jueves, 11 de febrero de 2016

Ya es inevitable la crisis humanitaria
en Venezuela

El director de Econométrica, Henkel García, estima que en este momento lo que corresponde hacer es discutir la manera como se implementará la ayuda humanitaria para que lleguen cuanto antes los alimentos y medicinas que requiere la población

Prensa Unidad Venezuela (Caracas, 10 de febrero de 2016).- Así el gobierno tome hoy las medidas económicas correctivas ya no podrá evitar una crisis humanitaria en Venezuela, advirtió el analista en Finanzas y director de Econométrica, Henkel García.
“Tenemos las dos aristas de la crisis humanitaria - la sanitaria y la alimentaria – desarrollándose, por lo que en este momento lo responsable es discutir cómo se implementará la ayuda humanitaria, cuáles serán los canales para que los alimentos y las medicinas que se necesitan con urgencia lleguen el país en cuestión de semanas”, precisó.
El especialista indicó que ni con la devaluación del bolívar ni con el aumento del precio de la gasolina - dos de las medidas que se estiman tomará el gobierno para enfrentar la baja en los precios del petróleo - será posible revertir los daños que ha causado a la nación el modelo económico impuesto desde 1999 por el hoy fallecido presidente Hugo Chávez, y que ha continuado su sucesor, Nicolás Maduro.
“Una devaluación sin el desmontaje del control cambiario no representará ninguna posibilidad de salir de la actual crisis”, dijo García, añadiendo que dentro del tema cambiario lo único que podría representar algún cambio en las reglas de juego es que, además de la devaluación para los sectores esenciales, como alimentos y salud, haya una legalización del dólar paralelo. “Esto pudo haber aliviado en gran forma en otro momento de los últimos años, pero, dadas las circunstancias actuales, en que la economía venezolana está postrada, está en crisis, hoy ya sería insuficiente”, dijo.
“Reactivar el circuito de importaciones requiere un tiempo. Si hoy se eliminase el control de cambio y las empresas empezaran a montar sus órdenes de importación a las diferentes casas matrices o proveedores internacionales, eso tardaría entre dos y cinco meses en llegar, dependiendo del producto. Hoy, los inventarios de buena cantidad de alimentos y medicinas están en el mínimo, por lo que no habría con qué cubrir estas necesidades en ese lapso”, aseguró.
En cuanto al aumento de los precios de la gasolina estimó que es una medida que hay que apoyar porque representa un “subsidio regresivo que al final termina beneficiando solamente a los que tienen vehículo”. 
Sin embargo, comentó que alrededor del ajuste de la gasolina está el tema de la contraloría social que el mismo gobierno impulsó. “Lo que la gente quiere saber es a dónde van a ir a parar esos recursos adicionales. Otra exigencia de parte de la población es si se va a aumentar la gasolina mientras se mantiene la ayuda a países como Cuba y a otros de Petrocaribe. Estos son puntos muy importantes que se deberían aclarar antes de ejecutar esta medida; pero, por el contrario, el Gobierno ha sido muy oscuro en la manera como está discutiendo esta medida”, añadió.

Oscuridad total
Con relación a la decisión del Gobierno de obligar a los centros comerciales a restringir los horarios de atención al público para ahorrar electricidad, García señaló que el Ejecutivo “está acostumbrado a tomar medidas sin discutirlas con las partes involucradas”.
“Desde el punto de vista técnico hay muchas otras opciones que se podrían tomar y que tendrían el mismo ahorro energético. El impacto de esta medida en el sector comercial es tremendo, y no solo para los negocios en sí, sino también para la vida cotidiana de la gente, porque buena parte de ella encontraba en los centros comerciales el único lugar seguro en el que podía compartir con sus seres queridos o amigos”, indicó.
Destacó, asimismo, que la crisis que está sufriendo el sector eléctrico se debe a que el Gobierno no hizo las inversiones necesarias “no solamente en el área de generación sino también en el área de transmisión y mantenimiento de toda la red eléctrica, para evitar el colapso del sistema. Esta medida no se está aplicando en otros países que están sufriendo los embates de El Niño. En nuestro caso es por falta de planificación”, aseguró.
“Lo mismo pasa con la economía en general. Si Venezuela hubiese ahorrado en la época del boom petrolero, si hubiésemos tenido un fondo de estabilización macroeconómica, como lo manda la Constitución, tendríamos hoy con qué paliar la baja de los precios del petróleo,” señaló.
“Hay que ser responsables y admitir que la crisis comenzó mucho antes – la economía venezolana comenzó a mostrar signos de debilidad en 2012 - y que no se debe a la reducción de los precios del petróleo, que la complica, ciertamente, sino a un modelo que no genera bienestar a la población”, concluyó.
 

--
Más información en: www.unidadvenezuela.org
Para contacto: 0414.685.73.78
Twitter: @unidadvenezuela
FanPage: Unidad Venezuela
Youtube: Unidad Venezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada