jueves, 23 de marzo de 2017

PARTIDOS POLITICOS MAYORITARIOS DE ESPAÑA (PP,PSOE Y CIUDADANOS) DIERON APOYO AL INFORME DEL SEC. GENERAL DE LA OEA

Representantes de tres de los partidos mayoritarios en España -PP, PSOE y Ciudadanos- y un grupo de opositores venezolanos dieron hoy su apoyo en Madrid al informe del SG de la OEA, Luis Almagro, y reclamaron la activación de la Carta Democrática en Venezuela.
Diputados de esos tres partidos intervinieron en un acto en la sede de la Asociación de la Prensa, en el que señalaron que sus respectivas formaciones están dispuestas a promover iniciativas para activar la Carta Democrática.
Se trata de una herramienta de la Organización de Estados Americanos (OEA) que impone sanciones a los países donde se registren rupturas del orden democrático.
“España está en la lucha por la libertad de Venezuela y de otras dictaduras desde el día uno”, afirmó el diputado del gubernamental PP (conservador) José Ramón García, quien añadió que “el pueblo de Venezuela no puede ser un rehén de Nicolás Maduro”.
Para García, “habrá una Venezuela democrática muy pronto”, ya que, según explicó, “el lobo totalitario -en referencia al presidente Maduro- no puede esconderse más”.
En esto coincidió también el diputado por el partido de Ciudadanos (liberales) Fernando Maura, quien afirmó que “muchos españoles que votan a otros partidos también apoyan la lucha en Venezuela”.
Por su parte, el parlamentario socialista (PSOE) Antonio Gutiérrez Limones señaló que sus correligionarios, los expresidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, “se han implicado directamente en ayudar a Venezuela” y que lo harán también cuando llegue el tiempo de la “reconciliación”.
Los opositores venezolanos pidieron al Ejecutivo español “ayuda en la recta final”, para que los venezolanos puedan decidir su futuro en unas elecciones.
“Los venezolanos se enfrentan a una época muy oscura, frente a esto todos los partidos democráticos tenemos que permanecer unidos”, afirmó el líder opositor Lester Toledo del partido Voluntad Popular -al que también pertenece el opositor encarcelado Leopoldo López-.
Según el informe elaborado por Almagro, para el restablecimiento del “hilo democrático” en Venezuela es necesario que se convoquen elecciones, se libere a los presos políticos -un total de 104, según la oposición- y se abra un canal humanitario para que alimentos y medicinas puedan llegar al país.
Desde marzo de 2014, la oposición venezolana reclama la aplicación en su país de la Carta Democrática Interamericana, un proceso que Almagro puso en marcha en mayo de 2016, pero que finalmente no fue aprobado. EFE
Leer más...

Julio Borges: Carta Democrática es la intervención del pueblo con el voto


          borges

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, rechazó este jueves las declaraciones del primer mandatario nacional, Nicolás Maduro, quien acusó de traición a la patria a los diputados de oposición que aprobaron un acuerdo para apoyar la reactivación de la Carta Democrática a Venezuela, reseña Unión Radio.
Borges afirmó que la presión internacional está apuntando a solicitar elecciones en Venezuela, de allí que el jefe de Estado arremeta contra la oposición.
“La Carta Democrática no tiene nada que ver con intervención extranjera, intervención militar, sino todo lo contrario, es una ley que lo que pide es la intervención del pueblo venezolano a través del voto para reordenar el caos de país que estamos viviendo”, dijo.
Para Borges el gobierno no puede seguir huyendo de la realidad ”y la realidad lo está encontrando, y todo el mundo y América lo tiene en la mira, no para una intervención, sino para que se hagan elecciones, el gobierno no tiene escape, tiene la cuenta regresiva encima”.

Leer más...
LAS DOS VENEZUELA


ALBERTO BARRERA TYSZKA

También las relaciones internacionales dependen de la fe. Una experiencia tan frágil y misteriosa sostiene en buena medida la geopolítica del planeta. Todo parte del mismo principio: confiar en el otro. Aunque sea mínimamente. Creer o suponer que el otro está diciendo la verdad. Cuando los funcionaros del gobierno de Venezuela declaran en la sede de la Organización de las Naciones Unidas en Ginebra, la mayoría de los venezolanos necesitamos una traducción simultánea. No entendemos nada de lo que dicen. Ellos hablan de otro país, de un país que no conocemos, que no existe. Los vemos y escuchamos y solo quisiéramos tener la oportunidad de ponerle subtítulos a sus palabras para que el mundo lea la realidad que no pronuncia nuestro gobierno.
Tarek William Saab, quien ocupa el más alto cargo en la Defensoría del Pueblo, estuvo en la ONU y expresó su voluntad de “ser un actor fundamental para la protección y defensa de los derechos humanos”. Sin embargo, no dijo nada sobre la OLHP: un plan represivo, paradójicamente llamado Operaciones de Liberación Humanista del Pueblo, que permite a los militares y a la policía actuar arbitrariamente, con violencia e impunidad, en los sectores populares. Todas las organizaciones de derechos humanos del país han cuestionado las detenciones arbitrarias, las desapariciones y los homicidios ejecutados por estos comandos armados. Se ha denunciado que se comportan como grupos de exterminio, los oficiales llevan máscaras de calaveras sobre sus rostros y actúan como si tuvieran licencia para matar.
Las alertas en contra de las OLHP son cada vez más numerosas. Hay incluso casos de masacres, desapariciones o asesinatos de grupos, como el ocurrido en la población de Barlovento en el año 2016. El saldo fue de doce jóvenes en fosas comunes. De eso no habló el Defensor del Pueblo en Ginebra. Ese país no existe.
Iris Varela es la ministra para el Servicio Penitenciario. También ella viajó a Ginebra y estuvo en la reunión de la ONU. Ahí habló de cómo el gobierno ha logrado “pacificar” y “dignificar” los centros penitenciarios del país. Las cifras oficiales aseguran que no hay hacinamiento carcelario pero, según la organización Observatorio Venezolano de Prisiones, los datos reales son otros: la cantidad de reclusos casi duplica la capacidad de las instalaciones. De esto no habló la ministra Iris Valera.
Tampoco mencionó que, justo en esos mismos días, las excavaciones realizadas en uno de los principales reclusorios del país seguían tropezándose con restos humanos. En la Penitenciaría General de Venezuela, cerrada hace cinco meses, se ha encontrado una fosa común donde, hasta el momento, han aparecido 14 cuerpos. Aseguran que podrían ser veinte.
Esta prisión venía siendo objeto de diversos cuestionamientos desde hace mucho tiempo. Humberto Prado, director del OVP, afirma que ya en el año 2009 denunciaron casos de desapariciones en dicho centro de reclusión. Según esta organización, “la realidad de las cárceles en nuestro país es que el Estado le ha entregado su control a grupos armados de internos”.
Iris Varela no dijo en Ginebra que, en algunas cárceles del país, controladas por capos que han hecho de la ilegalidad una industria, se puede encontrar una discoteca, una piscina, una agencia bancaria, un zoológico, una pizzería, una pista de motocross… y también, por supuesto, una fosa llena de cadáveres. Ese país tampoco existe para el gobierno.
El embajador venezolano ante la ONU en Ginebra se llama Jorge Valero. Él asegura que todos los cuestionamientos sobre el estado de las libertades en Venezuela forman parte de una “campaña mediática”. Declara que en el país no hay presos políticos sino terroristas encarcelados. Sin embargo, las estadísticas del Foro Penal Venezolano son muy distintas: solo en el año 2016 hubo 2732 arrestos políticos. Aparte de los dirigentes políticos más conocidos, como Leopoldo López, Daniel Ceballos o Yon Goicoechea, existen más de cien detenidos por razones políticas, la mayoría enjuiciados por tribunales militares, de manera anticonstitucional. Algunos tienen incluso órdenes de libertad, expedidas por jueces civiles, que no han sido acatadas por las autoridades. De esto no habla Jorge Valero. Tampoco menciona al diputado Gilber Caro, que fue encarcelado, una violación a su inmunidad parlamentaria, sin la presentación de una acusación formal. O al professor universitario Santiago Guevara, detenido y acusado de traición a la patria por haber participado en una reunión en una panadería. Valero no dice nada de ese país. No lo nombra. En Ginebra, sin pestañear, afirma que “no es cierto que en Venezuela se restrinjan las libertades, sino más bien se respetan escrupulosamente”. ¿Qué se puede hacer con quien miente sin pudor, con tanta facilidad?
El discurso oficial del gobierno venezolano afirma que no hay crisis sino conspiración, que no hay escasez, que no hay hambre. Asegura que la justicia es transparente, que hay equilibrio de poderes, que las instituciones tienen independencia. La realidad confirma lo contrario. Las cifras no oficiales señalan que no somos un país sino un derrumbe. Las encuestas muestran que los venezolanos queremos un cambio. Pero, mientras tanto, el gobierno sigue hablando en una lengua incomprensible, ejerciendo la violencia. Cada vez más, su idioma más claro es la represión.
Los organismos internacionales y los demás países del mundo, más temprano que tarde, tendrán que decidir con cuál de estos dos países se comprometen. Pueden ser, con su silencio, cómplices de la élite que controla el poder. O pueden ser activamente solidarios con quienes, padecen las consecuencias del poder. Cada vez hay menos matices. O están con la Venezuela pomposa que declara en Ginebra, o con la Venezuela urgente que aparece en los subtítulos. Ante el fracaso del diálogo, se hace indispensable la presión extranjera para buscar una salida democrática, justa y transparente. No se trata de una invasión. Solo es necesario apoyar a la Venezuela que sí quiere contarse a través de los votos, al país que exige que haya elecciones.

Leer más...

miércoles, 22 de marzo de 2017


LA REBELIÓN ELECTORAL

Trino Marquez

La estrategia de Nicolás Maduro para mantenerse en el poder tiene en la suspensión de las elecciones en todos los campos de la vida democrática, uno de sus ejes. La UCV lleva casi cinco años sin realizar comicios para elegir las autoridades rectorales. En la CTV no se efectúan consultas desde hace largo tiempo. En otros sindicatos, gremios y federaciones importantes, cuyos procesos electorales deben ser supervisados por el CNE, tampoco se ha llamado a votar. Las elecciones de gobernadores, que debieron haberse efectuado el año pasado, de acuerdo con la Constitución,  fueron suspendidas indefinidamente. Inventaron una excusa caza-bobos: que no podían realizarse durante el mismo año el referendo revocatorio y la escogencia de los mandatarios regionales.   Las de alcaldes, previstas para 2017, también según la Carta Magna, tampoco se vislumbran en el panorama.

El tránsito hacia una dictadura desembozada pasa por crear la ilusión de que en algún momento en el futuro se consultará la opinión popular, pero teniendo la convicción de que ese veredicto jamás se solicitará. Maduro carece del coraje de Fidel Castro, quien desde el comienzo de la Revolución Cubana dijo con cinismo: elecciones para qué. Había bajado de Sierra Maestra con el firme propósito de adueñarse del poder de forma vitalicia y lo logró gracias al apoyo de la Unión Soviética. Maduro carece del respaldo de un imperio equivalente. Los chinos aún no tienen la estatura mundial que tuvieron los soviéticos durante la Guerra Fría y tampoco lucen muy interesados en mantener  un títere en tierras latinoamericanas. Si se desata una presión desde distintos flancos para obligar al régimen a convocar elecciones, no serán los asiáticos quienes salgan en auxilio del autócrata tropical. Tampoco serán  los rusos de Putin.

Sabemos que problemas como la inflación, la escasez, el desabastecimiento y la inseguridad personal, no van a resolverse con las elecciones. Pero, sin acudir a las urnas comiciales ninguno de esos dramas podrá solucionarse porque para superarlos hay que cambiar de gobierno, y lo más sano y sensato resulta sustituirlo por la vía electoral. Bien lo dice Luis Almagro, el valiente secretario general de la OEA: las elecciones cambian gobiernos. Su misión fundamental consiste en lograr el tránsito pacífico de un gobierno a otro. Cuando la sustitución no es pacífica, sino violenta, al final, pasada la tempestad, tiene que haber elecciones para que la nueva élite gobernante se legitime y estabilice. Así es que, como de todas maneras habrá comicios, lo mejor es ahorrarse el trago amargo de la violencia. Entonces, el reto de la oposición venezolana consiste en crear la atmósfera que obligue a Maduro a convocar los comicios y encontrarle una salida democrática y soberana a la fenomenal crisis nacional.

Esta atmósfera, lamentablemente, no podrá crearse si no se estimula al mismo tiempo un clima de confrontación y reto a la arrogancia hegemónica de las instituciones del  régimen. Ejercer una oposición débil y sumisa solo sirve para que, de vez en cuando, José Vicente Rangel elogie a los dirigentes en su programa dominical por Televen. Sin embargo, en la práctica resulta inofensiva e ineficaz. El CNE, por paradójico que parezca, actúa como el  instrumento del régimen para silenciar la voz del pueblo. Si ese cuerpo cediera, acudiría al TSJ, bufete privado de Miraflores.

Si, también de acuerdo con la Constitución, la soberanía reside en el pueblo, quien la ejerce de manera directa a través del sufragio, ¿por qué no activar el proceso electoral realizando, en primer lugar, unas primarias para escoger los candidatos opositores, y después las elecciones contempladas en la Carta Fundamental, ignoradas por un régimen colocado en contra de la legalidad?

La oposición ejercida por Hugo Chávez y sus seguidores contra los gobiernos democráticos fue tenaz. Tanto, que siempre exaltó el 27-F, fecha trágica para la nación y la democracia, y organizó dos golpes de Estado. Jamás les otorgó concesiones a sus adversarios. En un ambiente diferente y con propósitos diametralmente distintos, la oposición organizada en torno de la MUD posee el derecho y la legitimidad de convocar una consulta nacional para elegir sus candidatos a gobernadores y, llegado el momento, realizar unas elecciones paralelas que desenmascaren la arbitrariedad del régimen.

La presión interna, articulada a la acción internacional, obligarán a Maduro a negociar y ceder. El acatamiento obsecuente a decisiones arbitrarias sólo provoca derrotas y frustración. Los estudiantes de la UCV demostraron en qué consiste la rebelión electoral.

@trinomarquezc



Leer más...
ALMAGRO, UN DEMÓCRATA HACIENDO LO QUE TOCA HACER

                                                 Resultado de imagen para luis almagro

Emilio Nouel V.

Una real comprensión de la tragedia política que ha vivido en sus últimos años Venezuela ha costado mucho a quienes desde más allá de nuestras fronteras la observan.
La Comunidad internacional ha tardado en reconocer en toda su dimensión la crisis, dejando a su suerte a los demócratas venezolanos, con sus aciertos y errores.
La OEA, institución multilateral necesaria que debe velar por el derecho a la democracia de los pueblos de nuestro continente, hasta hace poco no había asumido plenamente el caso Venezuela. Los países que la integran, en general, habían  volteado hacia otro lado, por distintas razones e intereses. Una percepción equivocada de la naturaleza del gobierno chavista y de la crisis, por un lado, y por otro, las coaliciones político-ideológicas que se configuraron en la región, hoy redefinidas como consecuencia de los cambios políticos que han tenido lugar en países muy importantes, perjudicaron la lucha por impedir que se consolidara el autoritarismo y se  recuperara la democracia en nuestro país. 

La llegada del uruguayo Luis Almagro a la Secretaría General de la OEA ha significado un punto de inflexión sustancial. La inercia anterior dejó mucho que desear.  El descuido y la inacción de Secretario General que precedió a Almagro, en no poco contribuyeron a que cogiera vuelo el chavismo en la región.
Con el uruguayo, ese cargo experimentó una transformación esencial, principalmente, moral. De forma adecuada ha usado sus atribuciones legales para hacer efectivos el derecho a la democracia y la vigencia de los DDHH en el drama venezolano.
El compromiso sincero y consecuente de Almagro con las libertades, su generosidad y valentía y, sobre todo, su estatura ética, han quedado patentizados en 2 Informes sobre la grave situación política y social de Venezuela. Con rigurosidad, objetividad y un alto sentido de la responsabilidad que le ha tocado, el Secretario General del ente hemisférico ha descrito el cuadro cierto de un país casi destruido, que de no ejercerse presión sobre él desde fuera, va a crear problemas serios a la región. 
Hay todavía margen para medidas e iniciativas que eviten sanciones extremas en el marco de la Carta Democrática Interamericana, entre las cuales no está, como dice mentirosamente el gobierno para asustar a la gente desinformada, la invasión militar. En manos de los gobiernos del continente está la oportunidad de evitar males mayores no solo para el sufrido pueblo venezolano, también para el resto de los países vecinos que podrían verse afectados con una desestabilización política y consecuente caos social en Venezuela.
Almagro ha percibido y medido de manera correcta tal riesgo. En sus certeras palabras están las claves de una salida democrática y pacífica para nuestro país, que en definitiva, es la que los venezolanos anhelamos. 
Ya no queda otro camino. Se necesita que los países de la región demuestren unidad y que las 33 naciones adopten una postura en favor de la defensa de la democracia agredida.”, ha dicho Almagro. 
Ojalá los gobiernos de la OEA lo acompañen en la adopción de las decisiones urgentes que deben tomarse frente  a la tiranía chavista.  

Emilio Nouel V.

@ENouelV


Leer más...

Almagro: Esquema de persecución sigue a los venezolanos a todas partes

 
La diplomacia venezolana no deja de sorprender. Hace unos meses los asistentes al Examen Periódico Universal de la ONU, en Ginebra, quedaron perplejos cuando al culminar la intervención de Venezuela, la delegación oficial estalló en aplausos. Un gesto fuera del protocolo. Ayer, la representante interina de la misión venezolana en la OEA, Carmen Luisa Velásquez, al inicio de la rueda de prensa del secretario general de la OEA, Luis Almagro, irrumpió junto con Lilian Tintori, Patricia de Ceballos y Oriana Goicochea, familiares de presos políticos.
Velásquez le quitó el derecho de palabra al presentador de la actividad, para acusar a Almagro de violar las normas que rigen el cargo de secretario general y usar los derechos humanos con fines políticos. Además, leyó la queja oficial que presentó ante el Consejo Permanente.
“Venimos a protestar enérgicamente esta rueda de prensa. No se pueden hacer actos proselitistas en la organización. Estas personas (Tintori, Ceballos y Goicochea) representan al partido Voluntad Popular que es la oposición más radical, que se ha negado a dialogar. En consultas realizadas con la mayoría de los Estados miembros podemos decir que hay un malestar con este accionar del secretario general. Estamos evaluando si nos presentamos a las reuniones de la Comisión Interamericana de esta semana”.
Almagro se mantuvo inalterable. Tintori tomó algunos apuntes. Ceballos entrelazó los dedos sobre la mesa. Y Goicochea escuchó atentamente. Nadie interrumpió a la funcionaria.
Irrebatible. Una vez culminado el episodio, el secretario general tildó de penoso que luego de haber presentado un informe de 172 páginas y otro de 75 páginas, en las que se denuncian graves violaciones a los derechos humanos en Venezuela, “ningún hecho, ninguna línea de esos informes han sido rebatidos” por el gobierno. “Lo único que hemos escuchado son amenazas”, dijo.
Para Almagro, la irrupción de Velásquez fue reveladora: “Esta intervención me convence de que ese esquema de persecución que sufren venezolanos, los sigue a todas partes, aun dentro de las mismas oficinas de la OEA”.
El secretario de la OEA salió al paso a la advertencia de Velásquez de no concurrir a las sesiones de la Comisión Interamericana pautadas para esta semana: “Los familiares lo que han señalado es su apoyo a la Carta Interamericana, eso no tiene que ver con los procedimiento que están en la Comisión. Si Venezuela no va a las audiencias es porque no tiene ganas de ir o no tiene cómo defenderse”.
Dijo que las consultas sobre el segundo informe sobre Venezuela comenzarán esta semana: “Vamos a mantener reuniones con el presidente del Consejo Permanente y coordinaciones nacionales para hablar sobre los pasos a seguir”.
Señaló que si una nación se incomoda por tener que aplicar su propia Constitución, respetar a la Asamblea Nacional, liberar a los presos políticos y garantizar elecciones libres, es el mundo al revés. Y enfatizó: “De una dictadura se sale con elecciones. Así fue en Brasil, Argentina, Uruguay, Chile y España”.
Indicó que en la región ha habido un cambio de actitud hacia Venezuela: “El régimen no tiene más la impunidad que tenía para demonizar a la oposición, para violar derechos políticos. Eso no existe más porque lo estamos denunciando”.
Víctimas. Lilian Tintori aseguró que ninguna acción del gobierno les hará cesar a ella y a los otros familiares de los presos políticos su lucha por lograr su libertad: “Como víctima de un sistema opresor les pido a los países de la OEA que apoyen la democracia”.
Patricia de Ceballos enfatizó que no acudieron a la OEA como activistas de un partido, sino como víctimas de un sistema. Dijo que en Venezuela hay dictadura porque existen 23 presos políticos con boletas de excarcelación que no han sido puestos en libertad, no hay elecciones y las instituciones responden al partido de gobierno.
Hemisferio informado

Hoy y mañana se desarrollarán actividades que permitirán al hemisferio conocer la situación actual de los derechos humanos en Venezuela.
-Hoy partir de las 11:30 am (hora de Venezuela), la OEA acogerá un “panel de discusión sobre la situación política y de derechos humanos”, con participación de Provea, Observatorio de Conflictividad Social, Transparencia Venezuela y Foro Penal.
-Mañana, a partir de las 8:30 am, hora de Venezuela, en el marco del 161 período de sesiones de la Comisión-IDH, se desarrollarán 3 audiencias. La primera, solicitada por el Estado, se titula: “Derecho a la verdad e informe de la Comisión por la Justicia y la Verdad”, con asistencia de Cofavic, Provea y la Vicaría de DDHH. A las 9:45 am procederá la audiencia de “denuncias sobre persecución política en Venezuela” solicitada por el Foro Penal, Un Mundo sin Mordaza, Defensores Activos y el Programa de Refugiados Libre, con participación del Estado. Y a las 11:00 am inicia la audiencia sobre “Acceso a la justicia en Venezuela”, con participación de Cepaz, Transparencia Venezuela, Sinergia, Espacio Público, Acceso a la Justicia, Civilis, Provea, IPYS y el Estado.

Leer más...
Walcott y los banqueros


 
                 IBSEN MARTINEZ

El realismo social del siglo XIX hizo familiar la figura del banquero defraudador que se vuela la tapa de los sesos para escapar a la ignominia. Nuestros banqueros maulas, en cambio, no se suicidan: escapan en vuelo privado. En los petro-Estados no existen ciudadanos sino cazadores de la renta petrolera. Un banquero ambicioso no necesita captar sino a un único depositante: el Estado; esto es, al Gobierno. Si lo logras, aunque solo sea por un semestre fiscal, habrás asegurado el futuro de tus nietos y tus caballos de polo.
Considérese ahora que Hugo Chávez dispuso, sin contraloría alguna y durante tres lustros, del boom de precios del crudo más prolongado en toda la historia de la civilización petrolera. Se quitaba a los banqueros de encima a sombrerazos. La mejor manera que tiene este tipo de banquero de hacerse simpático a su sociedad es patrocinar las bellas artes y estimular la circulación de ideas. Con eso aparta de sus tortuosos manejos la atención pública, digo yo. Al banquero de mi cuento le dio por invitar anualmente a Venezuela a ganadores del Premio Nobel, costear sus conferencias magistrales y presentaciones públicas llamadas “conversatorios”.
A comienzos de 2007 topé en Caracas con el ejecutivo de comunicaciones del banquero anfitrión de los premios Nobel quien me dijo que aquel año invitarían no a uno, sino a dos ganadores del Nobel. “Nos va encantar invitarte a conocerlos”. Pregunté sus nombres y me dijo, como si fuera Peña Nieto: “Ahorita mismo no recuerdo ninguno, pero sí que uno de ellos es trinitario”.
—¿V. S. Naipaul? —traté de precisar, feliz ante la idea de ver y escuchar a un autor que venero.
—¡Ese mismo!
El “trinitario” resultó ser el insuperable autor de Omeros, La abundancia y Sueño en la montaña del mono: Derek Walcott, quien nació en la isla de Santa Lucía, donde murió hace pocos días. El otro prize winner invitado fue Muhammad Yunus, el economista bangladesí que desarrolló el concepto del microcrédito. Cuando llegué a la mansión del banquero, la comidilla era la decepción y el desagrado de Hugo Chávez. El “Comandante Eterno” supo de la llegada de un tipo que hablaba de un banco para pobres y dijo, en su programa de televisión, que él también había tenido la misma idea, así que invitaría a Yunus al palacio de Miraflores.
Su decepción fue mayúscula al comprender que Yunus no era un socialista del siglo XXI sino un “banquero más” que creía en la economía de mercado y en los emprendimientos. Yunus fue el alma de aquella fiesta: le hacían contar una y otra vez su encuentro con Chávez.
Encontré a Walcott sentado, a solas, completamente a solas, en una mesa primorosamente ornada de flores y al fondo del jardín. Era el único invitado vestido con arreglo al trópico: camisa fresca en tono pastel y unos elegantísimos tirantes amarillos. Imagino que la “élite” caraqueña se preguntaba quién había invitado a aquel negro de ojos verdes, ya entrado en sus setenta, pero todavía guapísimo.
Walcott lucía sereno en su soledad, como satisfecho de haberse ganado cabalmente sus honorarios con una conferencia memorable. Lo abordé, desde luego, y me invitó a sentarme. Bromeó sobre el hallarse allí de incógnito y sin que ningún camarero lo tomase en cuenta.
Ordené un par de whiskies y en eso apareció el poeta Leonardo Padrón quien no me dejará mentir cuando digo que lo pasamos estupendamente aquella noche escuchando a Walcott hablar de poesía, mujeres y teatro en una mesa bien rociada y con la rumba de la cultísima burguesía caraqueña como telón de fondo.
@ibsenmartinez
Leer más...