jueves, 9 de junio de 2016

LIBERTAD PARA LEOPOLDO

CARLOS TABLANTE


Por si alguna duda quedaba, la visita del ex presidente José Luis Zapatero a Leopoldo López en Ramo Verde, ratificó lo que ya todos sabíamos: que Leopoldo es un preso de conciencia del régimen de Maduro. La respuesta de Leopoldo ha sido contundente:  Habrá diálogo siempre y cuando se cumplan las claras exigencias planteadas por la Unidad democrática.

Leopoldo respondió con valentía. El no se rinde y el país tampoco. Hay que encontrar la salida a la terrible situación que vivimos pero hay que hacerlo por la vía democrática como lo establece la Constitución. El revocatorio es la respuesta. Dejar que la gente hable y exprese su derecho constitucional a revocar a un presidente nefasto. Es lo correcto, es lo legal, es lo saludable. La otra opción es la violencia. Más muertes, más desgracia, más ruina para todos. Eso es lo que no queremos.
Preferimos pensar que quienes aún se identifican con el régimen tampoco quieren más violencia.  Delincuentes, uniformados o no, como los que dispararon y asesinaron a Jenny Ortiz en San Cristóbal mientras buscaba alimentos o los que golpearon y robaron a los periodistas que cubrían una manifestación por la misma razón en Caracas, son minoría y deben ser juzgados pero sobre todo, aislados.
La conducción política unitaria se articula con todos los actores.  Los movimientos sociales y los partidos políticos. Los diálogos y las coincidencias se intensifican entre Leopoldo López, Henrique Capriles, Henry Ramos,  Julio Borges, Enrique Márquez, Freddy Guevara, Luis Florido y Chúo Torrealba, entre otros, como bien se refleja en las redes sociales.  Los que queremos cambio somos mayoría y estamos más unidos que nunca.
El próximo lunes 20 de mayo, la Corte de Apelaciones de Caracas, en respuesta a la impugnación del juicio solicitada por los abogados de Leopoldo en octubre del año pasado, hará una revisión jurídica del caso que debe ser pública y oral. La apelación de Leopoldo está fundamentada en argumentos sólidos que ya han sido evaluados por distintas instancias internacionales como las Naciones Unidas, Amnistía Internacional y apoyados por decenas de ONGs de derechos humanos, parlamentarios, premios Nóbel, ex presidentes y personalidades de numerosos países.
Las evidencias de que se trató de un juicio amañado no pueden ser más claras: el fiscal del caso Franklin Nieves confesó haber recibido “órdenes” para fabricar la acusación y Rosa Amelia Azuaje, la principal testigo promovida por la Fiscalía, denunció que su informe de peritaje fue desvirtuado.
La audiencia de apelación será un momento crucial para calibrar la verdadera intención de dialogar del régimen, al igual que lo sería dejar de obstaculizar la realización del referendo. Como dice Leopoldo, Venezuela quiere y necesita que el revocatorio sea este año. No hay más tiempo. La libertad es para todos: para los presos políticos y para todos los venezolanos que ahora se sienten secuestrados por este régimen que los está matando de hambre, enfermedades e inseguridad.
Libertad para Leopoldo y libertad para todos los venezolanos! Ya!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada