domingo, 19 de marzo de 2017

LA OPINIÓN DE POMPEYO

     Resultado de imagen para pompeyo marquez

Así se destruye un país

Provoca indignación reseñar como un desgobierno ha destruido un país como el nuestro en todos sus órdenes: en el político, en lo económico, en lo social, en salud y en educación, en todas sus instituciones, y avanza hacia la implantación de un régimen totalitario que ha confiscado las libertades ciudadanas, negado el derecho al voto y lanzado a la Constitución y las leyes al cesto de la basura. El autoritarismo se manifiesta a su vez en el culto a la personalidad y en la conversión en un gobierno de facto que ha hecho involucionar al país, que con todas su fallas, venía progresando en un ambiente de democracia.
Es tal la devastación en la vida cotidiana, que ha hecho que el país se unifique cuando el 90% de los consultados en algunas encuestas y en otras el 95%, considera que Venezuela va mal. Podríamos ilustrar estas afirmaciones con varios datos. El primero en el campo industrial: según el presidente de Conindustria han desaparecido 8.000 empresas, y en una encuesta anterior, solo en el 2016 se lanzaron a la calle 700.000 trabajadores. El fracaso radica en la incompetencia y el querer imponer un “modelo socialista” que no es ni chicha ni limonada pues lo que se aplica es un capitalismo de Estado mediante la estatización de 551 empresas que han arrojado pérdidas millonarias.
Otro aspecto es lo que ha sucedido en el campo por la confiscación de miles y miles de hectáreas, muchas de las cuales se encontraban en plena producción y estaban generando una corriente de inversiones y tecnificación de la agroindustria que ya comenzaba a exportar. Hemos citado unas cifras que son elocuentes: para 1998 de cada 100 dólares que ingresaban al país, 65 correspondían a los hidrocarburos y sus derivados y 35 a exportaciones no tradicionales; ahora la situación es 98 contra 2. En resumen, se ha destruido el aparato productivo.
Es triste constatar la situación que vive la población en materia de servicios: agua, electricidad, abastecimiento, y dos áreas vitales como son la salud y la educación, y esta última con cifras que indican el retroceso sufrido en plena vivencia del conocimiento universal.
Un régimen de esta naturaleza tiene que ser sustituido por un gobierno que gobierne para todos, en democracia y libertad, y que garantize una calidad de vida decente. Un gran Acuerdo Nacional que incluya a toda la disidencia que con coraje y con una dirección plural logre implantar un gobierno de Unidad Nacional. ¡Sí se puede!

Acuerdo Nacional y gobierno de Unidad
Insistiremos hasta el cansancio en la necesidad de construir una dirección política que con firmeza y valentía conquiste la implantación por la vía pacífica y electoral de un gobierno de Unidad Nacional que abra las puertas a la democracia, a la libertad, a la lucha contra la pobreza y al respeto a la Constitución, que restablezca las instituciones, la independencia de poderes, donde haya justicia hoy ausente por la confiscación de los poderes por una dictadura que además de represiva es incompetente e ineficaz. El instrumento fundamental es la más amplia Unidad Nacional dotada de una dirección como ya dijimos con firmeza y valentía, y que se elija un gobierno que gobierne para todos.
Para lograr la reconstrucción del país devastado por esta dictadura todos somos necesarios, por ello, y a conciencia del pluralismo que está plasmado en la Constitución Nacional, nada de exclusiones, por el contario, mucha inclusión y tolerancia. Hay que terminar de firmar un gran Acuerdo Nacional que contenga los puntos prioritarios para un país en bancarrota y para un pueblo pasando toda clase de dificultades, entre ellas la falta de comida, el hambre, el desempleo, la inflación que se traga literalmente los pírricos aumentos de salario. La única manera de obtener la victoria es con la lucha unitaria, sin exclusiones, sabiendo que en un frente tan amplio no todos tienen el mismo coraje pero basta, en nuestra opinión, que de una u otra manera se oponga a la dictadura militar que tiene al frente a un aprendiz de tirano.
Cuando hablamos del tema militar, tenemos presente que se trata de una cúpula corrupta pero que en el seno de las FAN hay descontento y en especial en la familia militar que sufre la misma tragedia que el resto del pueblo. La lucha es en todos los terrenos, desde los problemas sectoriales y sus reivindicaciones inmediatas que originen todo tipo de movilizaciones, considerándolas como parte importante del cambio político que se exprese en la salida de Maduro, de su régimen y de su modelo económico.
Reconstruir el país reclama un esfuerzo titánico donde todos tengamos un papel que cumplir, por modesto que sea, en levantar el espíritu de combate y de esperanza de que sí se puede alcanzar la Venezuela Democrática con el ejercicio pleno de todas las libertades y el respeto de la Constitución y de los derechos humanos.
Un pueblo unido, con unos objetivos claros y una dirección política plural es invencible, nuestro pueblo logrará su libertad. La lucha es permanente y la victoria la alcanzaremos mediante ese diario combate por una Venezuela democrática, por un cambio político con sentido de urgencia y teniendo en la mente la misión ineludible de salvar a nuestra patria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada