sábado, 28 de mayo de 2016

Gobierno y MUD discuten condiciones para definir agenda

ASCENSIÓN REYES R
areyes@el-nacional.com
HERNÁN LUGO-GALICIA
hlugo@el-nacional.com

El Nacional

El viaje de los ex presidentes José Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Manuel Torrijos (Panamá) a Caracas el 18 de mayo logró, por ahora, que representantes del gobierno y de la oposición aceptaran verse en República Dominicana y conversaran  para poder concretar la agenda de un virtual diálogo en Venezuela.
Desde hace tres días, enviados del gobierno y de la Mesa de la Unidad Democrática están en Punta Cana tratando de concertar algunos puntos. Por el oficialismo, participan la canciller Delcy Rodríguez; el alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez, y los diputados del PSUV, Elías Jaua y Héctor Rodríguez. Por la MUD, Carlos Vecchio (Voluntad Popular), Alfonso Marquina (PJ), Timoteo Zambrano (UNT), Luis Aquiles Moreno (AD) y el secretario de la Asamblea Nacional, Roberto Marrero (VP), revelaron fuentes partidistas de las dos principales tendencias políticas del país.
“La orden es oír a las partes. No hay condiciones  ni negociación en concreto porque todo será discutido posteriormente tanto en el oficialismo como en la oposición”, precisaron las fuentes, que esperan que pueda avanzarse en una salida política, legal y constitucional a la crisis en Venezuela.
Rodríguez Zapatero admitió el 19 de mayo en Caracas, luego de reunirse con los presidentes del Ejecutivo y del Legislativo, Nicolás Maduro y Henry Ramos Allup, respectivamente, y autoridades de la MUD, que “el diálogo es un camino largo y difícil” por las posiciones de cada sector.
Los ex mandatarios fueron contactados por el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas, Ernesto Samper, a petición de Maduro, quien trata de evitar el referéndum revocatorio y ha planteado, a cambio, la liberación de los presos y casa por cárcel para Leopoldo López, Antonio Ledezma y Manuel Rosales.
Samper integra, a su vez, la Comisión por la Verdad y el Diálogo que coordina el vicepresidente Aristóbulo Istúriz.    
Puntos para la agenda. De la reunión del Parlamento Latinoamericano que se realizó esta semana entre lunes y miércoles en Panamá salió la decisión del encuentro en República Dominicana, con el apoyo de Leonel Fernández, quien funge como “anfitrión”, señalaron fuentes que organizaron la junta.
La reunión tiene por objetivo tratar de fijar una agenda para el diálogo, aunque está sujeto a la aprobación de Maduro y de las autoridades de la MUD. La oposición tiene como puntos principales que el revocatorio se haga este año y que se respeten las decisiones de la Asamblea Nacional. El gobierno, por su parte, no quiere incluir el revocatorio y pide respeto a la Constitución y apoyo a las medidas económicas dictadas por el presidente.
Las fuentes revelaron que en el caso de llegarse a un acuerdo en torno a la agenda para el diálogo, entonces se haría luego una primera reunión en Caracas y regresaría al país Rodríguez Zapatero.
Por otro lado, la oposición insistirá en la participación de la Iglesia, que es más imparcial y porque consideran que debe ser un garante para el diálogo y posibles acuerdos. El gobierno avala a Unasur, pero la MUD no está totalmente satisfecha por las posiciones del foro regional.
Las fuentes partidistas señalaron que las figuras más relevantes de la oposición no están en Punta Cana, debido a que quieren conservar las instancias (Maduro y autoridades de la MUD) y así, no se afecten los preacuerdos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada