viernes, 8 de enero de 2016

 
Gobierno pretende distraer al pueblo de la crisis con un “juego de tronos” 
          
“El único afectado con el enfrentamiento de poderes es el pueblo venezolano”, aseguró el primer vicepresidente de la AN, Enrique Márquez, quien pidió realizar cuanto antes debate sobre la crisis económica que afecta al país
         
Prensa Unidad Venezuela (Caracas, 8 de enero de 2016).- La bancada de la Unidad Democrática instó hoy al gobierno de Nicolás Maduro y a su partido a dejar a un lado el “juego de tronos” que han montado con el TSJ por la juramentación de los diputados electos por el estrado Amazonas, y lo retó a realizar un debate de cara al país para enfrentar el verdadero problema que pretenden ocultar: la crisis económica que afecta al pueblo venezolano.
En rueda de prensa convocada este viernes por el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, el primer vicepresidente del Legislativo, Enrique Márquez, puntualizó una serie de aspectos “fundamentales para que la opinión publica venezolana maneje con detalle lo que pretende el gobierno con esta supuesta guerra de poderes que quiere plantear el Ejecutivo frente a las decisiones de la Asamblea Nacional (AN)”.
“Pareciera que el Ejecutivo y el partido de gobierno pretendieran responder a todas las actuaciones de la Asamblea con lo que se podría llamar una guarimba judicial, tratando de utilizar la fuerza política que tienen al controlar las salas del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para impedir las actuaciones de la AN”, dijo Márquez al inicio de su exposición.
“Queremos llamar a la reflexión al PSUV y al gobierno para que se dejen de ese juego de tronos con el TSJ, y de una vez se entienda que la decisión del 6 de diciembre de un cambio político en Venezuela arranca, inclusive, por el cambio de actitud que el gobierno debe de tener en estos nuevos tiempos de una AN que no se le arrodillará más a Miraflores ni a ninguno otro poder”, precisó.
“Este juego no busca otra cosa que ocultar lo que hace unos meses hemos venido diciendo: la catástrofe en la que vive el pueblo venezolano, una catástrofe diaria, consuetudinaria y domestica de desabastecimiento, de escases e inseguridad. Este jueguito lo que busca es desviar la atención. A nosotros nos corresponde traerlo de nuevo al centro y aceptar el debate que quiere dar sobre un decreto económico, porque queremos que el pueblo se entere de cuál es la realidad de la economía venezolana y mostrar nuestros argumentos, daremos el debate con energía, con respeto y con la verdad que nos asiste que es el fracaso estruendoso de un modelo económico que el gobierno no tiene cómo seguir defendiendo so pena de seguir profundizando la catástrofe en la que vive nuestra familia venezolana”, apuntó el parlamentario zuliano.
“A ese debate le damos la bienvenida porque estamos seguros que al pueblo le interesa lo que diga el presidente sobre lo que quiere hacer con la economía venezolana; que diga el presidente cuáles son sus propuestas y nosotros le diremos desde la Asamblea cuáles son las nuestras, cuál es nuestra visión sobre cómo rescatar de la postración la producción nacional, cuál es nuestra visión sobre cómo rescatar de la postración a la economía familiar venezolana. En este Parlamento no se rehuirá a ningún debate. Cinco años estuvimos nosotros planteando que se abriera el debate sobre la economía venezolana y nunca el PSUV lo aceptó. Hoy nosotros le decimos que estamos listos para ese debate de cara al país”, aseguró.
Defensa de la soberanía popular
Márquez comenzó por referirse a la decisión de la directiva de la AN de juramentar a los tres diputados electos y proclamados por el estado Amazonas, y sobre los cuales la sala Electoral del TSJ decidió anular su elección. “Esta decisión cautelar de la sala Electoral, lo hemos explicado, es inacatable por la AN, sencillamente porque estaríamos entrando en desacato de la voluntad popular y en desacato de la Constitución Bolivariana de la República de Venezuela (CRBV)”, dijo Márquez.
“No lo vamos a hacer porque estamos amparados por esa Constitución, la cual, en el artículo 5, establece que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente mediante el sufragio por los órganos que ejercen el poder público. El sufragio, entonces, está por encima de cualquier otra consideración y ese sufragio y esta Constitución le dan a la AN la posibilidad de calificar y es una competencia privativa de la AN, la de calificar a sus integrantes”, agregó.
“Por si fuera poco, el artículo 200 de la CRBV señala claramente que los diputados o diputadas a la Asamblea gozaran de inmunidad en el ejercicio de sus funciones desde su proclamación hasta la conclusión de su mandato o la renuncia del mismo. Es decir, que los compañeros del estado Amazonas, en el marco de esta Constitución, tienen su inmunidad parlamentaria desde el momento en que la Junta Electoral Regional del estado Amazonas los proclamó como diputados electos y, una vez proclamados, nadie puede detener su juramentación. Hay suficiente jurisprudencia tanto en la sala Electoral como en la sala Constitucional al respecto”.
Sin embargo, Márquez solo hizo referencia a una del 9 de enero de 2013 y que consideró emblemática “porque fue en defensa del difunto Hugo Chávez, luego de su elección en el año 2012, para proteger su juramentación como presidente de la República”.
“Dentro de la motivación de la sala Constitucional para decidir, están las siguientes frases emblemáticas: ‘A mayor abundamiento es necesario precisar que el sufragio es una manifestación directa del ejercicio de la soberanía popular por parte de su titular y es un rasgo característico de la democracia participativa. Al respecto, esta sala Constitucional, en su sentencia 1680 de 2007, expresó que al ejercerse el sufragio entra en juego un valor fundamental de nuestro máximo texto normativo que atañe al altísimo papel que ha sido reconocido a la voluntad popular como manifestación del ejercicio de la democracia participativa y protagónica, cuyo contenido axiológico se deriva claramente en los artículos 2, 3 y 5 de la Constitución (…) cualquier pretensión de anular una elección y/o desproclamar a un funcionario electo por parte de algún poder constituido al margen de una disposición constitucional expresa, y desconociendo el preponderante rol del cuerpo electoral una vez que han sido manifestada su voluntad en un proceso comicial, implicaría subordinar la libre expresión de la voluntad popular a una técnica operativa (en este caso de la sala Electoral) tomando en consideración además los traumatismos políticos e institucionales que supone la forzosa desincorporación de un funcionario electo’. Termina esta motivación para decidir en esta sentencia diciendo de la responsabilidad penal que le cabe a los funcionarios que intenten desconocer la voluntad popular”, dijo.
“En la AN y en la Unidad Democrática no tenemos ninguna duda de que es una jugarreta de la sala Electoral el pretender impedir la juramentación de nuestros compañeros del estado Amazonas, a quienes vamos a defender. No hay desacato alguno y lo demostraremos. Iremos a la sala Electoral, iremos a la sala Constitucional y defenderemos a nuestros diputados de Amazonas como vamos a defender la inmunidad parlamentaria de todos los diputados del parlamento, porque la soberanía popular que se recoge en esa inmunidad no puede ser manoseada ni desconocida por ningún otro poder”, apuntó
No estamos para juegos
“De tal manera que, convencidos como estamos nosotros, queremos llamar a la reflexión al PSUV y al gobierno para que se dejen de ese juego de tronos con el TSJ y de una vez se entienda que la decisión del 6 de diciembre de un cambio político en Venezuela arranca, inclusive, por el cambio de actitud que el gobierno debe de tener en estos nuevos tiempos de una AN que ya no se le arrodillará más a Miraflores ni a ninguno otro poder”, prosiguió.
“Es peregrino – añadió - el argumento de la sala Electoral que pretende dejar sin representación a un estado. Pongamos un ejemplo extremo: si en el año 2014, ante el recurso introducido por HCR a la misma sala Electoral objetando los resultados electorales, la sala le hubiese dado el mismo tratamiento, Maduro no hubiese podido juramentarse. Eso no era posible porque esa jurisprudencia no existía. Por eso nosotros, seguros de la posición que jugamos, utilizamos esta oportunidad para dar conocer estos argumentos ante la opinión pública y para también hacer un llamado al gobierno para que deje de jugar al enfrentamiento de poderes, que al único que afecta es al pueblo venezolano”.

--

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada