miércoles, 11 de mayo de 2016

¿Desfile de Chanel en Cuba? ¡ No me fastidien!


350AC348-8529-43E4-A811-A9263A2C1813_cx0_cy9_cw0_w987_r1_s_r1


“La mayoría de los estadounidenses y los extranjeros no tienen idea de cómo es realmente la vida del pueblo cubano, y eso se entiende, porque es totalmente inconcebible”, escribió (en inglés) en su perfil de Facebook el trompetista cubano exiliado.
Hoy en día, lamentablemente, visitar Cuba se ha puesto de moda. Parece que se ha convertido en la última moda; es “cool”, es “hip” ir de visita a Cuba, y por supuesto que lo debe ser, para turistas mal informados que no se preocupan de entender o incluso considerar lo que realmente ocurre allí. Es una vida miserable la que los cubanos viven allí, y parece que muchos visitantes están poniendo la otra mejilla con tal de divertirse, fumar habanos, disponer de “compañía nocturna” de bajo costo, disfrutar de las playas, y comer una deliciosa comida que el pueblo cubano no ha comido, no ha visto ni ha tenido acceso a ella en décadas.
“Entonces, ¿a qué le están poniendo los visitantes la otra mejilla?, ¿qué está sucediendo allí?”, se preguntará usted. Bueno, es una historia completamente diferente de lo que los visitantes realmente llegan a ver … la gente lucha por su vida y por agenciarse medios de vida.
Los cubanos están todos los días tratando de encontrar la manera de comer, tratando de ver no sólo cómo pueden pagar, sino cómo pueden de alguna manera encontrar ropa para ellos y sus hijos, y francamente, cómo pueden simplemente sobrevivir sólo en las condiciones más pobres, más tristes y más devastadoras que un ser humano pudiera enfrentar.

El músico cubano Arturo Sandoval actúa en la 13ra. edición de los Premios Grammy Latino en Las Vegas.

Aquellos de nosotros que hemos nacido y vivido allí, sabemos que Cuba está muy lejos de ser un “paraíso tropical”.
Es una isla hermosa, pero formada por 11 millones de esclavos al servicio de una dinastía dictatorial.
La isla rebosa de gente extremadamente talentosa y educada que no puede hacer nada con sus conocimientos. Profesionales con títulos conduciendo taxis y prostituyéndose en la calle, robando lo que puedan a fin de conseguir lo que necesitan para sobrevivir. El robo en Cuba no se ve como un delito grave, para ellos no significa robar, sino que están “resolviendo su problema o situación. Hasta ahí han tenido que llegar los cubanos, y los daños que la dictadura les ha infligido… crueldad, ausencia de principios y una confusión total de los valores cuya reparación podría tardar generaciones.
¿Desfile de Chanel en Cuba ?? ¡No me fastidien! Si no fuera porque los parientes fuera de Cuba les envían paquetes a sus familias, la gente no podría tener, comprar o siquiera encontrar ropa interior, ¡estarían vestidos con taparrabos! ¡Es ofensivo presentar un desfile de modas en un país que pasa trabajos para encontrar un pedazo de papel higiénico!
 
Ojalá todos pudieran ver las imágenes de los verdaderos cubanos, la gente del lugar, tratando de acercarse a la exhibición de modas: les pusieron barreras y los paraban en seco, la policía los mandaba a retirarse. El gobierno no quiere que el pueblo cubano de a pie se mezcle con los turistas no quería que fuera captado por las cámaras de la prensa en el desfile, ninguno de ellos quiere que vean al VERDADERO pueblo, porque eso dañaría su “imagen” ante los ojos de los extranjeros.
Es más que doloroso escuchar a la gente decir: “¡Oh, sí, la pasamos tan bien allí!, etc, etc”. Ojalá hubiera más: “Entramos en los barrios, donde vive la gente real, vimos cómo sufren; ahora entendemos cuán difícil es realmente la vida allí”.
La mayoría de los estadounidenses y los extranjeros no tienen idea de cómo es realmente la vida del pueblo cubano, y eso se entiende porque es inimaginable, está más allá de la frustración, está más allá de la desesperación absoluta, está en el extremo opuesto del espectro del concepto de libertad que disfrutamos en este y otros maravillosos países. Se entiende porque es sencillamente impensable y totalmente inconcebible para aquellos que viven con libertad, pero es la triste realidad de los cubanos que viven en Cuba.
Debo practicar y calentar para mi presentación esta noche, pero sentí tanta indignación que no pude resistirme a compartir mis sentimientos con todos mis queridos amigos. Sé que me van a comprender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada