miércoles, 23 de abril de 2014

El debate sobre el diálogo

 Alexis Ortiz

“Uno no negocia con amigos sino con enemigos”
Yitzhak Rabin

 


Si el excelso Rabin, que fue un héroe nacional de Israel, murió asesinado por un fanático desorbitado por los acuerdos de paz logrados con Palestina, es poco lo que podemos esperar de la racionalidad humana. Aunque eso no nos releva de la responsabilidad de intentar explicarnos las cosas con un mínimo de serenidad, sin dejarnos dominar por la rabia, siempre tan odiosa como inútil.

Mucho se ha despotricado contra la decisión de la MUD de aceptar sentarse en una mesa de diálogo con los capitostes del castrochavismo. Los héroes de internet y los que quieren dirigir a la oposición desde Manhattan, han llegado hasta calificar de traidores, vendidos y otras lindezas, a los líderes que accedieron a conversar.
La verdad es que este diálogo imperfecto fue posible por el heroísmo callejero de los estudiantes, que puso en evidencia la textura totalitaria, entreguista a los cubanos comunistas, represiva e incompetente para gobernar, del fracasado régimen Maduro-Diosdado-hermanos Castro.
La oposición asume un diálogo que para el gobierno es un truco para ganar tiempo, por un cúmulo de razones:
Primera. La gente democrática está naturalmente inclinada a dialogar para resolver los conflictos de modo civilizado.
Segunda. Contra su propia naturaleza opresiva, el gobierno se vio obligado a conversar, por la presión internacional, el fracaso de su gestión de gobierno y porque ya ni la represión, ni el soborno social, le aseguran controlar el descontento de la gente.
Tercera. La oposición va también al diálogo porque así lo recomiendan los aliados democráticos de todas partes. En verdad no podíamos aparecer frente al mundo como obtusos recalcitrantes, que no saben valorar la complejidad de una política de enfrentamiento al totalitarismo.
Cuarta. Y va al diálogo porque es el reclamo de más del 80% de los venezolanos, obstinados de la escasez, la inseguridad, el deterioro general del país y sobre todo el odio y la división social, sembrados por el castrochavismo.
Ahora bien, debe quedar claro que el diálogo no excluye la movilización popular. No desestimula sino impulsa la movilización popular (organizada y sin peligrosas improvisaciones), potencia la exposición de un programa democrático y moderno para gobernar, alternativo al fracaso del castrochavismo y combina las formas de lucha: negociaciones, movilizaciones en la calle, táctica electoral, reclamo de libertad para los presos políticos  y cualquier otra pacífica pertinente.
Pero como la lucha es larga y la salida de nuestra pesadilla no está a la vuelta de la esquina, hoy se debe poner el acento en el diálogo que más nos interesa:
El diálogo deliberado, masivo y ordenado con el pueblo y los dirigentes populares chavistas, porque ellos también son víctimas del desastre que produjo el comediante eterno y sus herederos.

Leer más...

martes, 22 de abril de 2014

RAMÓN GUILLERMO AVELEDO: "LO IMPORTANTE ES QUE EL DIÁLOGO DE RESULTADOS"

                                                

 

Prensa Unidad Venezuela (22.04.14).- El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Ramón Guillermo Aveledo, señaló durante la reunión sostenida hoy con los representantes del Foro Penal Venezolano la importancia del seguimiento del  diálogo con el gobierno nacional y manifestó la necesidad de que estos encuentros tuviesen resultados, ya que, ésta era la única forma de garantizarle al pueblo venezolano su factibilidad.
“Aquí lo importante es que el diálogo de resultados, y en mi opinión se han logrado avances, aunque sean menos de los esperados. Lo importante es mostrar respuestas que de verdad sean contundentes para los venezolanos. El diálogo sólo será útil si da resultados”, indicó el Secretario. 
De igual manera expresó que la siguiente reunión de diálogo con el gobierno nacional sería el día jueves de esta semana, y afirmó que ese y todos los demás encuentros que se realizaran no serían televisados en cadena nacional por un tema de factibilidad en el avance de las propuestas y soluciones.
“Como se dijo desde el principio sólo la primera reunión del diálogo sería pública y televisada en cadena nacional, en las siguientes reuniones sólo se informará el tema a tratar y en seguida se dirán los resultados, pero no serán televisadas. Si hubiese alguna otra que se acordara pública, se hará saber inmediatamente. Es importante que los venezolanos recuerden que para nosotros poder avanzar en materia de acuerdos, es más fácil no estar frente a las cámaras”, manifestó.
También expresó que en la próxima reunión con el gobierno nacional, se insistiría en la concreción de dos encuentros importantes. El primero, entre el gobierno con los estudiantes y el segundo, un encuentro entre el gobierno y los trabajadores.  
“Vamos a insistir en dos encuentros significativos, el primero es el encuentro del gobierno con los estudiantes y el segundo es el diálogo del gobierno con los trabajadores y por supuesto en algunas de estas reuniones será necesaria la presencia de los representantes de la ONG  y de todos los que les corresponde apoyar y defender esta causa”, finalizó.   
Por otra parte, calificó la reunión sostenida con el Foro Penal Venezolano, como un encuentro positivo, porque dialogar siempre es positivo.
 Asimismo dejó constancia de su diferencia, en cuanto a la apreciación de los representantes del FPV, quienes calificaron la existencia de una Comisión de la Verdad como un “retraso” a los procesos que se venían sosteniendo en la Fiscalía General de la República y en los distintos tribunales del país.
“Ellos expresaron su opinión con respecto a lo referente a la creación de una Comisión de la Verdad, y a pesar de mi discrepancia con esto, considero que toda opinión es válida y debe ser tomada en cuenta.  Dijeron tener preocupación porque una comisión de la verdad pueda significar un retraso en los procesos que ellos vienen sosteniendo ante la Fiscalía General de la República y en los tribunales, sin embargo, hay muchas personas que piensan que como en Venezuela no se hace justicia, es necesario constituir unas instituciones independientes que revelen la verdad de los hechos”, expresó.
Con respecto a la Ley de Amnistía señaló que la Mesa de la Unidad Democrática insistiría en su aprobación, ya fuese por medio de la recolección de firmas, por medio de movilizaciones o cualquier otro tipo de respaldo.
“Nosotros vamos a insistir en la Ley de Amnistía ante el país, vamos a salir a movilizar o a recoger firmas o a buscar cualquier tipo de respaldo, ya que, esta Ley representa la manera más fácil de tratar todos los casos de injusticia. Ahora eso no quiere decir que hasta que no se apruebe la Ley de Amnistía nosotros no vamos a seguir trabajando y luchando por  la libertad de los presos políticos, sería una bobería no buscar alternativas”, sentenció el dirigente de la Unidad. 
En la misma línea de escuchar los planteamientos provenientes de las Organizaciones no Gubernamentales,  Aveledo sostuvo también una reunión con los representantes del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello, estando en todas acompañado por los diputados Delsa Solórzano, coordinadora de la Comisión de Derechos Humanos de la Unidad y el diputado Miguel Pizarro.  

Leer más...
LA OPOSICIÓN VENEZOLANA PIDE AL GOBIERNO RECTIFICACIÓN ECONÓMICA PROFUNDA

 

 Los dirigentes opositores venezolanos Ramón Guillermo Aveledo y Julio Borges pidieron hoy que la “ofensiva económica” que ha anunciado el presidente Nicolás Maduro implique una “rectificación profunda” para en el corto plazo disminuir la escasez y la inflación.
“Si la ofensiva económica no trae una rectificación profunda, será una ofensa anti-económica: más escasez, más inflación, más pobreza”, advirtió Aveledo, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que reúne a los partidos opositores.
Maduro tiene previsto lanzar hoy una “ofensiva económica” tras afirmar días atrás que incluiría el apartado productivo, la lucha contra el desabastecimiento y el control de los precios, además de una “revolución fiscal”.
Aveledo añadió que si esa iniciativa se limita a un incremento de los impuestos, entonces afectará aún más a la ciudadanía y no solo a los sectores productivos nacionales.
“Subir impuestos es más plata para un gobierno dispendioso y menos para que el emprendedor invierta y para que el consumidor compre”, reiteró el dirigente de la MUD en la red social Twitter.
El coordinador nacional del partido Primero Justicia (PJ), Julio Borges, declaró a su vez en el canal privado Venevisión que Maduro unirá al país si centra el “foco principal del cambio económico” en aumentar la producción nacional para disminuir las importaciones.
“Ojalá haga bueno lo que está prometiendo (…); el orgullo de tener productos hechos en Venezuela unirá a los venezolanos en este momento” en que Maduro denuncia que la oposición le declaró una “guerra económica”, cuando en realidad, según Borges, “el problema es que el Gobierno no ha sabido cómo gastar el dinero”.
“En la medida en que veamos -prosiguió- que el Gobierno está haciendo cosas a favor del país lo vamos a apoyar, pero es el Gobierno el que tiene que apretarse el cinturón y no pedírselo a la ciudadanía”.
El dirigente del partido de Henrique Capriles, candidato presidencial de la MUD en las dos últimas elecciones presidenciales, criticó que en la actualidad “se esté trayendo todo de afuera”.
“Es por eso que los precios son tan caros y es por eso que Venezuela tiene la inflación más alta del mundo, en momentos en que tenemos el mayor ingreso de la historia”, agregó en alusión al petróleo, la principal fuente de divisas del país, industria controlada por el Gobierno.
La MUD ha exigido insistentemente al Gobierno publicar los índices inflacionario y de escasez de productos básicos correspondientes a marzo, que sostiene ha ocultado deliberadamente.
La inflación subió un 2,4 % en febrero y elevó el índice interanual a 57,3 %, según indicó el BCV el 14 de marzo pasado.
“Se le hace un daño enorme al país cuando sus autoridades se encargan de ocultar” tal información y ello “no se puede aceptar sin reclamar”, remarcó la MUD la semana pasada. EFE

Leer más...

Américo Martín: “Esta vez el tiempo corre contra el gobierno”

 

 MARU MORALES | MMORALESP@EL-NACIONAL.COM | @MORAPIN
PERFIL
Abogado. Escritor. Exguerrillero en la década de los sesenta. Integrante de la Mesa de Negociación y Acuerdos 2002-2004. Militó en AD y en el MIR
Américo Martín formó parte de la representación de la Coordinadora Democrática, en la Mesa de Negociación y Acuerdos de 2002-2004, que sentó a dialogar al gobierno del fallecido Hugo Chávez con la oposición, ante la crisis de gobernabilidad suscitada en aquel entonces.
12 años después, Martín reflexiona sobre ambos procesos, sus diferencias y semejanzas, y las oportunidades que se abren ahora, con espectadores tanto internos como externos que observan con otros ojos al gobierno, ahora encabezado por Nicolás Maduro, y a la oposición apoyada en una nueva plataforma política como lo es la Mesa de Unidad Democrática.
“El mensaje del expresidente Lula, gran aliado de Hugo Chávez, es muy importante. Él exhorta a Maduro a formar un gobierno de coalición en el entendido de que esa fórmula sería la única que posibilitaría bajar tensiones y encontrar salidas rápidas y concertadas a los problemas más apremiantes. Aunque en el contexto de polarización política actual la fórmula de Lula es francamente inviable, revela que desde el exterior se percibe que el gobierno venezolano no está en condiciones de afrontar la crisis y que Maduro no puede responder a la coyuntura por sí solo”, afirma Martín.
Uno de los aspectos que el exmilitante de la izquierda radical de los años sesenta considera fundamental para lograr el éxito de esta nueva iniciativa de diálogo es la moderación del lenguaje: “Maduro tiene que usar un lenguaje en el que las palabras se apeguen a los hechos, un lenguaje de respeto. Como diría el filósofo africano Léopold Sédar Senghor, debe ajustar el signo al sentido”.
Martín respeta las posturas más radicales que niegan toda posibilidad de diálogo gobierno-oposición, pero no las comparte.
“Desde el año 452 después de Cristo, cuando León I El Magno se reunió con el sanguinario Atila y negoció con él para que no entrara a saquear a Roma, la historia se ha encargado de ratificar que hasta en las situaciones más complejas de confrontación el diálogo es la respuesta. León I cedió, pero logró el retiro de Atila. En Venezuela lo que se busca con estos acercamientos es frenar una catástrofe social que nos arrastre a todos. Si el gobierno se sigue equivocando, reprimiendo, insultando y hablando con el lenguaje de Diosdado Cabello, afectará negativamente la percepción de los suyos y de sus aliados sobre su real compromiso con resolver la crisis”, vaticina.
—Visto en perspectiva, 12 años después ¿cuáles fueron los aciertos de la Mesa de Negociación y Acuerdos de 2002-2004?—El principal acierto fue que esa Mesa logró su objetivo. La tarea central encomendada fue lograr una salida pacífica, constitucional y electoral a la crisis de aquel momento. Eso se logró con la convocatoria y realización del referendo revocatorio.
—¿Cuáles fueron los desaciertos?—Una consecuencia negativa fue que la dinámica de la Mesa de Negociación le permitió al gobierno adoptar una política de ganar tiempo y aplazar aspectos del debate que también eran importantes. Sin embargo, creo que fue la pérdida de fuerza de la oposición, a raíz del decaimiento del paro general indefinido, lo que le bajó la presión al gobierno para aplicar las otras medidas que habían acordado bajo la facilitación de la OEA, el PNUD y el Centro Carter.
—El desarme de la población y la comisión de la verdad…—Así es. El gobierno se sintió fuerte frente a una oposición que se embarcó en un paro indefinido sin objetivos ni metas, más allá del paro mismo. Eso debilitó y dividió a la oposición transitoriamente, lo cual, a su vez, impidió que se hiciera seguimiento a la concreción de los otros acuerdos. El fracaso de ese paro repercutió en la actitud y en la fortaleza del gobierno.
—¿Cuáles diferencias advierte entre aquel proceso de diálogo y el actual?—Ahora se nota algo importante: el gobierno está debilitado en su base de respaldo, en lo económico y sobre todo ha perdido coherencia en sus decisiones. Ellos reconocen esa debilidad y por eso aceptaron, bajo la presión de la Unasur, la idea de un diálogo. En este momento hay grandes contradicciones que hacen que el gobierno se incline más a negociar.
—¿Cómo ve el papel de la Unasur y del Vaticano como facilitadores?—No hay que olvidar que la idea del gobierno era traer a la Unasur para que lo respaldara y condenara el supuesto golpe de Estado. Sin embargo, la extraordinaria lucha de los estudiantes permitió al mundo conocer atropellos a los derechos humanos y la represión de protestas pacíficas. Eso llevó a la Unasur a colocarse en una posición más o menos equidistante. La Unasur no vino, como quería Maduro, a respaldar al gobierno, sino que se inclinó por un diálogo en condiciones de igualdad. Eso era muy parecido a lo que pedía la MUD, que era tener al Vaticano como tercero de buena fe para que sirviera de facilitador. Finalmente se logró la facilitación mixta.
—¿Qué se puede resaltar de los primeros encuentros?—El gobierno insiste en que no está negociando; eso genera poca credibilidad en ellos, porque ¿qué es lo que está haciendo en esa mesa si no es negociar? La falta de un lenguaje franco es lo que le impide al gobierno ir al fondo del problema. Además, ahora tratan de satanizar la palabra negociación, y dicen que negociar es una traición pero no recuerdan, o no quieren recordar, que Chávez negoció y que la instancia creada para resolver aquella crisis se llamaba Mesa de Negociación y Acuerdos. En la primera reunión en cadena nacional quedó en evidencia el malestar, la causa de las manifestaciones estudiantiles, vecinales y de los trabajadores. No es un malestar impuesto por una maquinación golpista, sino a una crisis profunda y real que la representación de la MUD demostró ante los delegados internacionales y ante el país con cifras, y que además el gobierno no rebatió.
—¿Podría Maduro aplicar la misma fórmula de Chávez y usar el diálogo para ganar tiempo?En aquella ocasión el tiempo estaba a favor del gobierno, esta vez el tiempo corre en su contra porque todos los problemas se están agravando. Organismos internacionales proyectan que Venezuela decrecerá 0,5% este año 1% el próximo, ¡estaremos en el último lugar de AméricaLatina! Además, todo indica que se repetirá la escandalosa tasa de inflación de 2013. Es un coctel explosivo. El gobierno no puede estar interesado en que eso avance; necesita llegar a acuerdos. Tienen el tiempo en contra, a diferencia de 2002. Podríamos decir que el gobierno va contra la corriente, mientras la oposición va con la corriente.
—¿Así como el paro debilitó a la oposición en 2002-2004, no cree que las divergencias frente al diálogo podrían debilitar a la oposición de 2014?—El hecho de haberse sentado a dialogar ya es un éxito de la oposición. Claro que siempre hay riesgos cuando hay desacuerdos internos. Es evidente el desacuerdo de la MUD ante el diálogo. Nadie puede decir de antemano que este diálogo tendrá éxitos, pero tampoco es dable aceptar que el reto de ir a una nueva mesa de negociaciones, bajo la mirada del mundo, será negativa. El mundo entero se enteró de que la oposición es mucho más responsable, más seria y más profunda que la representación gobierno. Además, quedó claro que los argumentos del gobierno de un golpe, de una guerra económica, de una conspiración no eran más que la propaganda unilateral de un gobierno que domina los medios de comunicación. La oposición demostró que el malestar se debía al fracaso del modelo.
—La negativa de Antonio Ledezma, María Corina Machado y de Voluntad Popular a participar en el diálogo es percibida como una fractura de la MUD.—Cierto que Ledezma, María Corina y Leopoldo tienen posiciones menos confiadas frente al diálogo, pero ninguno ha repudiado el hecho de que los que fueron a la reunión se hayan sentado. Si se dan resultados tangibles, estoy seguro de que ellos van a acercar más sus posiciones a este diálogo. Por otra parte, la lucha estudiantil no ha perjudicado las conversaciones, sino que las ha reforzado; posiciones como las de Juan Requesens, de defender la posibilidad de dar la lucha en la mesa y en la calle, son importantes. Toda la representación de la MUD que acudió a la primera reunión envió su abrazo y saludo emocionado a los estudiantes, al tiempo que enfatizaron que no los representaban. Eso desmontó cualquier discurso que apuntara hacia el supuesto de que la MUD estaba ahí en contra de la voluntad de los estudiantes a pesar de ser sus voceros.
—¿De qué dependen los resultados?—Dependerán principalmente de la actitud del gobierno, que es el que tiene que abrir el compás: ¿negará la ley de amnistía? ¿Les dirá a los delegados que no cesará en la represión? Puede hacerlo, pero eso mermará su imagen internacional.
—Si esta mesa nos llevara a un nuevo revocatorio como en 2004, ¿quién tendría más oportunidad, el gobierno o la oposición?—Si ese fuera el acuerdo de la Mesa, así habría que tomarlo; ese o cualquier otro acuerdo que representara soluciones de fondo. Ahora, el gobierno no ha estado interesado en esa opción porque sabe que la oposición tiene potencial electoral en este momento.
—Para un país agobiado por la inflación, la escasez y la inseguridad personal, ver resultados a corto plazo es imperativo. ¿Cuánto tiempo se necesita para ver acuerdos concretos?—El trabajo de la Mesa de 2002-2004 se extendió por tantos meses porque sus logros fueron progresivos. Se fue avanzando desde un acuerdo hacia el siguiente. En este caso, primero habría que ver si es posible obtener un logro y cuál sería. Todo depende del gobierno porque es el que está obligado a ofrecer, debido a que el malestar es producto de su mala gestión. Si Maduro venciera las presiones internas que lo paralizan y neutralizan, tomaría conciencia de que debe comenzar por atacar los problemas más sensibles: los presos políticos y los estudiantes detenidos, encarcelados, torturados. Él tiene en sus manos una ley de amnistía; aprobarla sería un resultado concreto que puede promover Maduro en el corto plazo. Si ese resultado se da, sería un gran logro. Lo otro tiene que ver con el restablecimiento de los mecanismos democráticos, el garantizar el respeto a los derechos humanos, políticos, sociales.
—¿Qué puede hacer este nuevo diálogo para resolver los problemas cotidianos de la gente?—Si se logran unos primeros resultados que la gente perciba como favorables habrá una expectativa mayor de que se puedan ahondar otros problemas, relacionados con la democracia y la economía. Discutir, por ejemplo, con profundidad, la naturaleza de la crisis y el menoscabo de las instituciones democráticas. Lo que pasa es que hasta ahora el gobierno sigue hablando en un lenguaje confuso.
—¿Qué podría torpedear el diálogo?—Aunque el lenguaje es importante para crear un clima favorable al diálogo, lo fundamental son los hechos. El lenguaje en sí mismo no puede torpedear el diálogo: si Maduro dice que Chávez es más grande que Bolívar y Napoleón pero suelta a los presos políticos, eso generaría buena impresión. Puede decir cualquier cosa para tranquilizar a sus radicales internos, lo importante son los hechos. 
El DatoEl 29 de mayo de 2003 la oposición y el gobierno acordaron, entre otros puntos, realizar un referendo revocatorio, propiciar la autonomía de los poderes públicos, desarmar a la población civil, constituir la comisión de la verdad, elegir un árbitro electoral imparcial y crear una comisión de enlace para hacer seguimiento al plan de desarme.

Leer más...

MUD rechaza que Cabello presida comisión de la verdad

Luego del primer consenso del diálogo entre el gobierno y la oposición, a saber, que se amplíe la comisión de la verdad, la MUD se reunió para definir la agenda de trabajo y las propuestas que llevarán al tercer encuentro con el gobierno, que podría realizarse hoy, también en privado. Se acordó pedir que esta comisión no esté presidida ni integrada exclusivamente por parlamentarios. Eso descarta a su actual presidente, Diosdado Cabello. Sectores del oficialismo, sin embargo, insisten en que la comisión se mantenga dentro del Parlamento.
“Hay voluntad para hacer una comisión verdaderamente independiente y no parlamentaria. Quien la presida debe tener el respeto de todo el país”, señaló el secretario general de Primero Justicia, Tomás Guanipa.
El presidente de Copei, Roberto Enríquez, dijo que insistirán en la aprobación de la ley de amnistía, pero mientras eso ocurre “se acordó ir avanzando caso a caso”.
El secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, confirmó que pronto se nombrará la junta médica que fue convenida para hacer una evaluación de la salud del Iván Simonovis. Dijo que pedirán que se haga el jueves la audiencia con las víctimas del 11 de abril de 2002, otro punto acordado.
La MUD exigirá que el trabajo de los comités de postulaciones para la renovación de los poderes públicos sea equilibrado.
Mesas. El Foro Penal Venezolano podría ser invitado a las mesas de trabajo gobierno-MUD, junto con otras ONG.  Hoy se efectuará la reunión entre el FPV y la Mesa de la Unidad
Los aliados del PSUV no han sido informados sobre la constitución de esas mesas de trabajo. “Ante la derrota, la burguesía busca consenso, por lo que instamos al pueblo a estar alertas y defender las conquistas sociales”, alertó el secretario de Solidaridad Internacional del PCV, Youl Yabour.
Aunque apoyan el diálogo, el PCV y PPT cuestionan una ley de anmistía general y solo aceptarían, al igual que el PSUV, que se evalúen casos de “perdón” “solo y únicamente si queda demostrado que es por razones humanitarias”, sin indicar nombres de virtuales beneficiarios.
Yabour dijo: “Una anmistía, propuesta por la MUD, es institucionalizar la impunidad. En 2002 participaron en un golpe y en 2014 han incurrido en violencia, en hechos de lesa humanidad, así que no se pueden perdonar delitos”.
PPT sí propuso nombres para las mesas de diálogo e incluso para la comisión de la verdad y se inclina por la renovación del CNE, el TSJ y la Contraloría General.  El concejal Vladimir Miró mencionó para el diálogo al embajador Freddy Gutiérrez, el dirigente comunitario Roland Dennis y el historiador Waldimir Acosta: “Apoyamos la ampliación de las mesas de trabajo y que las iniciativas sean aprobadas en consenso. Los partidos de izquierda deben tener presencia, más si hay evidencias de que la derecha azuza la violencia”.
Preocupación
En la oposición y en el oficialismo hay preocupación por el problema económico. Primero Justicia rechazó la reforma fiscal que “solo busca quitar dinero del bolsillo de los venezolanos”. PPT abogó por una reforma fiscal que peche a quienes ganen más, en especial al sistema financiero.
Copei y PJ exigieron al gobierno un aumento general de sueldos para aliviar los efectos de la crisis económica. El PCV marchará el 1° de Mayo, Día del Trabajador, con la exigencia de cambios en las políticas financieras y laborales. 
PPT también exigió al gobierno la publicación de la lista de empresas de maletín que recibieron 20 millardos de dólares, y que se investiguen los bancos privados y públicos que sirvieron de intermediarios. 
El Dato
Voluntad Popular dijo que el objetivo principal del diálogo debe ser impulsar la transición hacia la democracia y que de lo contrario solo es un “jabón” para lavarle la cara al régimen. 
El dirigente nacional del partido, Freddy Guevara, insistió en que deben existir ciertas condiciones para sentarse a dialogar: que no se repriman las protestas, que dejen de perseguir a estudiantes y que se liberen a los presos políticos. 

Leer más...

María Corina Machado introduce amparo contra Diosdado Cabello

EL UNIVERSAL

 

María Corina Machado, diputada desincorporada de la Asamblea Nacional, acudió ayer al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para introducir un recurso de amparo constitucional contra Diosdado Cabello, presidente del Parlamento, por impedirle entrar al hemiciclo legislativo.
La dirigente también introdujo una solicitud de amparo cautelar para que, mientras el tribunal responde a la solicitud de amparo, Machado pueda ingresar al Parlamento y ocupar su curul.
El abogado de Machado, Tomás Arias, explicó que impedir a la vocera de la oposición ingresar a la plenaria de diputados "viola su derecho al debido proceso (...), en tanto y en cuanto ningún procedimiento se estableció para el fin de la medida", indicó de acuerdo a nota de prensa.
Arias agregó que la acción adelantada por Cabello en contra de Machado va en contra de los derechos políticos de la dirigente, pues al haber ganado las elecciones a las que se postuló (las parlamentarias del 2010) "el Estado debe facilitarle el ejercicio de sus funciones y no conculcarle sus potestades y prerrogativas", dijo el jurista.
Arias indicó que "también es violado el derecho a un trato igual, sin discriminación, entre los parlamentarios, pues tanto Adel El Zabayar (quien dejó su curul el año pasado para formar parte del ejército de Siria) y Diosdado Cabello (militar activo) violan la Constitución al ejercer 'funciones no cónsonas' con la actividad parlamentaria y aun así no se han tenido las mismas consecuencias".

Registro de atropellos
Por su parte, Machado dijo que aunque no confía en la justicia venezolana, acudió al TSJ "para dejar un registro de los atropellos que ha cometido este régimen", porque "habrá justicia y es importante que queden evidencias y pruebas", al tiempo que recordó que llevar adelante acciones en las instancias internas son necesarias si luego se desean ejecutar acciones fuera del país.
"Todos sabemos que lo que ha ocurrido al expulsarme a la fuerza de la Asamblea Nacional es un hecho monstruoso, que viola la Constitución y que no tiene un precedente en la historia de Venezuela. No solamente se violan mis derechos humanos y garantías constitucionales, sino sobre todo los de los miles de venezolanos que votaron por mí para que yo fuera su voz y de los millones a quienes me toca y es mi obligación representar", expuso Machado.
También agregó que Diosdado Cabello no tiene ninguna potestad para desconocer que ella es diputada a la Asamblea Nacional.
"Me quieren callar porque yo soy la voz de ustedes, de los venezolanos que no tienen voz, de estos estudiantes que están hoy detenidos y torturados, de sus madres, de sus amigos, de los empleados públicos. Pero seguiré en la calle acompañándolos y llevando su voz por el mundo entero, porque es mi deber como su diputada, como venezolana", enfatizó la parlamentaria.
La junta directiva del Parlamento separó a María Corina Machado de sus funciones como diputada de la Asamblea Nacional después de que ésta interviniera en la Organización de Estados Americanos como invitada por Panamá, un mecanismo que, asegura, se ha usado permanentemente en el organismo. 

Leer más...
EL DIÁLOGO Y LA CALLE

 

CARLOS MACHADO ALLISON |  
EL UNIVERSAL
Observamos el primer encuentro entre el gobierno y la oposición. Resultó ser lo que esperaba: (1) Maduro habló como en todas sus cadenas; (2) El VP que actuaba como moderador, hizo comentarios poco neutrales. El moderador debería haber sido el Nuncio o uno de los representantes de Unasur; (3) Aveledo habló como lo que es, un caballero; (4) Los representantes del gobierno tenían una chuleta: el imaginario golpe que les estaban fraguando violentos de la oposición, logros revolucionarios y la exigencia de ser reconocidos; (5) La oposición pidió lo esperado: que pongan en libertad a los presos políticos, que funcione la justicia, que cese la violencia contra los estudiantes y que se respete la Constitución. Ramos Allup habló duro: los golpes los dan los militares, no los civiles; Capriles fue el mismo de siempre y su discurso fue consistente, quizás debió hablar antes y no cuando la teleaudiencia mermaba por lo avanzado de la hora; (6) Los que sólo saben insultar y mandar, pues hicieron eso mismo.


Deben ser escuchados...
Parte de la oposición no participó. Sus razones tendrán. Los estudiantes no quieren sentarse junto a sus verdugos, pero desean tener un derecho de palabra en las próximas reuniones. También pienso que el Foro Penal y otras ONG, que miden la violencia y las torturas, deberían ser escuchadas. Algunos analistas dibujan escenarios, entre ellos el plausible "aflojamiento" en lo económico para tratar de reducir la escasez de dólares, la falta de inversión y la baja producción, la escasez de alimentos y, si les alcanza, abatir la tasa de inflación. Pero dentro del gobierno existen más de una corriente, duros que no les gusta eso de la apertura y diálogo con los productores, ya que piensan que lo único que hace viable la revolución es la destrucción económica. Otros piensas que pueden seguir siendo duros en materia política, con presos y bombas lacrimógenas, pero abiertos a mejorar el desempeño económico. 
Creo que el diálogo es útil y normal. Absurdo y peligroso fueron 15 años sin encuentros. Fue anormal el hacerlo en cadena, pero como temían que los acusaran de "pactar" cualquier cosa, no hubo alternativa. Al hacerlo público se dijeron cosas sabidas y posiblemente se dejaron de decir otras. Pactar no es ningún delito en la política, en Europa y en Estados Unidos, en Brasil, Colombia o México, parlamentos y gobiernos "pactan", se ponen de acuerdo para desarrollar alguna política pública en salud, alimentación, seguridad, servicios públicos, etc... Conversar y actuar no tiene nada de novedoso. Miles de huelgas se han dirimido en dos terrenos, cese de actividades con protesta y negociación de términos contractuales. Aquí el gran patrono es el gobierno, así que es lícito que la oposición actúe en dos o más frentes para lograr sus peticiones. La pelota está en manos del gobierno, ellos son los que pueden mitigar la violencia y dar un mensaje de paz con la libertad de los presos y cambios en la economía para estimular la producción nacional.
Carlosmach2013@gmail.com
Leer más...