jueves, 31 de diciembre de 2015

15 píldoras o los dados sin caramelo de T.U.

Foto de perfil de Fredy Rincón
Fredy Rincón Noriega
@ferinconccs

Ha corrido por la redes sociales unas “15 píldoras sobre la Asamblea Nacional” escritas por Thaelman Urgelles. Tienen la extraña intención de cerrarle el paso a Henry Ramos Allup como Presidente del Poder Legislativo que se instala el próximo 5 de enero.
Algunas de esas pastillas recuerdan,  por su obsolescencia, a las famosas rosadas del Dr Ross. Entre las primeras bolitas se señala a Ramos Allup como el principal responsable de colocar su aspiración fuera “de los muros de la alianza y la pusiera a rodar en los medios y redes sociales.”. Ni por asomo menciona a quienes comenzaron a jugar posición adelantada sobre este asunto. El autor sabe, porque es una persona enterada de los pormenores de la política criolla, que en medio de la primera celebración se comenzaron a sacar cuentas equivocadas. Pero la voracidad es tan mala consejera que casi siempre provoca resultados contrarios a los deseados por sus promotores.
El amigo cineasta deslegitima a Ramos en su píldora 5 acusándolo de cambiar el mensaje para complacer “el gusto de los eternos comecandela, adversarios jurados de la ruta electoral y descalificadores de la MUD” No cita ni una línea para demostrar semejante afirmación.
Otro señalamiento sin pruebas, recurso con frecuencia usado para descalificar primero y aclarar después, es afirmar que el actual secretario general de AD tiene, colocándose al margen de las normas de funcionamiento de la alianza, una especie de connivencia con “enemigos de la ruta pacífica, electoral y constitucional”. A nadie, entre los  actores integrantes de la MUD, se le ha ocurrido mencionar tan graves y temerarias conjeturas.
Si de algo tiene fama el líder de AD es de ser directo, franco y honesto en sus planteamientos políticos. Pero además, jugarretas de ese tipo para alcanzar una determinada posición no tienen espacio dentro de la alianza, ni por parte de Henry ni de ninguno de sus otros cuatro dirigentes. Afortunadamente  entre ellos ha prosperado la confianza mutua y el blindaje contra viejas intrigas.
Decir que el líder de AD ha guardado silencio y calla frente a los errores cometidos por sectores de la oposición muestra la pérdida de un sentido que Thaelman siempre ha tenido. Que sepamos hasta ahora, nadie le ha pedido a Ramos que defienda con lealtad a sus compañeros de dirección, como tampoco el dirigente de AD le ha pedido a sus compañeros que lo hagan con él. Frente a los ataques contra Julio y Henry, o cualquier otro dirigente de la MUD, los defensores han sido los demócratas venezolanos, sin ver primero a que color político pertenece el atacado. De manera que es inamisible la píldora 8.
Otras verrugas feas salen a flote en los puntos 9,10 y 11. Emplear neuronas en asesorías que supongo no ha solicitado Voluntad Popular, con el avieso propósito de enemistar a Henry Ramos con esa organización, resulta incomprensible. Es una acción que demerita a quien la realiza. Lo que procede es felicitar al veterano dirigente por haber logrado el apoyo de estos sectores. Sumar a gente que hasta ayer no compartían los puntos de vistas de la mayoría de la MUD, más que un defecto, es una virtud. Desmerecerla con el triste argumento que esa asociación es para cerrarle el paso a un determinado dirigente o porque se alían con un representante del “agotado modelo bipartidista que antaño”, entra en el campo de la especulación y en los límites de las descalificaciones inaceptables.
Lamento que en ese plan de “asesor” de tribuna, Thaelman alerte a VP para que no cometa el error de unirse con quienes le disputan seguidores socialdemócratas. Solo faltó recomendarles que no sean pendejos, que apliquen la viveza criolla y entre todos volvamos a la vieja prédica izquierdista de los años 1970-1980.
A pesar de las limitaciones informativas, propias de un autoexiliado en Canoabo, trato de estar al día en lo que dicen y hacen nuestros dirigentes. Ayer supe de muy buena fuente que  Enrique Capriles, Julio Borges y la inmensa mayoría de Primero Justicia no haría un problema de honor, si la mayoría de diputados demócratas se inclinan por el experimentado parlamentario.
Ojalá, el nuevo año ilumine a la dirección de la MUD y escojan, sin necesidad de someterlo a votación, al candidato para presidir a la nueva Asamblea. Es obvio que me inclino por Henry Ramos Allup, pero también estoy seguro que si es otro el electo sabrá cumplir con esa complicada misión. 
Espero que esta discrepancia directa la entiendas como una respuesta legítima a la polémica que has planteado también de modo directo. Era una píldora que faltaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada