miércoles, 8 de junio de 2016

EL DIÁLOGO NECESARIO

Resultado de imagen para POMPEYO MARQUEZ
                  POMPEYO MARQUEZ

Este es un momento estelar en la búsqueda de una salida a la crisis venezolana con la participación de demócratas del continente tales como los expresidentes Zapatero, Torrijos y Fernández y el secretario general de UNASUR, el expresidente Ernesto Samper. Hay una información en El Universal del domingo 29/5/16 referida a la visita al Papa Francisco por parte de Leonel Fernández, el coordinador del diálogo. Según esa información en dicha entrevista barajaron diferentes opciones para que esta vez no fracasen las conversaciones.
La MUD nunca se ha negado a conversar, la situación ha llegado a esta características de catástrofe por la tozudez de la dupla Maduro-Maduro que ha roto, mejor dicho han dinamitado puentes para el diálogo.
En el dominó hay una figura que dice que “mano segura no se tranca” y un experto en negociación recuerda que lo que está seguro no se negocia. Pongamos un ejemplo: ¿Cómo se va a negociar sobre el respeto de la Constitución?; otro ejemplo, ¿Cómo va a echar para atrás la MUD todo lo andado hacia el Revocatorio, que es un derecho constitucional para el cual se han recogido más de 2 millones de firmas, estableciéndose un compromiso de la dirigencia política con el electorado que ha sufragado mayoritariamente a favor de un cambio?
De allí que con toda razón la MUD y Henrique Capriles subrayen que el Revocatorio lo retarda descaradamente el CNE por instrucciones Jorge Rodríguez que quiere repetir su “hazaña” que le dio resultado con el Referendo Revocatorio de 2004, cuando formaba parte del CNE y él lo dominaba a su antojo; retardaba y retardaba el RR hasta tanto rindieran resultados la presencia de médicos cubanos en los barrios y otros programas sociales recién implementados…  y le sonó la flauta.
Ahora Jorge Rodríguez quiere repetir aquella experiencia, pero en este momento vivimos una realidad diferente a la del 2004, entre otras variables, porque quedó demostrado el 6-D que somos mayoría quienes queremos un cambio.
Están dadas las condiciones para un diálogo pero con un gobierno de transición que unifique al país y le abra caminos a la democracia y a la República civil. Es la lucha por la libertad que no tiene precio, que no es negociable; están en lo justo quienes proponen no solo hablar de diálogo sino también sobre acuerdos y negociación: Revocatorio, fin de la crisis humanitaria y libertad para los presos políticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada