viernes, 6 de noviembre de 2015


Los eurodiputados que visitan Venezuela por mandato del Parlamento Europeo negaron que su misión tenga como propósito interferir en los asuntos del país, como lo han afirmado voceros del gobierno.
“Todo lo contrario, queremos reunirnos absolutamente con todo el mundo. Estamos cumpliendo el mandato del Parlamento Europeo de tener contacto con la sociedad civil, con la oposición, pero también con el gobierno y las instituciones”, declaró Gabriel Mato, del Partido Popular (conservador).
Mato llegó el miércoles junto con Fernando Maura (liberal) y ayer lo hizo Ramón Jáuregi (socialista). Los tres representantes de España ante el Parlamento Europeo fueron instruidos por la presidencia del organismo para preparar una visita más amplia de europarlamentarios para el 6-D.
Jáuregui afirmó que el objetivo de la misión es tomar información sobre el terreno de cómo está Venezuela y el proceso electoral. “Nuestra intención es tener una información real de lo que está ocurriendo en este momento. No queremos tomar partido, simplemente ayudar al pueblo de Venezuela”, dijo al llegar a Maiquetía.
Previsible negativa. Los delegados, que concluyen su visita mañana, lamentaron la negativa del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, a recibirlos.
A juicio de Maura, era “previsible” que no pudieran concertar una cita con representantes del gobierno: “No había un gran ánimo para recibirnos”. El miércoles en la noche Cabello dijo en su programa de televisión que “jamás” se reuniría con los delegados del Parlamento Europeo. Jáuregi opinó: “Lo lamento, yo creo que una regla inteligente y, desde luego muy democrática, del comportamiento político es hablar y escuchar y yo creo que no se pierde nada por escuchar. Nosotros sí quisimos hablar con él”.
Complicado. El grupo tiene confirmada reuniones con dirigentes de la Mesa de la Unidad; con el gobernador de Miranda, Henrique Capriles; con el nuncio apostólico, Aldo Giordano; con el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, preso en su casa, y con los abogados de los presos políticos.
Maura, que lideró la postulación de la oposición al Premio Sajarov del Parlamento Europeo, agregó que la comisión desea visitar a Leopoldo López, pero admitió que “será complicado”.
Delsa Solórzano, de Un Nuevo Tiempo y diputada del Parlatino, informó que su homólogo Timoteo Zambrano, de Acción Democrática, entregará a los visitantes un informe elaborado por la Comisión de Derechos Humanos de la MUD.
Los eurodiputados solicitaron conversar con diputados oficialistas y el Comité de Víctimas de las Guarimbas, pero hasta ayer no habían tenido  respuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada