domingo, 12 de marzo de 2017

Chúo Torrealba confesó las razones por la que fracasó la unidad opositora en 2016 
TAL CUAL

El exsecretario ejecutivo de la MUD hizo un balance de su gestión, y apuntó a los intereses internos y a la falta de coherencia como responsables de la implosión interna
Formalmente fuera de la Mesa de la Unidad Democrática, Jesús Chúo Torrealba decidió ventilar públicamente las razones por las que a su juicio, la coalición opositora fracasó en 2016 en su intento de motorizar un cambio político en Miraflores. “Mientras en el país y en el mundo crecía el apoyo a la MUD, a lo interno de la alianza afloraron contradicciones”, confesó este sábado en una rueda de prensa para presentar su balance de gestión.
Torrealba cree que en 2016 la MUD echó por la borda todo el éxito obtenido en 2015, cuando dijo que –bajo su dirección- habían recuperado la credibilidad de la sociedad en la plataforma, eligieron candidatos por primarias, ganaron las elecciones Parlamentarias e iniciaron el camino al revocatorio. “Mientras los venezolanos vivían una verdadera epopeya ciudadana, firmando y validando sus firmas, y protagonizando jornadas tan memorables como la Toma de Caracas; a lo interno de la alianza, discrepancia entre agendas particulares hicieron mayor la distancia entre la lucha de los venezolanos y la victoria que esa lucha merecía”.
Paradójicamente, el punto de quiebre de la MUD ocurrió justo tras la victoria electoral en la Asamblea Nacional. Torrealba reveló que se produjeron diferencias generadas por la lucha interna por la presidencia del Parlamento. Además, ventiló que la ausencia de consenso para generar una única ruta para lograr un cambio de Gobierno, la imposibilidad de designar un comando de campaña unitario para el referendo revocatorio y la inexistencia de una estrategia unitaria para defenderlo contribuyeron al desmoronamiento de la coalición.

“Todo eso hizo que el gigante apoyo que logró la MUD en el primer trimestre de 2016 se disipara. Tras el despojo del revocatorio la Unidad democrática se quedó sin política y en su lugar, algunos sectores e individualidades solo atinaron iniciativas que, aunque discutibles, fueron poco debatidas”. El exsecretario ejecutivo cuestionó iniciativas como la marcha a Miraflores, el juicio político o la declaratoria del abandono de cargo de Maduro: “Una marcha no es una estrategia. El juicio político no existe en la Constitución, y la falta de eficacia política del abandono del cargo hoy salta a la vista”, dijo.
Incluso apuntó a la coalición opositora para responsabilizar del fracaso del diálogo político. “Al evaluar la experiencia del diálogo, es evidente que la razón del fracaso es el incumplimiento del régimen, pero también hay otra razón: la oposición no sabía qué objetivos buscaba en ese proceso”.
Hizo un mea culpa. “Asumo plenamente la responsabilidad de todas las fallas”, dijo, pero recordó que desde finales de 2016 estuvo planteando la necesidad de reestructurar la plataforma. Llamó a toda la sociedad a hacer bien lo que hay que hacer para construir un camino seguro para acabar con la crisis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada