y V antes de Cristo: Cayo Marcio Coriolano. La acción ilustra paso a paso su biografía, según las Vidas Paralelas de Plutarco. Todo pasa en la época que siguió a la abolición de la monarquía, en tiempos del nacimiento de la república.
Con Julio César, Shakespeare ya había introducido la Roma republicana en la literatura dramática. Creía que la historia de los idus de marzo confirmaba su cruel filosofía de la historia y del poder. Jan Kott, el gran estudioso shakesperiano, llamó a esa filosofía el “Gran Mecanismo”, ese que infunde en Macbeth su demoníaca fatalidad.
Pero la historia de Coriolano no se deja encerrar en un círculo inalterable en el que el principio y fin de cada reinado es el asesinato de un monarca: no es una historia de reyes, sino la de una ciudad dividida entre plebeyos y patricios. Una tal historia deja de ser demoníaca y, para decirlo con Kott, “es solo irónica y trágica lucha de clases”, de allí su contemporaneidad.
Hasta aquí, conformes, pero ¿qué hace Coriolano en un libro sobre el populismo latinoamericano? Coriolano es patricio, es también un guerrero. Es hosco altivo y violento. Él solo rindió una ciudad enemiga y con ello salvó a Roma. La gloria del triunfo trae consigo el consulado. Para ser electo cónsul, los usos de Roma exigen que muestre sus heridas de guerra a los tribunos de la plebe, relate sus hazañas y, zalameramente, haga valer sus méritos.
“Te corresponde hablarle al pueblo, no según tus convicciones, ni según los impulsos de tu ánimo, sino diciendo las palabras de memoria, aunque sean bastardas”, insinúa su propia madre.Coriolano desprecia a la plebe (“voluble, cobarde y apestosa”) y encuentra indigno cortejar de ese modo sus votos.
Prefiere que hablen sus hechos, no insinceras palabras. Al cabo, vendrá el destierro y, víctima de su valor moral, Coriolano pagará con la vida su intransigencia.“Desde nuestro tiempo —habla Krauze—, Coriolano adquiere una dimensión aleccionadora: es el antipopulista. A la luz de esta tragedia, una de las más sombrías y misteriosas, nuestro tiempo revela su miseria, no solo en la política sino en todos los órdenes. Vivimos huérfanos de líderes virtuosos y los corrompidos cuerpos aristocráticos y representativos han perdido autoridad. En cambio, abundan quienes ganan los votos del pueblo con engaños, insidia, mentira y manipulación”.
“There is a world elsewhere”. Coriolanus, Act 3, scene III.
 

Leer más...

Reconstrucción de la Infraestructura Operativa del Sector Eléctrico Nacional …  (II)

 

José L. G. Martínez-Barruchi

Superar la presente situación de crisis en la gestión de la Infraestructura Operativa del Sector Eléctrico Nacional [ en adelante S.E.N. ], durante un plazo para la transición política – que como mínimo se extenderá en treinta y seis (36) meses; ver artículo anterior: Elaboración de un Programa de Gobierno para el S.E.N. … 01 –, requiere de un ejercicio de análisis detallado para contrastar los resultados de la evaluación de escenarios, que coinciden con diferentes enfoques o perspectivas, e identificar el cómo resolver las limitaciones para implementar las acciones requeridas por “un gobierno alternativo a la situación actual”, en la ejecución de los trabajos de un Programa de Reconstrucción de la Infraestructura Operativa del S.E.N.; y que básicamente coincide, con las Instalaciones y Equipamiento administradas actualmente por CORPOELEC 

En la evaluación de escenarios para acometer los trabajos de Reconstrucción de la Infraestructura Operativa del S.E.N. coexisten dos (2) enfoques o perspectivas que resaltan: (a) el Enfoque No 01 desarrollado a partir de la premisa de la DISPONIBILIDAD de suficientes recursos técnicos, y (b) el enfoque No 02 desarrollado a partir de la premisa de la INDISPONIBILIDAD de suficientes recursos presupuestarios.

1)    En el Enfoque No 01, es claro, y esto con independencia del daño causado a la infraestructura del S.E.N. por la actual situación de crisis en la gestión por parte del Gobierno Nacional, y que para el caso particular de la Reconstrucción de Instalaciones y Equipamiento de CORPOELEC, siempre y cuando se disponga de suficientes recursos presupuestarios y técnicos para su ejecución, conceptualmente éste proceso podría ser de fácil implementación por el hecho de que el país disponía – hasta el inicio de la crisis eléctrica en el año 2.007 – de una Infraestructura Operativa robusta y acorde a los requerimientos de consumo planificados y adicionalmente, que en los últimos años CORPOELEC ha invertido en nuevas maquinarias de generación termoeléctrica; no obstante (a) la presencia de deficiencias operativas ocasionadas o por  trabajos inconclusos o no apropiados, y (b) que tampoco se hayan adelantado las inversiones previstas en mejorar y expandir la infraestructura de transmisión y distribución de energía eléctrica, (c) ni culminado los proyectos hidroeléctricos o (d) los trabajos asociados al suministro de combustible para las plantas de generación termoeléctrica.  

Es de esperar que una vez resueltos los problemas de:

(a)  los “trabajos pendientes” de los servicios asociados a instalaciones de suministro y transporte del combustible apropiado para los grupos de generación termoeléctrica y la reparación y expansión de la infraestructura de transmisión y distribución de energía eléctrica a nivel nacional,  así como también

(b)  los trabajos de “alineación” y coordinación del control operacional entre los diferentes equipos e instalaciones tanto al interno de las Plantas de Generación Termoeléctrica, como con el Sistema Nacional de Despacho,

sea posible disponer en un plazo prudencial de energía eléctrica confiable para su distribución a los consumidores – generada por Plantas Termoeléctricas que son equivalentes a la generación firme hidroeléctrica del Río Caroní –; siempre y cuando de acuerdo con lo expuesto, hayan logrado ser resueltos los problemas de producción y/o suministro de combustibles termoeléctricos, por parte de la Industria Petrolera Nacional. El asunto crisis del S.E.N. forma parte del asunto crisis energética nacional. 

2)    De acuerdo con la descripción expuesta en ese Enfoque No 01, el problema principal para resolver la actual situación de crisis del S.E.N. e iniciar los trabajos de Reconstrucción de la Infraestructura Operativa del S.E.N., se centraría en disponer de suficientes recursos presupuestarios para la Reconstrucción de Instalaciones y Equipamiento de CORPOELEC; comentario que no es de feliz aplicación, porque es un hecho indiscutible que el Estado Venezolano – por la crítica situación del país –, bien sea o por medio del actual Gobierno Nacional o del futuro que actúe bajo “un proceso de transición política”, no dispone ni dispondrá de manera inmediata de recursos para acometer Planes de Reconstrucción de Infraestructura de ningún tipo.  

Es de esperar que una vez determinados el alcance de los presupuestos dirigidos a solucionar los problemas del área social de la población, los recursos presupuestarios disponibles serán muy limitados y deberán ser dirigidos, hacia una porción de las instalaciones críticas del S.E.N.; en particular, aquellas relacionadas con (a) el control de operaciones y (b) la operatividad de los Sistemas Nacionales de Transmisión y Distribución de Energía Eléctrica, y (c) no a la capacidad de generación de energía.  

3)    Aclarada esta orientación, es ineludible que dentro de las acciones a implementar y esencialmente por ésta limitación de recursos presupuestarios, sea de importancia capital proceder con prontitud a la búsqueda de “nuevos agentes operativos y financieros”, que contribuyan y faciliten la posibilidad de solucionar la situación de crisis del S.E.N.; tanto recursos como “agentes”, son de procedencia foránea. 

4)    En el caso de los “nuevos agentes financieros” es apropiado señalar que las instituciones financieras destinadas a facilitar recursos monetarios a los países, para acometer o trabajos de reconstrucción o de adecuación de la infraestructura energética, como son las instituciones multilaterales y regionales de desarrollo (BM, FMI, BID, CAF, IFC), las agencias bilaterales destinadas a créditos de exportación y la banca comercial especializada en bonos y fondos energéticos, requieren, como orientación primordial para otorgar sus servicios financieros, que los países hayan emprendido: (a) reformas institucionales y del marco legal y regulatorio que se encuentren dirigidas hacia una operación del sector energético bajo el criterio de “mercado abierto” y adicionalmente, con mecanismos claros de ajuste tarifario, y en menor atención, (b) mejoras de aspecto ambiental y de seguridad de operaciones del sector energético; y en el caso de Venezuela, éstas serían de especial atención.

Y como primera circunstancia se tiene: que los países dispongan en condición operativa de una Ley Orgánica del Sector Eléctrico que cumpla con las mencionadas orientaciones; y es hacia el cumplimiento de éste objetivo, que el Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV) a través de la Comisión Eléctrica de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, Mecánica y Profesiones Afines (AVIEM), ha entregado a la Asamblea Nacional una Propuesta de Modificaciones y Recomendaciones al Proyecto de Ley Orgánica del Sector Eléctrico – 2.016. 

5)    Por ésta razón, de carencia de presupuesto y porque es necesaria también la búsqueda de “nuevos agentes operativos”, independientemente de que el esfuerzo principal sea dirigido hacia ejecutar el alcance del (a) Programa de Reconstrucción de la Infraestructura Operativa del S.E.N., es preciso, durante ese plazo para la transición política de treinta y seis (36) meses, adelantar y ejecutar unas acciones en paralelo, que se encuentran relacionadas con (b) los Procesos de Reforma del Mercado Eléctrico Nacional y que definirán (c) el Nuevo Marco Regulatorio del S.E.N; y éstos dos (2) últimos, con alcances y definiciones de operación, que se encuentran previstos en esa Propuesta de Modificaciones y Recomendaciones a la LOSE 2.016. 

6)    De acuerdo con lo expuesto, es apropiado comentar que el Marco Regulatorio del S.E.N. se estructuraría a partir de Reglas de Operación del Mercado Eléctrico – de carácter muy preciso y con amplia aceptación por los agentes que intervengan en la operación del S.E.N. – que se agrupan con prelación jerárquica y de acuerdo a: (a) Bases del Mercado, (b) Manuales de Prácticas de Mercado (cálculo, instrucciones, reglas), (c) Guías Operativas (fórmulas y procedimientos) y (d) Criterios y procedimientos de operación. Es evidente que para la elaboración de éste Marco Regulatorio, se requiere de la ejecución de trabajos de consultoría técnica, comercial, gerencial y legal, que implica la participación de firmas especializadas en el tema de Operación del Mercado Eléctrico Mayorista y del Mercado Regulado. 

El Proceso de Reforma del Mercado Eléctrico Nacional será el destinado para definir los mecanismos de gestión y legales que aseguren y permitan lograr un equilibro, tanto (a) para profundizar en el compromiso de coordinación del Estado sobre los Mercados Eléctrico Mayorista y Regulado, como (b) en ampliar la participación de la inversión privada en todos los eslabones de la cadena industrial del sector eléctrico – los “nuevos agentes operativos” –; entre otras cosas – y ésta es una porción de la perspectiva para resolver la crisis del S.E.N. –, porque es a partir de una manifiesta y verdadera intención de cambio de las políticas actuales del Estado Venezolano, en cuanto al modelo económico y productivo del país, que se definirá la estructura y orientación del “gobierno alternativo a la situación actual”.  

7)    En consecuencia, en la evaluación de los mencionados escenarios para acometer los trabajos de Reconstrucción de la Infraestructura Operativa del S.E.N. y por las condiciones tan difíciles y precarias como las que atraviesa el país, se debe prestar especial atención, no sólo a las condiciones ocasionadas por la situación actual, sino que es un “hecho real” que para poder alcanzar niveles aceptables de gobernabilidad, ése “gobierno alternativo” tendrá que contar con la participación de “nuevos agentes operativos y financieros”, y la forma para cumplir con la coordinación de éste objetivo, es por medio de iniciar con prontitud el Proceso de Reforma del Mercado Eléctrico Nacional orientado hacia un “régimen de libre competencia” y asegurar lograr con la implantación del correspondiente Marco Regulatorio del S.E.N., disponer de una “estructura legal atractiva” a las instituciones financieras internacionales y los organismos de soporte a la gobernabilidad, para facilitar recursos monetarios, que:  

(a)  garantice y oriente la transferencia de nuevas inversiones privadas hacia la expansión de la Infraestructura Operativa del S.E.N.;

(b)  asegure el soporte por parte de organismos multilaterales para la transferencia del suficiente suministro de “fondos no necesariamente pagables” y la apertura a las posibilidades de “financiamiento blando” para la contratación de los servicios de consultoría, relacionados con:

                    i.     la implantación del Marco Regulatorio, y

                   ii.     la modificación de las condiciones de MONOPOLIO de la Empresa Estatal encargada de la operación del S.E.N. – CORPOELEC –, la adecuación de su estructura empresarial para la escisión en unidades de negocios” y empresas regionales y orientarla y prepararla hacia el nuevo “régimen de libre competencia”; y

(c)  promueva la consecución de “fondos adicionales” de parte de “nuevos agentes operativos y financieros”, para disponer del presupuesto apropiado y emprender la adaptación y mejora de la Infraestructura Operativa de CORPOELEC, y para lo cual existen dos (2) opciones de amplia y comprobada aplicación:

                    i.     o por medio de mecanismos apropiados de contratación de servicios, obras y concesiones – BOT, ROT, Gerencia, concesiones, etc. –, lograr acceder y compartir nuevas fuentes de financiamiento e inversiones de capital,

                   ii.     o por medio de la aprobación de modelos de gestión pública – leyes y reglamentos de asociaciones público/privadas –, para adelantar la eventual “transferencia de propiedad” hacia inversiones privadas, de una porción de la infraestructura de operaciones y de comercialización operada por el Estado. 

Como conclusión de la evaluación de los mencionados escenarios para (a) acometer los trabajos de Reconstrucción de la Infraestructura Operativa del S.E.N. y (b) adelantar en paralelo los Procesos de Reforma del Mercado Eléctrico Nacional, ambos relacionadas con las acciones a implementar por “un gobierno alternativo a la situación actual” y lograr encauzar en el momento oportuno, las acciones para superar la grave crisis que afecta el S.E.N. y que se expande, tanto a los sectores de servicios, industriales y comerciales como a los residenciales – sectores que en su conjunto, son los esenciales para el desarrollo de las actividades productivas de la Nación y que fortalecen el crecimiento económico y la prosperidad de los habitantes –, el objetivo de éste enfoque es:   

Primero.             por un lado, de disponer en vigencia y completa operación de una “estructura legal atractiva” que asegure captar de organismos multilaterales e instituciones financieras la transferencia del suficiente suministro de fondos, para desarrollar por parte de firmas especializadas en el tema de Operación del Mercado Eléctrico Mayorista y del Mercado Regulado, los trabajos de consultoría técnica, comercial, gerencial y legal requeridos en la implantación del Nuevo Marco Regulatorio del S.E.N., y por ende, de un Plan de Adaptación de la Estructura Empresarial, Organizativa y Gerencial de CORPOELEC – trabajos a ser ejecutados, durante el plazo de transición política de treinta y seis (36) meses –,  

Segundo.           y por otro, que en el futuro cercano, ésta “estructura legal” – discutida y aprobada con los mecanismos de la democracia – garantice y oriente la transferencia de inversiones privadas, (a) de manera factible para adelantar una porción del Programa de Reconstrucción de la Infraestructura Operativa del S.E.N., y en un futuro próximo (b) asegure el desarrollo de la Nueva Infraestructura Operativa del S.E.N.. 

La adecuada y exitosa aplicación del Programa de Reconstrucción de la Infraestructura Operativa del S.E.N, sólo será posible con el impulso de “un proceso por etapas pero concurrente”, que sea cimentado: (a) en un profundo cambio en las políticas actuales del Estado Venezolano en cuanto al modelo económico y productivo del país – y que debería coincidir con la estructura y orientación del “gobierno alternativo a la situación actual” –, (b) así como en la política de aseguramiento energético general de la Nación, y todo lo anterior cimentado, (c) en el restablecimiento de la institucionalidad y la legalidad constitucional en todos los ámbitos de funcionamiento del Estado y la Sociedad.                

 

Noviembre/2.018 ; barruchi@cantv.net

Leer más...

Enrique Krauze: “El líder populista toca resortes muy primitivos”

EL PAIS
 
En un continente de caudillos, donde nacionalismo y revolución han sido dominantes desde las independencias, proclamarse públicamente liberal tiene algo de quijotesco, pero el historiador mexicano Enrique Krauze (Ciudad de México, 1947) asume el riesgo y su último libro, El pueblo soy yo (editorial Debate), es toda una declaración de principios. El autor de Biografía del poder estuvo recientemente en Madrid para presentar su obra y un documental, con el mismo título, sobre Venezuela, un país que conoce bien y sobre el que opina que “estamos asistiendo a su muerte”. En El pueblo soy yo, Krauze traza una anatomía del poder en América Latina y advierte contra el auge del populismo en nuestros días.

PREGUNTA. ¿Qué es para usted el populismo?
RESPUESTA. Básicamente es una forma de dominación donde un caudillo carismático llega al poder por la legítima vía de los votos y luego establece un contacto directo con sectores amplísimos de la población que termina por subvertir las instituciones de la democracia y las libertades. El populismo no tiene una identidad ideológica.
R. No, para mí es el hechizo de ese líder carismático sobre un sector amplísimo del pueblo por encima de las leyes, las instituciones y las libertades propias de la democracia. En el siglo XX el ejemplo más acabado fue el de Juan Domingo y Eva Perón, pero sus características específicas se eclipsaron porque fue un siglo de grandes dictadores de izquierdas y de derechas. Pero cuando cesaron las dictaduras puras y duras, lo que renació sorprendentemente fue el populismo.
P. ¿Las redes sociales tienen parte de culpa en esta actualización del populismo?
R. Inciden muy poderosamente. ¿Cómo explicar el fenómeno Donald Trump o el Brexit sin las redes sociales? Pero el primer brote populista del siglo XXI fue el de Hugo Chávez y todavía no había redes sociales. El hechizo de Chávez sobre el pueblo venezolano se realizó con su presencia a todo lo largo y ancho del país y, sobre todo, en la televisión. Lo que es fundamental es el uso del micrófono y de la imagen. Ahora en el siglo XXI es todo eso junto a las redes sociales, pero lo fundamental es la comunicación hipnótica de un líder con la gente. Y el líder promete el paraíso en la Tierra; no promete mejorar la sociedad. Va más allá. Promete redimirla. Tocan resortes muy primitivos y profundos de los seres humanos como la aspiración religiosa, así que su atracción es tan antigua como la humanidad.
P. En su libro defiende que el éxito del hombre fuerte, del caudillo, en América Latina tiene una raíz española.
R. Un historiador extraordinario, Richard Morse, maestro mío que murió en 2001, sostenía que la raíz profunda de esta veneración por la figura del monarca y del hombre fuerte viene de la tradición española, en particular de la filosofía postulada por Francisco Suárez, jesuita, que simplificada consiste en que Dios le da la soberanía plena al pueblo, pero el pueblo entrega el poder al monarca. Si el monarca falla gravemente, la salida es el tiranicidio, postulado por otro jesuita, el padre Mariana. Estas teorías que parecen caducas sobreviven en el subsuelo mental de América Latina, dice Morse. Eso explica por qué un día Octavio Paz me dijo esta frase que nunca escribió: “Enrique, desengáñese usted, México nunca se consolará de no haber sido una monarquía”. México siempre ha tenido monarcas-presidentes, desde Porfirio Díaz hasta todos los del PRI. Si a esto se aúna la tradición del siglo XIX de los hombres fuertes, si se unen las dos imágenes, la del monarca y la del caudillo, ¿qué lugar queda para la democracia liberal? Muy poco.
P. Defíname a tres populistas: Trump, Chávez y López Obrador.
“Todo fanatismo de la identidad conduce a la violencia. La única manera de salir de la trampa es la libertad, la tolerancia”
R. En el libro también hablo de Fidel Castro, aunque no se le puede considerar un populista. Pero sí tuvo su momento muy al principio, citaba a Jesús a cada paso. Los cubanos, y no solo ellos —mi generación completa—, lo veían como un redentor del continente. Bolívar y Martí hechos uno en Fidel. El populismo llega al mismo punto, como estamos viendo en Venezuela, pero más lento. Si las dictaduras estrangulan, el populismo desangra. Trump es el ejemplo paradigmático: el populista toma el micrófono, moviliza, divide a la sociedad entre buenos y malos y finalmente subvierte el orden democrático. Está por verse qué va a ocurrir con López Obrador. Tiene un aura religiosa, una misión genuinamente sentida por él de salvar al pueblo mexicano de sus males: la corrupción, la violencia, la inseguridad, la impunidad, la desigualdad, la pobreza. Sinceramente, cree que puede hacer un cambio profundísimo, y 30 millones de mexicanos lo creen también. Su triunfo es absolutamente legítimo. Lo único que le reclamo es que por encima de la democracia está la libertad.
P. ¿Está eso en peligro en México?
R. Creo que existe el riesgo de una libertad de expresión acotada. Ahora bien, creo que López Obrador va a tener un sentido de tolerancia, de prudencia, a la luz de los fracasos que los Gobiernos populistas han tenido en el mundo, para comportarse con un sentido mucho más republicano. No lo podemos saber… Pero México no es Venezuela. Tiene una economía globalizada, con problemas, sin duda, pero con crecimiento. Venezuela ha tenido siempre una economía extremadamente dependiente del petróleo. México tiene una frontera con EE UU, tiene el tratado de libre comercio, y por otro lado Chávez era un militar y López Obrador no. El militarismo venezolano es muy acerado, en México no. Las diferencias son muy grandes. Ahora, si nos vamos al estilo personal, a todos estos líderes les caracteriza algo que sí creo que comparten: que con ellos empieza una etapa histórica, no un cambio del Gobierno, sino un cambio de régimen. Y no necesitamos un cambio de régimen, necesitamos un Gobierno que gobierne bien.
R. Creo que se van a llevar bien… A Trump le simpatizan las figuras fuertes y López Obrador lo es. Creo que va a tener una actitud de dignidad, va a entender que si Trump quiere adoptar posturas discriminatorias, va a poder apelar a su base, que es el país entero. López Obrador es capaz, si Trump se vuelve loco, de organizar una marcha hasta Washington. Espero por su parte una defensa mucho más activa de los mexicanos allá. México no puede ser rehén del racismo de Trump.
P. Trump ha defendido en la ONU el patriotismo frente a la globalización. ¿Adónde estamos yendo?
R. Todo fanatismo de la identidad conduce a la violencia. La única manera de salir de la trampa de la identidad fanática es la libertad entendida como la entendieron desde los griegos hasta los padres fundadores de Estados Unidos: una actitud natural de respeto a la individualidad y de empatía o tolerancia hacia los otros. Ahí donde un grupo de personas declara que el “nosotros” es superior al “ustedes” están dadas las raíces de la violencia.

Leer más...
Hiperinflación y cambio político

    Resultado de imagen para esculpi

    LUIS MANUEL ESCULPI

Todos los pronósticos para el 2019 son verdaderamente alarmantes. Ya la hiperinflación cumplió el año. De acuerdo a estimaciones del Fondo Monetario Internacional la inflación anual puede superar el 1.000.000% . Superaríamos con creces la mayor inflación conocida hasta ahora en América latina, la de Bolivia, en el siglo pasado. Entraríamos en el ranking de unos pocos países que han superado el año con hiperinflación.
Somos junto con Zimbabue las únicas naciones que han conocido estos procesos en el presente siglo. Podemos establecer nuevos récords, le escuche al economista Asdrubal Oliveros señalar dos características originales de la hiperinflación venezolana: somos el único país petrolero donde se ha producido esta situación y además el único donde ha coexistido con la escasez de efectivo.
En diversos foros y entrevistas el economista, profesor universitario y ex ministro Rodrigo Cabezas, ha destacado que la política del gobierno carece de un plan coherente para combatir la inflación. Si bien es cierto, que con los anuncios de Maduro inicialmente en algunos sectores surgieron expectativas favorables, tal como lo reflejó en su momento la encuesta elaborada por la Universidad Católica, a los pocos días esas expectativas se desvanecieron al comprobar que el aumento del salario mínimo se disolvía con el colosal aumento de los precios diariamente.
Ante ese sombrío y dramático panorama el gobierno pretende presentarnos una realidad inexistente, recomendando invertir en oro y petros los escasos recursos que recibiremos como aguinaldos. Jesus Faria reconoce que no han podido con el “flagelo hiperinflacionario” y que lo van a lograr con el incremento de la producción petrolera; cuando es ampliamente conocida la gravísima situación por la que atraviesa la industria como consecuencia del mal manejo y de la corrupción.
La organización de las Naciones Unidas (FAO) en un informe presentado recientemente,señaló que en nuestro país es el de mayor aumento el hambre y la desnutrición entre el 2016 y el 2018. Ese informe llama particularmente la atención porque hace unos años, esa organización establecía reconocimiento por presuntos resultados a Venezuela en ese renglón.
Los especialistas señalan según la experiencia que abatir la hiperinflación supone el cambio de políticas de quienes gobiernan, o el cambio de los gobiernos, con la rara excepción de Zimbabue que intentó superarla permitiendo el uso de diversas monedas extranjeras.

A pesar,de rumores que circulan sobre la intención del gobierno de adelantar un plan económico integral que tenga como objetivo prioritario atacar el problema principal de la economía, abrigamos serias dudas sobre tal propósito por los dogmas y conceptos de que son prisioneros los integrantes de la cúpula gobernante.
Ese cuadro nos lleva a replantear el tema de la necesaria unidad de las fuerzas democráticas para enfrentar la dramática situación económica y social que confrontamos, la exigencia de definir la ruta para alcanzar el cambio político reviste especial importancia en la actualidad.
Diversos voceros de la oposición democrática han anunciado desde hace días la realización de reuniones para avanzar en la dirección señalada, sin embargo se requiere tener sentido de la urgencia acorde con las necesidades planteadas. Por su parte el Frente Amplio ha venido desarrollando un conjunto de iniciativas, sumamente importantes, entre ellas las realizaciones de Congresos regionales que culminarán con la celebración del evento nacional este mismo mes.

Todas esas actividades son necesarias y relevantes, pero la reconstitución de una dirección política que asuma la conducción de la oposición democrática constituye una prioridad inaplazable. Pareciera simple esa constatación, hasta ahora ha sido imposible resolverla. Inexplicablemente.

Leer más...