martes, 14 de junio de 2016

DEMOCRACIA A LA CARTA


Resultado de imagen para pompeyo marquez
POMPEYO MARQUEZ

Algunos estudiosos de la democracia se remontan para su estudio a su nacimiento en la antigua Grecia y continuan analizando el proceso hasta el presente. En el caso venezolano estamos ante una dictadura militar – civil que ha conculcado los derechos humanos y las libertades más elementales, civiles y políticas.
Nuevamente recomiendo leer el ensayo de mi fraterno amigo profesor Emilio Nouel titulado “La Cláusula Democrática: la soberanía externa frente a los derechos fundamentales”, prologado por otro de mis fraternos amigos, el profesor universitario y exministro Henrique Meier.
Lo importante de destacar, en el caso venezolano es que estamos –como señalamos antes–, ante una dictadura militar y que es incomprensible que se desconozca la Carta Democrática que se remonta a la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, al Acta Fundacional de Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos y todos los organismos que se derivan de esta.
Se ha puesto en discusión a los regímenes democráticos, sin lugar a duda no son perfectos, pero como cita el profesor Nouel a Wiston Churchill, el democrático es el único régimen que es perfectible y que garantiza a los ciudadanos cobijados en él las libertades más elementales como el respeto a los derechos humanos, elecciones libres, alternabilidad en el poder, libertad de expresión, pluralismo político e ideológico, el derecho de propiedad y el derecho a la vida, entre otros.
El ensayo del profesor Nouel no se limita a la Carta Democrática Interamericana de la OEA sino también a las referencias fundacionales de Mercosur y Unasur, así como el Comité de Derechos Humanos de la OEA.
El prólogo del profesor Meir es de noviembre de 2013 y allí se atisba la posibilidad de aplicar la Carta Democrática Interamericana desde la OEA: “No pasará mucho tiempo para que iniciemos la reconstrucción del Estado Democrático de derechos aleccionados por la experiencia de los errores del pasado democrático y de la catástrofe política, económica, social jurídica, institucional y cultural que, conjuntamente con la catastrofe ecológica y sus secuencias humanas nos trajo la supuesta ‘refundación de la República’ autocalificada como ‘V República’ en el funesto final año del año 1999.”
El autor plantea la legitimidad de origen (electoral) y la legitimidad de actuación que pone al descubierto a los regímenes autoritarios y totalitarios que merecen la aplicación de la Clásusula Democrática como es el caso de la dictadura venezolana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada