sábado, 18 de junio de 2016

KERRY Y LA CHAPARRITA

FAUSTO MASÓ


Nada más patético que la fotografía de la chaparrita con John Kerry. La chaparrita revolucionaria, la que ha clamado contra el imperialismo por los cinco continentes, sonríe al estrechar la mano de Kerry que, en cambio, mantiene una cierta dignidad como diciendo estoy aquí por obligación. La fotografía es patética por el contraste entre Kerry y la chaparrita.
Hay que buscar comida, abrazarse con los imperialistas. ¿Qué pasó con el antimperialismo de Maduro? El gobierno de Nicolás ha enviado a su canciller por el mundo para salir de abajo, sin demasiado trabajo, le pide al propio Estados Unidos que le tienda una mano. Cuando por primera vez hay hambre en Venezuela, hasta Kerry se vuelve simpático.
La canciller en persona, la chaparrita Delcy Rodríguez, se retrata dándole la mano a Kerry. A eso hemos llegado, de los discursos antimperialistas al abrazo con el representante del imperio, con la bendición del propio Nicolás.
“Estados Unidos nos propone que iniciemos una nueva etapa de diálogo de alto nivel. ¡Aprobado!”, dice Nicolás Maduro horas después del encuentro entre el secretario de Estado, John Kerry, y la canciller Delcy Rodríguez en la 46° Asamblea General de la Organización de Estados Americanos en República Dominicana.
“Yo estoy listo para designar embajadores y reorganizar relaciones. A mí el presidente Obama me cae muy bien”, grita Nicolás.
Mientras tanto, el próximo lunes comienza el proceso de validación de las 1.300.000 firmas recogidas por la oposición para iniciar la revocación de Maduro. Rechazarán 600.000 pero quedarán firmas suficientes para celebrar el revocatorio. Hay referéndum este año, o en el primer semestre del próximo.
Kerry enviará a Caracas a uno de sus diplomáticos más cercanos, Thomas Shannon. El Departamento de Estado mantiene su apuesta en favor del referéndum revocatorio contra Nicolás Maduro. “Estados Unidos se une al secretario general Almagro y a otros en la comunidad internacional haciendo un llamado al gobierno de Venezuela para que libere a los presos políticos, respete la libertad de expresión y de reunión, alivie la escasez de alimentos y medicinas y honre los propios mecanismos de la Constitución incluyendo un referéndum revocatorio”, añade Kerry.
El oficialismo ha pedido al Tribunal Supremo que intervenga en el proceso y decrete que hubo fraude en la recogida de firmas, pese a que más de 2 millones de personas acudieron a firmar. La canciller chavista atacó furiosa al secretario general: Le dijo: “Estás en la nómina de Washington en los asuntos de Venezuela. Sé que te da risa, pero es así”.
Mientras, Nicolás ¿quiere volver a Ramos Allup el líder de la oposición? Amenaza con meterlo preso, lo acusan en el Tribunal Supremo.
Hay algo seguro, el hambre avanza en Venezuela. No hay comida, ni dólares para traerla, esa es la tragedia del gobierno y lo que está provocando manifestaciones y protestas por todo el país. Con amenazas no conseguirán que haya comida ni dólares. Acabaron con la producción nacional, carecen de recursos para importar. Las protestas seguirán. El futuro no es propicio para Nicolás.
Quieren acercarse a Estados Unidos y le ordenan a la chaparrita, a la canciller venezolana, que le estreche la mano a John Kerry.
Saben, además, que hoy firmarían 10 millones de venezolanos para celebrar el referéndum revocatorio.
La chaparrita se retrata estrechándole la mano de Kerry. No hay otro remedio.
¡Viva el imperialismo!, terminará gritando Nicolás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada