sábado, 11 de marzo de 2017

Provea dice que la Carta Democrática es absolutamente necesaria

El Foro Penal señaló que urge revisar la situación de las libertades en Venezuela. HRW pide evitar una tragedia social en el país


La situación que vive el país en materia de derechos humanos impone la invocación de la Carta Democrática Interamericana. Rafael Uzcátegui, coordinador de Provea, dijo que “la Carta Democrática es absolutamente necesaria. Es un instrumento de cooperación, no de injerencia o de intervencionismo como ha acusado el gobierno ni tampoco medidas de fuerza, para ayudar a establecer  la normalidad de la institucionalidad democrática, desde octubre, cuando con el cierre del referéndum se suspendieron por tiempo indefinido los procesos electorales en el país. Pasamos de una democracia debilitada a la dictadura del siglo XXI”.
Añadió que no solo hay violación de derechos políticos y sociales, también se tienen que buscar mecanismos para superar la situación de pobreza que se vive en Venezuela. Uzcátegui indicó ayer, durante un conversatorio realizado por el Foro Penal Venezolano, que de aplicarse la Carta Democrática, las medidas serían diplomáticas y graduales y debería aceptarse la visita de la Organización de Estados Americanos al país para constatar la realidad interna.
El coordinador de Provea recordó que las violaciones de los derechos humanos no prescriben. Señaló que no se entiende la objeción del gobierno al mecanismo de la OEA, cuando “el comandante Hugo Chávez fue uno de sus propulsores y ordenó, en 2009, al entonces canciller Nicolás Maduro solicitar la Carta Democrática luego del golpe de Estado en Honduras”.
El director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, afirmó que la invocación de la Carta Democrática tendría un objetivo claro: “No es injerencia. Su fin es trabajar en profundizar la democracia y revisar la situación de las libertades ciudadanas. La Carta no implica una solución inmediata a la crisis”.
Romero agregó que ayer expuso al nuncio apostólico, monseñor Aldo Giordano, la situación de 116 de presos políticos y la persecución a los defensores de los derechos humanos que han sido criminalizados.
El abogado Carlos Ayala Corao,  ex presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, recordó que Venezuela fue el primer país donde se aplicó la Carta Democrática luego del golpe de Estado de 2002.
“Es obligación de los Estados organizar y garantizar la democracia de los pueblos”, expresó.
Dijo que se evalúa la aplicación de la Carta Democrática en el país. Destacó la importancia de registrar las denuncias: “Lo que no se documenta no existe”.
Ayala Corao explicó que la Carta Democrática es un mecanismo de prevención de las alteraciones del orden constitucional, que  define la democracia representativa y consagra principios esenciales como el respeto a la soberanía nacional y la independencia de los poderes públicos.
Tragedia
José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW), indicó que la Carta Democrática Interamericana  es necesaria para evitar que ocurra una tragedia en el ámbito social de la nación. Aseguró que “el problema de Venezuela es que el Estado ha sido capturado por un régimen que actúa en términos autoritarios, no democráticos, cuyos principales gobernantes están involucrados con el crimen organizado, y cuyo propósito es aferrarse al poder”.
Vivanco, en entrevista con El Nuevo Herald, exhortó a la comunidad internacional a dejar de perder el tiempo con la promoción del diálogo entre el gobierno y la oposición que, en su opinión, “ha demostrado ser ineficaz, errado y lo único que ha generado es oxígeno para el gobierno de Maduro”.
Destacó la necesidad de afrontar el estado de emergencia sanitaria que atraviesa la nación, porque miles de ciudadanos se ven afectados por la escasez de alimentos y medicinas.  “Aquí lo que cabe hacer es exigirle rendición de cuentas al gobierno de Venezuela, y eso se hace cuando la autoridad regional se reúne y examina la situación de Venezuela a la luz de la Carta Democrática”, subrayó el director de HRW.
10/03/2017. 17:45h

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada