miércoles, 2 de marzo de 2016

EL SAQUEO CAMBIARIO


     Resultado de imagen para carlos tablante
 CARLOS TABLANTE

El gobierno de Hugo Chávez estableció el control de cambio en 2003 con el objetivo –dijo-de prevenir la huída de capitales. El resultado es que este no solo no se detuvo sino que aumentó. Expertos señalan que hasta 2012 habían salido casi 180.000 millones de dólares por este concepto y Venezuela no solo no se recuperó sino que está al borde del colapso económico y social.

En un país que importa casi todo lo que consume, lo que parecía una medida económica se convirtió en un arma política de control de la población que pasó entonces a depender de las autoridades para cubrir todas sus necesidades.
Además, las redes de delincuencia organizada que penetraron el Estado en la última década, pronto advirtieron las oportunidades que el sistema cambiario ofrecía para saquear los dineros públicos y enriquecerse rápido y sin mayor esfuerzo. A través de empresas de maletín – con la complicidad de Cadivi, sus sucesoras y del Seniat, el Servicio de Aduanas y la Guardia Nacional Bolivariana – seudo empresarios y funcionarios corruptos le robaron al país mas de 200.000 millones de dólares.
Entre Cadivi y Cencoex se liquidaron en once años (2003- 2014) más de 230 mil millones de dólares destinados a la importación de bienes y servicios, tanto de empresas públicas como privadas. Si el monto de lo defraudado se estima en un 60%, a través de empresas de maletín, sobrefacturación e importaciones que no llegaron, el saqueo cambiario -solo por esta vía- se aproxima a los 138 mil millones de dólares.
Por su parte, Ecoanalítica, estima en 125 mil millones de dólares el dinero robado a la nación ligado al manejo de divisas para obras públicas financiadas por el Fonden y el Fondo Chino, también por concepto de sobrefacturación.
A esto se suman los 25 mil millones de dólares defraudados a través del Sitme denunciados por el exministro Jorge Giordani y la ex presidenta del BCV Edmee Betancourt. También el ex ministro de relaciones interiores Miguel Rodríguez Torres reconoció que casi el 40% de las empresas que adquirieron dólares a través del sistema de control cambiario de Venezuela son empresas de papel que recibieron el dinero pero no importaron nada. Igualmente críticos han sido otros ex funcionarios ahora enfrentados a la cúpula dirigida por Maduro y Cabello.
El desastre de Cadivi y sus sucesoras incluye también los negocios ilícitos con la moneda virtual Sucre y el sobreprecio en las exportaciones a Venezuela realizadas por compañías ecuatorianas en complicidad con empresarios y funcionarios venezolanos, como es el caso del Fondo Global de Construcción, por poner un ejemplo, que suman más de 228 millones de dólares los cuales terminaron diluidos en cuentas privadas de paraísos fiscales, como detallamos en el libro El Gran Saqueo: Quienes y como se robaron el dinero de los venezolanos.
Cadivi fue eliminada por Nicolás Maduro el 15 de enero de 2014, sin conocerse un informe que revelara la verdad sobre las empresas de maletín, sus propietarios y los cómplices del gobierno que utilizaron la institución cambiaria para enriquecerse, con una altísima responsabilidad en la crisis social y económica que hoy sufre Venezuela. Sin embargo, esta medida no evitará las investigaciones. Los delitos de corrupción no prescriben, como lo establece el articulo 271 de la Constitucion Nacional.
Son muchos los responsables del saqueo cambiario pero, como quien ostenta mas poder tiene mayor responsabilidad, hay que comenzar a investigar a los altos funcionarios que estuvieron y están al frente de Cadivi, Cencoex, Sitme, BCV, Seniat, Aduanas, GNB, el ministerio de Finanzas y otros organismos públicos autorizados a importar como Pdvsa-Pdval, Bariven, CASA, Corpovex, Veximca, Suvinca, CVG, entre otras.
La Asamblea Nacional, a través de la Comisión de Contraloría, decidió iniciar las investigaciones que sin duda arrojarán sanciones políticas contra los funcionarios responsables. Igualmente, presentara los correspondientes informes ante el Ministerio Público que, ahora o después – cuando se recobre el Estado de Derecho – tendrá que tomar acciones concretas, con nombre y apellido, sobre el saqueo cambiario que contribuyo a arruinar a Venezuela. El objetivo, además de establecer ejemplares sanciones, debe ser recuperar el dinero robado a los venezolanos y dirigirlo a lo que inicialmente estaba previsto: obras y programas para el desarrollo y el bienestar de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada