domingo, 2 de agosto de 2015

CARRATU MOLINA SE DISCULPA CON PERIODISTAS

Tras los señalamientos por parte de periodistas venezolanos del sur de Florida sobre supuestas descalificaciones hacia el gremio, el vicealmirante Mario Iván Carratú Molina dijo que sus declaraciones públicas fueron extraídas de contexto y pidió excusas a los profesionales por una mala interpretación.
El militar retirado y exiliado en Miami, dijo que durante la actividad pública hizo referencia al ejercicio periodístico en el gobierno del fallecido expresidente Carlos Andrés Pérez. Aseguró que durante sus funciones como alto oficial de seguridad en el Palacio de Miraflores, de Caracas, fue testigo de entregas de dinero en billetes dentro de bolsas destinado a comunicadores que cubrían la fuente presidencial en ese entonces.
“Mis declaraciones fueron tomadas con pinzas del contexto en el que intervenía, y sí, afirmé que en Venezuela no hay libertad de información […]. Mencioné que durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez la prensa tergiversó la información que salía del Palacio de Miraflores; yo de hecho se lo decía a los reporteros”, declaró.
Argumentó que en la actualidad, en su tierra natal no existe libertad de prensa ante el sometimiento por parte del régimen bolivariano. “La prensa no informa como debe ser porque no puede, la sociedad está desinformada […]. El cerco informativo en Venezuela no me afecta porque yo no vivo allá, afecta a los que están en el país, mi problema es ayudar a Venezuela desde Estados Unidos”, aseveró.
Reiteró su intención de aclarar el mal entendido: “Les ofrezco mis excusas a los periodistas de Miami, no tengo intención de ofenderlos”.
“A los militares les echan basura constantemente y generalizan, sobre eso nosotros no nos hemos quejado cuando nos señalan como si fuéramos todos culpables […]. El problema es que los militares del sur de Florida estamos hablando ahora y eso aterra, nuestro mensaje es para todos los venezolanos”, expresó.
Por otra parte, rechazó su participación en un debate con representantes de la oposición del sur de Florida, invitación consignada después de sus declaraciones emitidas el pasado jueves en un evento desarrollado en Doral.

Leer más...

UNIDAD DEMOCRÁTICA: Cómo ganar la AN, cómo ejercer esa mayoría y cómo conducir a Venezuela       

Con un trío de documentos políticos, aprobados por unanimidad y calificados por algunos como “compromiso histórico”, la Unidad da respuesta a tres preguntas claves: cómo vamos a ganar la Asamblea Nacional, cómo vamos a ejercer esa mayoría y cómo se va a conducir a Venezuela, en el necesario tránsito que va de la construcción de soluciones a la crisis del presente hasta el cambio político de fondo, que promueva un nuevo modelo económico, una sociedad de genuina inclusión, respeto y convivencia, y una democracia verdadera, transparente y funcional:
   
Así nos vamos a organizar para ganar la Asamblea Nacional
   
Acuerdo de conducción y definición de lineamientos generales de la estrategia unitaria de campaña para la nueva Asamblea Nacional
   
La Unidad es el elemento fundamental e indispensable que nos permitirá superar el ventajismo y manipulación del Estado Venezolano para lograr la victoria que merece nuestro pueblo. Razón por la cual asumimos los siguientes compromisos:
  1. Conformaremos un comando único de campaña para diseñar, ejecutar y evaluar la estrategia electoral, a nivel nacional, en cada uno de las 87 circunscripciones electorales y en cada uno de los centros de votación. Las MUD regionales tendrán atribuciones específicas y claras para colaborar en el esfuerzo electoral.
  2. La estrategia y el mensaje de campaña estará basado en la necesidad de dar respuesta efectiva a la crisis social, económica y ética que sirve de marco al colapso del actual régimen, a través del cambio político urgente de gobierno y de modelo económico. Nuestra estrategia será incluyente, promoviendo la Unidad Superior, invocando un cambio que involucre a la mayor cantidad de sectores sociales afectados por esta grave crisis, manteniendo y consolidando el apoyo de nuestra base electoral, y sumando el apoyo de todos o la mayoría de los desilusionados del oficialismo, para lo cual promoveremos activamente la inclusión de sectores sociales en los comandos de campaña, nacional y circuitales. No habrá política de revancha o “tierra arrasada”, y el debate y promoción de los mecanismos constitucionales de cambio político que se ejecutarán desde la Asamblea Nacional se hará siempre desde una perspectiva incluyente que involucre las necesidades y aspiraciones de todos los sectores de la población.
  3. La estrategia unitaria incluirá la presión democrática para exigir elecciones sin presos políticos, exilados o perseguidos, apoyando contundentemente a los familiares y víctimas de la represión.
  4. La estrategia unitaria contemplará la ejecución de mecanismos de presión nacional e internacional para lograr observación electoral calificada y condiciones electorales justas que permitan al pueblo expresarse libremente. La definición de las condiciones electorales prioritarias y la estrategia de presión se acordará en la dirección del comando y se consultará e involucrará a las organizaciones de la sociedad civil cuyo trabajo se ha especializado en la materia. Asumiremos la defensa del voto y los resultados electorales de todos los circuitos. La aceptación de los resultados recaerá en todos los miembros de la dirección ejecutiva de comando quienes deberán tener un criterio común para cada uno de los resultados por circuito.
  5. La estrategia unitaria contemplará la discusión, aprobación y difusión de un Acuerdo Nacional Para el Cambio, que será elaborado por los equipos respectivos de los miembros de la dirección estratégica del comando y aprobado por la dirección del mismo.
Así vamos a ejercer la mayoría en la nueva Asamblea Nacional
Acuerdo de conformación y conducción de la fracción parlamentaria en el poder legislativo en el período 2016-2021
   
Tras la victoria electoral que nos convertiráen mayoría en la AN, trabajaremos incansablemente, más unidos que nunca, para conducir a nuestro pueblo al anhelado cambio que todos necesitamos. Por ello, nos comprometemos a:
  1. Constituir una Fracción Unitaria integrando a todos los diputados electos pertenecientes a nuestra coalición
  2. Garantizar la unidad en la integración de la nueva Junta Directiva de la AN. Nuestros candidatos a integrarla serán fruto del consenso en el seno de la fracción. Las posiciones en la Junta Directiva de la AN, la jefatura y sub jefatura de fracción serán asumidas por diferentes partidos políticos y se garantizarála alternabilidad o rotación en dichos espacios al inicio de cada año. Respetaremos la presencia de las diferentes fracciones del oficialismo en la posición que les corresponda dentro de la Junta Directiva de la AN y en las comisiones parlamentarias
  3. Garantizar la integración proporcional de los miembros y directiva de las Comisiones de la AN, garantizando la presencia de todos los partidos en dichos espacios, e implementando mecanismos que permitan e impulsen la participación de los diputados suplentes en todos los espacios de la actividad parlamentaria, para así reforzar la eficiencia de la Unidad Democrática en el legítimo ejercicio de la Representación Nacional
  4. Mostrar nuestra vocación democrática y nuestros planteamientos dirigidos al rescate político, institucional, económico y social de Venezuela. Además de mostrar y ejecutar la ruta del cambio político, debemos consolidarnos como alternativa política, mostrando nuestra visión compartida de país, a través de instrumentos legislativos y acciones políticas, que muestren con hechos al pueblo venezolano que en nuestras manos el país iráen la senda del progreso.
Así vamos a poner la Asamblea Nacional al servicio del país
Acuerdo para la construcción y ejecución de la Agenda del Cambio desde la nueva Asamblea Nacional
   
Nuestras profundas convicciones democráticas y el tamaño y naturaleza de la crisis que vive Venezuela nos hacen afirmar que nuestros graves problemas éticos, políticos, económicos, y sociales sólo pueden ser solucionados por un gobierno de Unidad Nacional que tenga clara la necesidad de la reconstrucción nacional en lo económico, lo social, lo institucional, lo ético, en el rescate de los valores democráticos y el estado de derecho, para lo cual debemos lograr la reconciliación entre los venezolanos.Las elecciones parlamentarias de este año 2015 son el primer paso para el cambio político que perseguimos: a partir de la victoria de las fuerzas democráticas, el pueblo de Venezuela contarácon una nueva Asamblea Nacional desde la cual abriremos las rutas constitucionales para lograr el cambio. Por lo tanto:
  1. Asumimos como objetivos de nuestro ejercicio político desde la mayoría en la AN ser la real alternativa para solucionar la crisis social, económica, ética, política e institucional por la que atraviesa Venezuela, y transitar desde el Poder Legislativo el camino hacia el cambio político nacional.
  2. Asumimos la responsabilidad de liderar desde la Representación Nacional, ejercida legítimamente por el nuevo poder legislativo, la construcción de soluciones urgentes a los acuciantes problemas que hoy confronta el pueblo venezolano, en materias que van desde el acceso a alimentos y medicinas hasta la inseguridad y la convivencia. Para diseñar, ejecutar y evaluar la implementación de tales soluciones el poder legislativo dirigido por la Nueva Mayoría Nacional convocará absolutamente a todos los venezolanos, a todos los sectores, a todos los poderes públicos. Si representantes de algún poder público intentara obstaculizar o sabotear este urgente proceso de construcción de soluciones a la crisis del país, la Asamblea Nacional explorará y activará los mecanismos que la Constitución Nacional contempla (enmienda constitucional, reforma constitucional, referendo revocatorio o asamblea nacional constituyente) para superar democrática y pacíficamente tal situación, escogiéndose en su momento aquel mecanismo que garantice la mayor participación popular, la mayor estabilidad social e institucional y la menor perturbación posible al proceso de reconciliación nacional y de reconstrucción de la convivencia. Nos comprometemos a impulsar este proceso de construcción de soluciones a la crisis y a la activación de los mecanismos constitucionales para el cambio político que hagan posibles tales soluciones en el primer semestre del 2016, para evitar que la dinámica de las venideras elecciones a Gobernadores distraigan o retrasen estos objetivos nacionales.
  3. Impulsaremos la renovación de los integrantes del CNE y del TSJ, mediante la designación estrictamente apegada a la CRBV de los cargos vacantes o vencidos en ambas instituciones. Revisaremos toda designación realizada mediante mecanismos distintos previstos en la Carta Magna.
  4. Recobraremos y ejerceremos a plenitud las dos misiones fundamentales que la Constitución asigna a la Asamblea Nacional: Legislar y Controlar la Gestión del Poder Ejecutivo. En atención a la primera, la nueva Asamblea Nacional no favorecerá la aprobación caprichosa y rutinaria de Leyes Habilitantes, y por el contrario pondráénfasis en la elaboración de las leyes de acuerdo a los mecanismos y procedimientos estipulados en la Constitución, que obligan a la consulta y debate con todos los sectores sociales afectados por tales normativas en proceso de elaboración. En relación al tema de las atribuciones del poder legislativo en materia de control de gestión del Ejecutivo, las mismas serán ejercidas a plenitud porque son un mandato constitucional y porque son parte esencial de la democracia participativa y protagónica. En ese sentido, la nueva Asamblea Nacional someterá a debate abierto y revisión escrupulosa los acuerdos internacionales suscritos o por ser suscritos por la Nación, sobre todo aquellos que vinculados con endeudamiento o que de cualquier manera afecten el patrimonio nacional, y ejerceremos a plenitud las competencias previstas en el 187 constitucional numeral 10, que establece el derecho del poder legislativo a interpelar a los funcionarios del poder ejecutivo y en caso extremo a destituirlos mediante la aprobación de votos de censura con mayoría calificada. La Asamblea Nacional será de esta manera lo que siempre debió ser: un espacio para el debate civilizado de los grandes temas nacionales, para la búsqueda de soluciones. Por supuesto, a esos efectos será reformado integralmente el Reglamento Interior y de Debates.
  5. Construiremos un Acuerdo Nacional para el Cambio a ser implementado e impulsado desde la nueva Asamblea Nacional. Dicho plan deberácontar con una serie de iniciativas legislativas que deberán ser asumidas de forma inmediata en el plano político, económico y social que incluirán, la aprobación de leyes que permitan, entre otros, el logro de los siguientes objetivos:
5.1.: La liberación de los presos políticos, el retorno de los exiliados y el cese a la persecución política a través de la promulgación de una Ley General de Amnistía y Reconciliación Nacional, norma esta que amparará tanto a los opositores perseguidos, exiliados o presos por razones políticas como a los activistas chavistas de base (ambientalistas, indigenistas, comunitarios, sindicales) que hoy se encuentran perseguidos, judicializados o presos por defender sus derechos.
5.2.: La promoción de la producción nacional de alimentos y medicinas, reivindicando el derecho a la propiedad privada y la libertad de trabajo, garantizando la seguridad jurídica para las inversiones, el respeto a la propiedad privada, cese a expropiaciones, nacionalizaciones y confiscaciones.
5.3.: La adopción de medidas de emergencia para garantizar el abastecimiento de medicinas y alimentos para la población, con énfasis en los sectores más necesitados.
5.4.: Poner cese a toda política oficial de complicidad o acuerdo con bandas hamponiles. Reforma y fortalecimiento del Sistema de Justicia para garantizar su imparcialidad y combatir la impunidad e inseguridad. Impulsar una política de control efectivo del territorio venezolano a través de los organismos de seguridad y defensa del Estado. Promover el desarme de las bandas delictivas y de cualquier otro grupo, reivindicando el monopolio que el Estado debe ejercer de la violencia legal.
5.5.: Regular el uso de los medios de comunicación del Estado, y en particular de aquellos dependientes a la Asamblea Nacional, a fin de que se encuentren al servicio de la libertad de expresión de todos los venezolanos.
5.6.: El rescate de la descentralización política y administrativa.
5.7.: Control sobre los mecanismos de cooperación y acuerdos internacionales, especialmente de aquellos que se han convertido en una carga económica insostenible para nuestra patria.
5.8.: Retomar la autonomía del Banco Central de Venezuela
Este Acuerdo deberá ser aprobado por la Unidad Democrática antes de la elección de la nueva Asamblea Nacional y deberáser difundido bajo criterios estratégicos ante la opinión pública en el marco de la campaña.
  1. Nos comprometemos a mantener candidaturas únicas para los próximos procesos electorales, a saber Gobernaciones y Consejos Legislativos Estadales, Alcaldías y Concejos Municipales y Presidencia. La selección de los candidatos a los cargos ejecutivos y a legislativos nominales se realizarámediante primarias. La distribución de las listas a los cuerpos legislativos se harámediante acuerdo político buscando la incorporación y representación de los sectores de la unidad.

Leer más...
El 6-12, votaré por Valentina

Resultado de imagen para pedro luis echeverria
Pedro Luis Echeverria
Efectivamente, el 6-12 votaré por Valentina, mi nieta de apenas dos años y medio de nacida. Acudiré a votar, persuadido de la enorme responsabilidad que debemos asumir como ciudadanos para procurar, por todos los medios a nuestro alcance, que esta niña, al igual que  todos los niños de Venezuela, tengan la posibilidad de vivir y crecer en un país distinto al que tenemos. Que tengan la oportunidad y la dicha de formarse y hacerse adultos en una nación en la que no predominen la inescrupulosidad, el oscurantismo, la tristeza ciudadana, la mentira, el autoritarismo, la intolerancia y el abuso .Que Valentina y todos los Valentina nacidos y por nacer en Venezuela tengan el derecho inalienable de  desarrollarse en un lugar en donde se  les ofrezca un porvenir y la opción de ser lo que ellos quieran ser, sin imposiciones, ni amedrentamientos de ninguna clase; que puedan ser habitantes de un país con perspectivas, viabilidad y luminoso futuro. Por eso, el 6D, debemos sufragar  por los candidatos de la Unidad que le ofrecen a todos los venezolanos el camino del progreso,la paz,la concordia y la modernidad. El 6D,estaremos dando un decisivo paso en la construcción de una nueva Venezuela y sentando las bases del legado que dejaremos a nuestros hijos y nietos: un país viable, un promisorio mejor futuro, una sociedad justa, equitativa y armoniosa.
Los votantes tenemos la responsabilidad de crear de nuevo nuestro propio orden que ha estado a punto de perderse durante la tenebrosa noche madurochavista; se trata de reconstruir pacientemente los principios y valores democráticos tan golpeados y vituperados durante los largos 16 años  que llevan en el poder.
La unidad de pensamiento y acción de la disidencia nacional frente al régimen, ha sido y es la clave para crear una posición política y psicológica dominantes, de forma tal que el resultado de las elecciones parlamentarias tengan el desenlace previsible y conveniente para el devenir futuro del país, tal como lo anuncian las encuestas de opinión y la sabiduría popular . Eso ha venido ocurriendo y la angustia de la inminente derrota conmueve a los que irremisiblemente se van y a sus acólitos, porqué se saben expulsados por el rechazo a su propia insensatez, ineficacia e intransigencia.
Los incumbentes gobierneros de los curules que próximamente se disputarán en los comicios señalados,se tienen que ir. Los venezolanos,Valentina y todos los niños nacidos y por nacer así lo demandan. Esa gente no representan ninguna opción  para el presente y mucho menos para el futuro. Se irán como llegaron, sin pena ni gloria;representan lo malo, lo inconveniente, el oscurantismo y lo que no queremos para nuestras vidas y sociedad. Son la negacion de lo que merecemos como país,son el pasado, son la nada.Los virtualmente salientes no merecen ser reelectos, la historia de sus malas ejecutorias, complicidades y ominoso silencios ante las iniquidades y desafueros gubernamentales, así lo demuestra.
El 6D le daremos el cese a sus funciones y arbitrios y así, Valentina y todos los niños, por la fuerza de nuestros votos, tendrán la esperanza de crecer y contribuir a la grandeza de Venezuela !que así sea!
Sigamos la marcha, continuemos en el esfuerzo de expulsar del poder a quiénes no merecen detentarlo y estar al frente los destinos del país; pongamos fin a esa descabellada aventura sin norte y destino. Es el tiempo de la definición y la reafirmación de nuestras creencias y convicciones. El 6D es el primer paso hacia ese objetivo. Así ha de ser y así será por Valentina y todos los Valentinas de Venezuela.

 

Leer más...
PDVSA: DIEZ TENDENCIAS ALARMANTES

Resultado de imagen para francisco monaldi
FRANCISCO J. MONALDI

La extraordinaria dotación de recursos petrolíferos de Venezuela y la situación favorable de los precios del crudo durante la última década, que a pesar de su caída reciente aún se encuentran a niveles históricamente altos, contrastan con varias tendencias muy preocupantes que ha venido experimentado la industria petrolera nacional y sobre las cuales es necesario actuar estratégicamente.
Caída en la producción en un periodo en que ha debido crecer aceleradamente. Diversas fuentes difieren en el nivel de producción de Venezuela, pero todas coinciden que el país produce mucho menos petróleo que en el pico de 1998 o incluso que en 2008. Conservadoramente la caída es de unos 750 mil barriles diarios con respecto a su pico (o cerca del 25%), cuando estaba previsto aumentarla en más de dos millones de barriles diarios. En ese mismo periodo casi todos los productores relevantes de crudo incrementaron su producción, aprovechando los altos niveles de rentabilidad generados por los altos precios. Por tanto, la participación de mercado de Venezuela ha caído considerablemente (35% desde el pico), y el país tiene la menor tasa de producción, a nivel mundial, en relación a sus reservas probadas.
Caída de la producción de crudos convencionales, más que proporcional con respecto a la producción total, particularmente de medianos y livianos. Solo parcialmente compensada por el incremento de producción en la Faja. En 1998 la proporción de crudos pesados y extra-pesados era de alrededor del 30% del total, mientras que hoyse aproxima al 60%. La declinación de áreas tradicionales ya tiene más de una década en el Lago de Maracaibo, donde desde 2008 la producción ha caído más de 30% y recientemente se ha acentuado por su rápida caída en los campos más productivos del norte de Monagas(especialmente El Furrial), donde la producción ha colapsado en solo cuatro años en más de 25%. Esto es particularmente problemático porque tales han sido los campos más rentables, las “vacas lecheras” de Pdvsa, y sus crudos son necesarios para diluir los crudos extra-pesados de la Faja, que es la única región que está incrementando su producción. De allí que estemos importando cada vez más crudo liviano de África y productos de Estados Unidos como diluentes. La cesta venezolana es por tanto cada vez más pesada y menos rentable.



La producción propia de Pdvsa cae también más rápido que la producción total, mientras que la producción de las empresas mixtas se ha incrementado levemente, lo que implica que la mezcla de producción genera un menor flujo de caja a Pdvsa, dado que los socios poseen hasta 40% del capital de estas empresas. La proporción de producción propia cayó de 80% en 2000 a menos de 60% hoy en día.
Caída de las exportaciones petroleras netas, más que proporcional con respecto a la producción, debido al incremento del consumo en el mercado interno, al contrabando de extracción y ala importación de productos, que generan grandes pérdidas. Las exportaciones netas han caído en más de un millón de barriles diarios desde su pico en 1998, casi un 40%. De manera que también esto implica que la producción de petróleo se hace menos rentable para el país.
Casi toda la reducción en las exportaciones ocurrió en nuestro mercado más rentable, el de Estados Unidos, mientras buena parte de nuestras exportaciones a Latinoamérica y el Caribe son altamente subsidiadas, y las exportaciones a Asia reportan márgenes menores por los mayores costos de transporte.
Además una parte importante de las exportaciones a Asia, que son las que se han incrementado, se utilizan para repagar los créditos chinos, por lo que no generan flujo de caja a PDVSA. De manera que apenas unos 1.4 millones de barriles diarios, poco más del 50% del total, generan ingresos reales de caja a la estatal.
En lo operativo y financiero las tendencias son también alarmantes y lo eran aún antes de la caída de precios. La producción por empleado ha colapsado en los últimos años, en más de 70% desde 2001, resultado de la combinación de aumento explosivo de la nómina con descenso en la producción. Los costos por barril se han incrementado considerablemente, en parte por la apreciación del tipo de cambio oficial, pero también por la notable merma en la eficiencia.
La deuda financiera externa de la petrolera se ha incrementado de forma vertiginosa de unos 3 mil millones de dólares en 2006 a más de $45 mil millones hoy en día. Ese monto no incluye los pasivos con proveedores, socios, empresas expropiadas, ni con el BCV. El pasivo con el ente emisor superaba los  800 mil millones de bolívares durante el primer semestre de 2015. El incremento exponencial de las deudas, cuando se gozaba del auge de precios más grande de la historia, no se vio reflejado en incrementos significativos en la inversión, por lo que esencialmente fue usado para financiar gasto público.
La inversión en exploración y producción se ha estancado en términos reales. De hecho el número de taladros en operación viene cayendo, a un promedio de 64.5 durante el primer semestre de 2015, comparado con 68 en 2014 y 72 en 2013; cifras muy inferiores a las que se obtuvieron en el pasado (por encima de 100 taladros operativos cuando la producción ascendía).
Finalmente, el colapso del precio del petróleo, constituye la más reciente, pero más devastadora circunstancia para Pdvsa y para el país.
Estas son apenas algunas de las tendencias alarmantes que enfrentan Pdvsa y la industria petrolera venezolana. Excepto la caída de precios, ninguna es nueva, todas tienen varios años ocurriendo, pero hasta ahora habían sido opacadas por el espectacular ascenso en los precios que ocurrió durante la década pasada, el cual daba margen para todo. A partir del colapso del precio en 2014, el tablero de Pdvsa está lleno de luces rojas, y el Estado venezolano, que depende en forma creciente de la empresa, está también en emergencia, por lo que no le puede otorgar un respiro limitando sus demandas de recursos.
Es justo destacar que recientemente Pdvsa, más claramente desde que está Eulogio Del Pino a su cabeza, ha asumido una política más pragmática, tratando de atenuar algunas de estas tendencias negativas. La producción en la Faja se ha venido incrementando, compensando parcialmente la caída en crudo convencional. Las exportaciones subsidiadas a la región se están reduciendo. La relación con los socios de las empresas mixtas está mejorando. Pero todavía estamos muy lejos de ver una estrategia clara de recuperación de la estatal y del sector, aunque si la comparamos con otras áreas del gobierno, al menos se nota un intento de rectificación. Por desesperación o pragmatismo, lo cierto es que hay un viraje en marcha. Sin embargo, como en otras áreas, la credibilidad institucional es muy baja y el nuevo escenario de precios hace cuesta arriba revertir las tendencias negativas sin un cambio muy fundamental en la conducción, en las instituciones, y  en las políticas del gobierno. El daño causado a la industria petrolera nacional, precisamente cuando tuvo sus mejores oportunidades, es incalculable y muy difícil de reparar. Es imperativo plantearse una nueva estrategia petrolera para Venezuela, adaptada a las realidades actuales de nuestra industria y del mercado internacional, y que logre obtener un consenso básico en la sociedad. Este será uno de los ingredientes esenciales para la recuperación del país

Leer más...
CALMA CHICHA (Y II)

Resultado de imagen para elias pino iturrieta
ELIAS PINO ITURRIETA

Con el objeto de señalar algunas razones poco trajinadas sobre la conducta de los venezolanos frente a los gobiernos opresores, se plantearon algunas ideas hace ocho días que hoy se quieren complementar con observaciones sobre los tiempos más recientes. En el anterior artículo llegamos hasta el gomecismo, para llamar la atención en torno a las flojas reacciones del pueblo ante una serie de regímenes negadores de la democracia y de la dignidad ciudadana. Se trataba de sugerir que dejáramos la búsqueda del “bravo pueblo” porque solo se encuentra en las estrofas del Himno Nacional, y ahora se continúa lloviendo sobre ese terreno que no ha estado suficientemente mojado.
El solo hecho de que, después de la muerte de Gómez, comenzara un período llamado posgomecismo, da cuenta de la debilidad de las reacciones contra la herencia del nefasto difunto. El entierro del tirano dio paso a contadas manifestaciones de repudio, debido a cuya anemia pudo continuar una administración como la que había comenzado el sujeto de La Mulera. Una administración maquillada ahora de actualidad y dispuesta a abrir postigos para la penetración del oxígeno negado por el tirano (no faltaba más, los tiempos lo exigían), pero apegada a los vicios y a las limitaciones de la cuna. La aceptación de un legado que solo se modificaría en atención a los intereses de los herederos de un mandatario deleznable acompañados por contadas caras nuevas, da cuenta de cómo los venezolanos de entonces se conformaron con ladrar sin atreverse a morder. De allí el surgimiento de un golpe de Estado en 1945, capaz de llevar a cabo lo que no había podido o querido hacer la sociedad, pero protagonizado apenas por un elenco de civiles y militares.
Los sucesos del octubrismo adeco pueden llevar a entusiasmos exagerados. El demonio de la política se metió en el cuerpo de la mayoría de los venezolanos de la época, que hicieron cosas inéditas y realmente dignas de atención en la fragua de una sociedad desconocida y más hospitalaria. Aquello fue un portento de atrevido civismo, de desafío de la gente común a los usos de la convivencia anterior, pero el gozo se fue al foso en tres años sin que se contemplara el cortejo de los dolientes. ¿Qué hizo el pueblo ante el golpe militar contra el presidente Gallegos, contra el símbolo de la república de las mayorías inaugurada con merecidos bombos y llamada a construir un edificio que esperaba con paciencia desde 1830? Nada que no fuera callar y encerrarse en los domicilios familiares.



Las fantasías sobre el derrocamiento de Pérez Jiménez también han alimentado la idea del “bravo pueblo”, pero son solo fantasías. La resistencia contra la dictadura militar fue obra de un admirable grupo de combatientes, con cuyas hazañas no se relacionó la sociedad que callaba o aplaudía. Un puñado de valientes clamó en el desierto de la indiferencia de la gente que no se quería meter en problemas. El famoso 23 de Enero de 1958, que puso a Tarugo en un avión junto con sus amigotes, fue obra de una cúpula militar con la compañía de políticos sobre cuyo número dan cuenta cómoda los dedos de las manos. El pueblo se echó a la calle cuando el mandado ya estaba hecho, para apuntalar la leyenda de un celebrado “espíritu” que nos ha animado en la posteridad.
Todo esto ha venido a cuento, en suma, para sugerir a los críticos de la actualidad que no se alarmen ni impresionen por la pasividad del pueblo ante los desmanes del chavismo. Tales alarmas y tales asombros carecen de asidero, si se relacionan con las formas que hemos tenido como sociedad de reaccionar, o más bien de evitar la reacción, ante administraciones oprobiosas. Si ahora no hacemos nada contra un régimen detestable, o apenas nos conformamos con el amago, repetimos una vieja historia que no convida a la edificación. Si apenas atacamos puntos precisos que nos molestan como individuos, o como miembros de un grupo o como habitantes de un sector determinado, calcamos actitudes conocidas de sobra. Así hemos sido, salvo honrosas excepciones. No se nos puede pedir lo que no hemos dado a través de nuestra historia. Podemos sorprender con una cabriola olímpica, desde luego, pero eso está por verse.  

Leer más...
¿SABE UD. QUÉ ES EL SINDROME X?

Resultado de imagen para carlos raul hernandez
CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ

Los otrora indignados en Grecia pasaron a la categoría de estafados, una vez que Alexis Tsipras, su Primer Ministro, llama a votar NO en el referéndum para luego misteriosamente engañar y defenestrar a su carnal Varufakis, los ministros recién nombrados que lo acompañaron en tal irresponsabilidad y a todos los votantes. Hoy en el partido aparecen tendencias a la división. En ninguna lógica política se entiende burla tan sangrienta, que no anuncia nada bueno sobre la cabecita del "líder". Los españoles cada día aprenden mejor las truculencias y enredijos de Pablo Iglesias, mientras la sociedad en conjunto, al lado de la portuguesa, avanzan en la recuperación, sorteadas las aguas turbias revolucionarias. En otra parte del mundo los habitantes de Níger, Liberia, Zaire, Burundi, Lesotho, Sierra Leona o Zambia, como balance del "socialismo africano", son la encarnación del concepto de miseria atroz.
Tienen un ingreso per cápita anual de 500 dólares o menos, una ingesta diaria por debajo de mil calorías, y mueren de males curables y hambre antes de los 35 años. En el otro extremo de la vida humana, un grupo de países con ingresos de entre 33 mil y 40 mil dólares, tienen expectativas de vida de -cerca- 80 años, mientras un natural de Suazilandia vive apenas 31 años. Unas sociedades son hoy desarrolladas porque establecieron la mejor forma de producción en la lucha del hombre por dominar las adversidades circundantes y las de su propia naturaleza, y poseen los mejores índices económicos, sociales y culturales. Son las que algunos llaman tontamente "capitalistas", para hacerle el juego semiótico al marxismo. Aun quien gana relativamente menos, se beneficia por el hecho de pertenecer a ese entorno colectivo, como bien saben los inmigrantes.

Ricos y hambrientos

El drama del mundo desarrollado es paradójicamente la sobrealimentación. Se llama Síndrome X y es la enfermedad por ingesta de grasas, automovilismo, sedentarismo, alcoholismo-tabaquismo, estrés y aburrimiento (infartos, cáncer, arteriosclerosis, diabetes, ACVs, obesidad), quienes menos comen, desde EEUU hasta Australia, para sorpresa, son personas de mayores ingresos, que intentan llevar una vida más sana. Y por contraste, la obesidad cunde entre los sectores medios y pobres. Los revolucionarios tercermundistas se empeñan en matar de hambre a sus pueblos a nombre de la "dignidad" y el antiimperialismo, y a despecho hoy africanos, árabes, latinoamericanos prefieren morir de infarto o atropellados en el túnel de Calais, que de tifoidea en Zimbabue o de un tiro en Caracas. Ronald Inglehart en su libro seminal sobre el cambio posmoderno (Modernización y postmodernización) cita la Encuesta Mundial de Valores.
En ella más de 80% de los entrevistados en el Primer Mundo no les interesa ganar más dinero, porque tienen suficiente, viven en la abundancia. Los jóvenes no conocen el hambre y poseen todo el arsenal tecnológico de la vida actual, la riqueza que se mide en indicadores materiales y espirituales. Por eso sus aspiraciones y preocupaciones apuntan, por el contrario, a fines sociales, ambientales, morales, intelectuales. En los países tercermundistas, 85% de la gente ansía sobre cualquier otra cosa comer más e incrementar los ingresos para poseer bienes de la vida moderna. Algunos en España, Grecia, Irlanda, Portugal e Italia, estuvieron "indignados" con el Estado de Bienestar que pagan Alemania y Francia, que les da seguridad material y elimina el stress de la sobrevivencia.

La revolución y la peste

Tsipras, Iglesias y otros mercaderes de la locura, inventan que la sociedad abierta es un antro y que deben hacer una revolución. Las consignas son vagarosas, vacías, tóxicas. Predican contra "el sistema financiero", "los políticos", "el sistema electoral injusto", "los ricos", "el capitalismo" y por una "auténtica democracia". Podemos y Tziriza acuatizaban en "propuestas" primitivas, radicalismo bolivariano con los mismos afiches del Che. Se oponen a los partidos políticos, a la economía privada y la austeridad fiscal. Proponen leyes inmobiliarias contra los propietarios, hostilizan el sistema financiero y la propiedad en general y rechazan modernizar las vetustas universidades europeas. El desempleo simboliza el desarreglo de la economía, pero requiere acciones contrarias a sus propuestas: reducir el gasto público, hoy subsidiado por la Unión Europea para evitar el colapso del Euro y la Eurozona.
Odian las privatizaciones y la reducción de nóminas públicas sobre infladas. La experiencia mundial enseña que crear empleos requiere equilibrios macroeconómicos y condiciones para la inversión, no impagables sistemas de seguridad social, ni mercados laborales ultra protegidos (hay países que dan quince días de descanso contra stress). Eso contraría las propuestas "indignadas". América Latina superó circunstancias parecidas con las reformas a raíz de la Crisis de la Deuda nacida en México en 1984, gracias a la voluntad de un grupo de líderes continentales. Salvo en Venezuela los "indignados" locales no pudieron descarrilar el proceso. Tendrán que aprender eso para despejar su propio futuro. Saltar el anacrónico y falso debate de "capitalismo" y "socialismo", permitirá sobreponerse a la miseria creada por el socialismo.

@CarlosRaulHer

Leer más...

sábado, 1 de agosto de 2015

Vicealmirante Mario Iván Carratú Molina: nos debe una disculpa

Sonia Osorio.
 
Mi colega Lisbeth de Cambra, secretaria general del Colegio Nacional de Periodistas (CNP), de Caracas, pronunció un discurso el pasado 30 de julio sobre cómo los periodistas venezolanos desafían la mayoría de los obstáculos impuestos por el régimen chavista para suministrar una información plural a una sociedad sometida a un bombardeo de anuncios oficialistas.
De Cambra enfatizó que “ejercemos un periodismo de guerra en aparente paz” donde los colegas son acosados, perseguidos, agredidos físicamente y algunos obligados a salir del país para pedir asilo,  y pese a esas circunstancias adversas mantienen el compromiso, la mistica y la ética periodística.
Justo el mismo día en que la colega pronunciaba su discurso en Caracas, yo en Miami asistía al evento “Militares comprometidos por la libertad”, donde el orador principal fue el vicealmirante Mario Iván Carratú Molina y quien durante su disertación degradó y calumnió a los periodistas venezolanos, además de descalificar los esfuerzos de todos los sectores de la sociedad civil en sus aportes, equivocados o no, para contribuir al menos a denunciar la crisis que sufre nuestra querida Venezuela, tanto en el país como en el exterior.
Carratú afirmó, en una sala donde había apróxidamente más de 100 personas,: “¿M​edios de comunicación?, Muertos. Un desastre. No existen,  la ética periodística, el valor del reportero… Todos están aquí en Miami, bonitos, trabajando,  eficientes, buenos sueldos, buena imagen…¨”.  Pueden escucharlo a partir del minuto 6.24.
Y lo que es peor aún, Carratú se negó a retractarse de generalizar cuando así se lo exigió María Eugenia Pardo, la actual presidenta de la Asociación de Periodistas Venezolanos en el Extranjero (APEVEX) y de la cual me honro ser la fundadora junto con Yamileth Salazar y Belsay Hennig, quienes ahora integramos el Comité Asesor de esa organización.
Rechazo las aseveraciones del militar, quien parece desconocer los esfuerzos que realizan día a día mis colegas para preservar el derecho a la información de los venezolanos, a pesar de las graves agresiones que han sufrido. Las más recientes: al camarógrafo Alejandro Ledo lo golpearon salvajemente y posteriormente lo lanzaron desde el segundo piso de la alcaldía de Mario Briceño Iragorry, en el estado Aragua, el miércoles 3 de junio, causándole un edema cerebral.
Otro caso está relacionado con los colegas del diario El Aragueño cuando el pasado 19 de junio la periodista Beatriz Lara y el fotógrafo Alfredo Paradas se convirtieron en víctimas de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de la subdelegación Villa de Cura, según denuncia de las organizaciones Espacio Público y Expresión Libre.
Ambos fueron sometidos por los funcionarios del Cicpc y amarrados a un poste, recibieron golpes e insultos procaces. La periodista posteriormente fue obligada a desvestirse en una oficina, acusada de ocultar un arma de fuego.
¿Alegato para este repudiable hecho? Presunta conspiración del equipo reporteril en un supuesto plan de fuga de un grupo de detenidos que estaban siendo trasladados. Los colegas estaban reportando el traslado.
Al parecer, el señor Carratú no lee los periódicos de Venezuela, o ignora las informaciones que se publican sobre el alto costo que los periodistas se ven obligados a pagar por tratar de mantener informada a la sociedad, enfrentando en el proceso a un régimen decidido a usar todo el poder que tiene para silenciarlos.
Vicealmirante Carratú, nos debe una disculpa. Muchos de mis colegas en Venezuela han expuesto el “pellejo” en estas aciagas circunstancias para informar, denunciar y dar voz a la sociedad venezolana. No es cierto que todos los periodistas que ejercen la profesión en Venezuela violan la ética periodística. Tampoco es verdad  que quienes nos encontramos en Miami estamos “bonitos trabajando” o tenemos un buen sueldo. Hay un gran número de colegas desempleados, viviendo prácticamente de la caridad y todo por intentar mantenerlo a usted informado antes de verse obligados a integrar la numerosa diáspora venezolana.
AUTORA: Sonia Osorio, directora de Pulso Venezolano.
--

Leer más...