jueves, 3 de marzo de 2016

Juristas de veinte países consideran nulo el juicio a Leopoldo López


Más de 1.200 personalidades del mundo del derecho, procedentes de veinte países diferentes, han firmado un manifiesto en el que consideran nulo el juicio al opositor venezolano Leopoldo López por las “gravísimas vulneraciones” de derechos que se cometieron en su tramitación.
El escrito, presentado hoy en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, exige que el opositor sea puesto en libertad de manera inmediata e incondicional, al igual que los demás presos políticos.
El manifiesto, que fue leído por el expresidente del Tribunal Constitucional español, Álvaro Rodríguez Bereijo, cuenta entre sus firmantes con los expresidentes del Gobierno Felipe González y José María Aznar; el expresidente del Tribunal Supremo español Javier Delgado y el exministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, entre otras personalidades.
Los juristas firmantes solicitaron a las instituciones venezolanas que garanticen plenamente los principios democráticos, la transparencia y la libertad para presentarse a los procesos electorales, así como el pluralismo político.
En la lectura del manifiesto, los juristas dijeron que Venezuela es el país latinoamericano con los niveles más bajos de libertad y democracia, debido a la extrema violencia política, la corrupción, la extenuante represión, el control de los medios de comunicación y la “injusta” persecución de los líderes opositores, según los datos de la organización Freedom House.
Para su defensa, los juristas se apoyaron en la asociación Human Rights Watch, que tuvo acceso al expediente judicial de Leopoldo López y denunció que no se aportaron pruebas que permitan, bajo los estándares comunes del Estado de Derecho, “vincular a los acusados con ningún delito”, ya que se limitaron pacíficamente a ejercer sus derechos de libertad de expresión y manifestación.
En el acto también estuvieron presentes los padres y la hermana de López, que agradecieron el apoyo que está recibiendo su causa y recordaron la figura del opositor encarcelado.
Su madre, Antonieta Mendoza, pidió no olvidar a los 179 presos políticos que están en la cárcel de Ramo Verde y se mostró esperanzada con el cambio político de Venezuela, que definió como un “escenario complicado pero muy diferente al de antes del 6 de diciembre”, en alusión a la victoria de la Mesa de Unidad Democrática en las pasadas elecciones parlamentarias.
Por su parte, el padre del opositor, Leopoldo López Gil, abogó por una justicia que “no debe ser ciega” porque, a su juicio, puede ser víctima de los abusos de los poderosos y dio las gracias a España, a la que considera la “madre patria” de la familia López.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada