miércoles, 15 de junio de 2016

Oposición: Venezuela entrará en una “peligrosa turbulencia” si se anula proceso para revocatorio



MUD-Tarjeta_Unica_NACIMA20150722_0166_6

Venezuela entrará en una fase de conflictividad con consecuencias en toda la región si la justicia anula el proceso para un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, advirtió este martes la oposición a raíz de una demanda contra la iniciativa.
“Si se utiliza el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para frenar o anular el proceso de revocatorio, Venezuela sale definitivamente del ámbito de la ley y la Constitución y entramos en una zona de turbulencia extremadamente peligrosa”, dijo el secretario de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba.
El portavoz denunció que el oficialismo tiene la intención deliberada de empujar al país a dicho escenario, lo que generaría un impacto más allá de sus fronteras.
“Lo que pase en Venezuela va a impactar a toda la región”, sostuvo.
El lunes, el chavismo presentó una demanda ante la Sala Constitucional del TSJ -acusado por la oposición de servir al gobierno- por “fraude” en la recolección de firmas para activar el revocatorio.
Al introducir la querella, el delegado presidencial Jorge Rodríguez se abstuvo de precisar si ésta busca la anulación o suspensión del proceso.
“Este es el plan B del oficialismo, judicializar el proceso para entonces utilizar el TSJ como ‘guarimba’ (refugio) judicial. Su plan A era parar el revocatorio en el CNE (Consejo Nacional Electoral), pero no lo pudieron lograr”, afirmó Torrealba.
El dirigente negó las supuestas irregularidades y dijo que “el único fraude” fue el que intentó el oficialismo, con la “complicidad” del CNE, para afectar la recolección de firmas.
El pasado viernes, el CNE dio luz verde para que 1,3 millones de personas validen sus rúbricas con la huella dactilar entre el 20 y 24 de junio y de ese modo se pueda activar la consulta.
Otras 600.000 firmas fueron anuladas por inconsistencias como que pertenecían a personas fallecidas, convictos y menores de edad, según el CNE.
Para echar a andar el revocatorio se necesitan poco menos de 200.000 rúbricas.
“En octubre habrá referendo y no lo podrán parar a menos que (…) utilicen la trampa de la judicialización del proceso”, enfatizó Torrealba.
Maduro asegura que el referendo solo será posible a partir del año entrante.
Si la consulta se realiza antes del 11 de enero de 2017, cuando se cumplen cuatro años del período presidencial y Maduro pierde, se convocará a elecciones. Pero si es después de esa fecha, aun cuando el mandatario sea derrotado, su vicepresidente gobernará los dos años restantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada