martes, 15 de marzo de 2016

EE UU autoriza el uso de dólares en algunas transacciones con Cuba

La suavización restricciones comerciales sucede en vísperas de la visita de Obama a la isla


Estados Unidos anunció este martes que permitirá algunos viajes “individuales” a Cuba, así como el uso del dólar en ciertas transacciones con la isla y que determinados cubanos que vivan en territorio norteamericano, como artistas o atletas, puedan ganar un salario o compensación. Las medidas, reveladas cuando queda menos de una semana para la histórica visita del presidente Barack Obama a Cuba, forman parte de una de las acciones presidenciales para debilitar el embargo contra la isla más contundentes decretadas por el Gobierno norteamericano en el poco más de un año pasado desde que Washington y La Habana emprendieran la normalización de relaciones.
La autorización para realizar algunas transacciones en dólares facilitará enormemente el todavía limitado pero creciente flujo comercial entre EE UU y Cuba, uno de los pilares básicos del deshielo.
Entre otros, se autorizará a las instituciones bancarias estadounidenses a que “procesen instrumentos monetarios en dólares estadounidenses, que incluyen efectivo y cheques de viajero presentados indirectamente por instituciones financieras cubanas”. Además, las cuentas corresponsales en bancos en terceros países usados para este tipo de transacciones podrán a partir de ahora ser denominadas en dólares estadounidenses.
Del mismo modo, se le permitirá a los bancos estadounidenses a que abran y mantengan cuentas en EE UU para que ciudadanos cubanos en Cuba puedan recibir pagos en EE UU por transacciones autorizadas, y que remitan dichos pagos de nuevo a Cuba, según explicaron los departamentos del Tesoro y de Comercio.
Estas enmiendas “avanzan las acciones históricas del presidente Obama para mejorar la relación de nuestro país con Cuba y su pueblo”, afirmó la secretaria de Comercio, Penny Pritzker. “Estos pasos no solo expanden oportunidades para el compromiso económico entre el pueblo cubano y la comunidad empresarial estadounidense, también mejorarán la vida de millones de ciudadanos de Cuba”, agregó.
De la misma forma, la flexibilización de los viajes promete hacer cada vez más irrelevante la prohibición de realizar turismo a Cuba que rige sobre los ciudadanos estadounidenses, uno de los elementos del embargo más criticados y que se espera pueda ser eliminado más fácilmente por el Congreso.
La nueva provisión rige solo para los viajes “educacionales”, una de las 12 categorías bajo las cuales EE UU permite oficialmente viajar a ciudadanos norteamericanos a Cuba. Hasta ahora, estos viajes solo se podían hacer en grupo y requerían que los viajeros fueran acompañados por un representante de la organización patrocinadora del periplo. Con las nuevas normas, que entrarán en vigor el miércoles, los estadounidenses podrán viajar de forma individual. Eso sí, “siempre y cuando el viajero se involucre en un programa de tiempo completo de actividades de intercambio educativo destinadas a mejorar el contacto con el pueblo cubano, apoyar la sociedad civil de Cuba o promover la independencia del pueblo cubano de las autoridades del país”, precisa la información oficial.
Con todo, esta medida complementa de manera significativa el reciente acuerdo firmado por los dos países y que permitirá que, por primera vez en casi medio siglo, a partir del próximo otoño aerolíneas estadounidenses operen vuelos comerciales regulares entre EE UU y Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada