lunes, 12 de octubre de 2015

CARTA ABIERTA A LOS MILITANTES DE LA UNIDAD
 
 
Resultado de imagen para chuo torrealba
                Jesús Chúo Torrealba
 
A todos los comandos de campaña regionales, circuitales, y de centros de votación. A todos los comandos familiares. A mis hermanos dirigentes nacionales, regionales y de base de todos los partidos políticos que integran la Unidad Democrática. Al inmenso torrente independiente, al cual pertenezco, que es motor esencial del cambio: 
Este domingo 11 de octubre estamos exactamente a 56 días del 6D, a ocho semanas del cambio. No es éste, pues, tiempo de retórica. Es tiempo de precisiones claras sobre el dispositivo general de lucha y las decisiones específicas de activación y movilización que nos conducirán a obtener, defender y ejercer la victoria el próximo 6 de diciembre. Tales precisiones son las siguientes.
1. Nuestra estrategia está clara
Desde el 23 de enero de 2015 todos los partidos y todos los liderazgos de la Unidad Democrática tenemos una estrategia consensuada, plasmada en una visión compartida de la crisis que enfrentamos. Esa visión compartida tiene tres puntos centrales: La esencia de la crisis es de carácter económico y social, sus consecuencias de tipo político y moral son inaceptables y la solución deseable de la misma será de naturaleza política y electoral. Esta visión compartida esta escrita y fue hecha pública el 23 de enero de 2105 en un evento realizado en El Morro de Petare. Allí estuvimos todos. Allí todos nos comprometimos.
2. Nuestro programa
de cambios está explícito
El Proyecto-País de la Unidad Democrática es transparente: vamos a construir en Venezuela una economía abierta, libre y productiva, capaz de financiar una sociedad realmente justa, inclusiva y solidaria, que viva y prospere en el marco de una democracia funcional, transparente y de instituciones llenas del pueblo al que se deben. Esa es la Venezuela Unida. Para llegar a ella es preciso transitar un proceso de cambio. Ese proceso tiene un punto de inflexión muy importante el próximo 6D. Al obtener una amplia mayoría en la próxima Asamblea Nacional aplicaremos un programa legislativo que esta discutido, consensuado, aprobado, escrito y publicado: vamos a unir al país, a través de la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional; vamos a impulsar iniciativas legislativas para equilibrar la economía, detener la inflación, mejorar el ingreso, impulsar la producción nacional, garantizar el acceso de todos y en especial de los más pobres a los alimentos y medicinas, para acabar con la impunidad del hampa y castigar la complicidad entre burócratas y pranes, para darle seguridad al pueblo; vamos a promover el cambio político para que esas soluciones que construyamos sean progresivas y sostenibles. Si el Poder Ejecutivo intentara sabotear la construcción de soluciones a la crisis, activaremos los mecanismos que la Constitución Nacional prevé: enmienda constitucional, reforma constitucional, referendo revocatorio o Asamblea Nacional Constituyente. Se escogerá entre estos mecanismos el que más se adecúe a la situación, el que más participación social permita y sobre todo el que más estabilidad y paz proporcione al país.
3. Nuestra campaña es social
En un régimen totalitario, con líderes opositores presos, con zonas del país militarizadas sin que haya conflicto interno o externo que lo justifique y con grupos delincuenciales lanzando atentados con granadas que sólo importa, almacena y custodia el gobierno, las elecciones no son una “fiesta democrática” y el voto es más que un derecho. En esta situación las elecciones son una rebelión, la única posible, la rebelión electoral, y el voto es el arma del hombre libre. Siendo esto así, tampoco la campaña electoral puede ser un evento rutinario, de actos convencionales y cuñas predecibles. Entre otras cosas, porque la censura dificulta o impide la difusión masiva de las propuestas de la Unidad, y trampas como los llamados “estados de excepción” impiden y hasta criminalizan la realización de reuniones, mítines o asambleas. Por eso la Unidad Democrática en vez de hablar de “campaña electoral” esta motorizando una campaña social.
4. Nuestra agenda
es la del pueblo,
la de la realidad
La agenda de la Campaña Social esta centrada en lo que VENEZUELA QUIERE: que el dinero alcance, que todos tengamos acceso a alimentos y medicinas, que el hampa no siga matando. Esos son nuestros temas, los temas de nuestro discurso y nuestra acción política. Nada de estar cayendo en los peines del gobierno. A esos tipos ya no los escuchan ni lo que queda de sus bases, no les hagamos el favor ¿Pactos, acuerdos, debates, bla bla? ¡No, señor! ¡Aquí quien tiene que hablar es El Soberano, y lo va a hacer fuerte y claro el próximo 6D! Si algún desprevenido, más allá de nuestras fronteras, tuviera alguna duda sobre si la Unidad va a respetar los resultados electorales, le aclaramos dos cosas: primero, en Venezuela los únicos que respetamos los resultados somos los opositores; segundo, el 6D no sólo vamos a respetar los resultados… ¡además vamos a obligar al gobierno a que los respete! ¡y no con un “documento”, sino con el pueblo movilizado!
5. Nuestra movilización
es cuerpo a cuerpo,
 puerta a puerta
En un país con instituciones secuestradas y medios amordazados, el espacio para la lucha política es la calle. Específicamente, la calle con pueblo por convencer. Por eso nuestros dos mecanismos fundamentales de movilización son el contacto directo, cara a cara, en recorridos puerta a puerta y casa por casa, por un lado, y el activismo intenso en las redes sociales, específicamente para divulgar y ampliar el impacto de nuestros recorridos, clave en un país donde 7 de cada 10 internautas son jóvenes, pobres y estudiantes.
6. Así es como vamos
a derrotar al Petro-Estado,
así es como vamos a
defender la victoria del pueblo:
Tales recorridos, además de propagandísticos, tienen un propósito organizativo: Cada “puerta a puerta” debe dejar como saldo miles de nuevos comandos familiares activados y cientos de nuevos comandos de campañas funcionando en las cercanías de los centros de votación. Porque es así, unidos y organizados, como el 6D derrotaremos al ventajismo del Petro-Estado, y como en la noche y en la madrugada del 6D defenderemos y cobraremos esa victoria. ¡ESTA DICHO! ¡PALANTE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada