viernes, 25 de septiembre de 2015

PEREGRINAJE PONTIFICIO


    Resultado de imagen para eduardo fernandez
         EDUARDO FERNANDEZ


El papa Francisco ha resultado ser un líder espiritual de una enorme significación.
Es evidente que en la última reunión los cardenales eligieron al líder más adecuado para las circunstancias que vive la Iglesia y para el momento que vive el mundo. Es el primer argentino, el primer latinoamericano y el primer jesuita que llega a la jefatura de la Iglesia. Comienza su pontificado con la exhortación apostólica “La Alegría del Evangelio” en la que pone de manifiesto la vigencia del mensaje salvífico para el mundo.
Luego, impacta a la opinión pública con su encíclica Laudato si en defensa de la Casa Común, una notable actualización de la doctrina del humanismo cristiano en el marco de un manifiesto ecológico. Ahora, el Santo Padre está en los Estados Unidos y va a las Naciones Unidas.
Llegó en su tercer viaje al continente por Cuba. Saludó a unos feligreses para quienes la presencia de Francisco es un aire fresco, de espiritualidad, de amor, y de fraternidad.
El centro del mensaje del Papa en Cuba, como tenía que ser, es el amor, la fraternidad y la reconciliación. En la Plaza de la Revolución frente a más de un millón de personas dijo: “El mundo necesita reconciliación en esta atmósfera de tercera guerra mundial por etapas que estamos viviendo”. Exhortó: “La misión de los cristianos es la de servir a la gente más que a las ideologías y no cerrarse frente a quien piensen diferente”... para ratificar lo dicho en su viaje a Ecuador: “No se sirve a las ideas, se sirve al prójimo”.
Al referirse al conflicto como el prolongado proceso de violencia en Colombia dijo: “No tenemos derecho a permitirnos otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación”. Haciendo un análisis de contenido del mensaje del Papa surgen palabras claves: Dios, amor, reconciliación, diálogo, justicia, misericordia, servicio, fraternidad, esperanza, paz.
También ha definido con claridad que está contra el odio, la guerra, la violencia, el egoísmo, la desesperanza, el materialismo, un mundo sin ética, el revanchismo, la intolerancia y la depredación del ambiente.
Al escribir estas líneas llega a Washington. Tengo ilusión por escucharlo al convertirse en el primer pontífice en ofrecer un discurso ante el pleno del Congreso; su intervención en la Asamblea General de la ONU, así como su mensaje a la familia desde Filadelfia.
Seguiremos conversando.


Eduardo Fernández
@efernandezve

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada