viernes, 18 de diciembre de 2015

Urge amplio acuerdo nacional para enfrentar la compleja situación que se nos viene
 
 
         
El encarecimiento del dólar, la caída en los precios del petróleo y la decisión mundial de reducir el consumo de petróleo colocan a Venezuela frente a un muy difícil escenario a corto y mediano plazo, señaló el secretario ejecutivo de la Unidad Democrática

Prensa Unidad Venezuela (Caracas, 18 de diciembre de 2015).- El secretario ejecutivo de la Unidad Democrática, Jesús Chuo Torrealba, alertó este viernes sobre la urgencia de que en Venezuela se alcance un amplio acuerdo nacional para tomar medidas que permitan al país enfrentar la compleja situación que enfrentará a corto y mediano plazo, y ante la cual el gobierno no se está preparando porque sus dirigentes “de lo único de lo que se ocupan es de estar insultando a todo aquel que no esté de acuerdo con ellos”.
“Eso hay que acordarlo y definirlo como proyecto nacional y para eso necesitamos una alianza entre el Estado y la sociedad y un gobierno que sea capaz de convocar a todos, a todos, en función de esas metas comunes y eso, ni de chiste, podría hacerse con alguien como Maduro o como Cabello al frente de los destinos del país”, dijo Torrealba al despedir su programa radial “La fuerza es la unión”, que transmite de lunes a viernes por RCR, el cual dedicó a hacer un balance de los logros alcanzados durante 2015 en comparación con los de 2014, y una proyección de lo que espera a los venezolanos para 2016 y los años inmediatos.
“Todo lo que nos planteamos en 2014, lo hicimos. Podemos decir que ´los objetivos fueron logrados´, como no lo pudo decir cierto personaje. Como consecuencia de eso, obtuvimos una victoria electoral en los comicios parlamentarios muy importante, pero además logramos muchas otras cosas: nos quedaron enseñanzas y aprendizajes tan valiosos o más que la victoria, porque serán la base de victorias futuras”, indicó.
“¡Venezuela, sí se pudo! 2015 fue un año de trabajo y de victoria y nadie nos quita lo bailado. No solamente obtuvimos el triunfo electoral, sino que también tenemos este aprendizaje valiosísimo para convertir el logro electoral en victoria política, en victoria social, en victoria de todos”, insistió.
Los nubarrones que cubren al país
Al hablar del futuro inmediato, el activista social advirtió que “hay un par de nubarrones” sobre la economía venezolana “y ya sabemos cómo impacta la economía en lo social, en la vida cotidiana del ciudadano de a pie”. “El escenario para 2016 y los años siguientes, es muy complejo. Ojo con esto”, alertó.
Al respecto comenzó refiriéndose a la decisión adoptada este miércoles por la Reserva Federal de Estados Unidos (el equivalente al Banco Central de Venezuela), de elevar las tasas de interés entre 0,25 y 0,50 por ciento, lo que implica un fortalecimiento del valor del dólar.
“El pueblo venezolano, aunque no cobra en dólares, sufre las consecuencias, el impacto de lo que ocurre con esta divisa porque todo lo que aquí se consume es importado, y eso que se importa hay que pagarlo con dólares; entonces, si sube el precio del dólar, disminuye la posibilidad del venezolano, que gana en bolívares, de tener acceso a esos productos importados. Ya eso lo vimos en este doloroso 2015”, apuntó.
Seguidamente mencionó la baja que han venido sufriendo los precios del petróleo, el único producto de exportación con el que cuenta actualmente Venezuela debido a que “el gobierno, en estos 17 años, destruyó todas nuestras otras posibilidades de diversificación económica”.
Un tercer elemento sobre el cual llamó la atención fue la decisión de reducir el consumo de hidrocarburos que adoptaron los casi 200 países que participaron en la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático que se realizó del 30 de noviembre al 11 de diciembre en París, Francia. “Eso quiere decir que nosotros, que vivimos nada más que del petróleo, nos enfrentamos a un mundo que tiene el compromiso, de aquí al año 2030, de reducir drásticamente su consumo de petróleo”, comentó.
“Mientras eso está ocurriendo en el mundo real, nosotros tenemos a Maduro hablando paja de la guerra económica y del ´fraude telepático´; y al señor Cabello con el mazo en la mano sin saber qué va a hacer ahora. Ellos siguen al frente del poder Ejecutivo. De acuerdo a la ley - no sé si de acuerdo a las realidades - son gobierno hasta 2019, por lo que deberían estar convocando a todos los sectores nacionales de este país para buscar una solución, porque no puede ser que la única vía sea el hambre del pueblo”, dijo.
La construcción democrática del cambio necesario
“Aquí hay que hacer un amplio acuerdo nacional para enfrentar esta situación y, en lugar de eso, tenemos a unos irresponsables insultando a media humanidad, insultando al país, insultando a todo aquel que no esté de acuerdo con ellos, y últimamente insultando incluso a sus propios partidarios, llamando traidores a los chavistas de base porque se negaron a votar por Maduro y sus candidatos”, agregó.
“Deben entender que viene un proceso extremadamente complejo. Ya hoy, no estamos hablando de lo que puede ocurrir en los próximos días, hoy viernes 18 de diciembre la situación del venezolano es que no encuentra comida en los mercados. Lo que hay es colas por todos lados. Y no es que anden buscando los ingredientes para las hallacas, no, andan buscando espagueti, harina de maíz, azúcar, cosas básicas para comer”, indicó.
“Y por otro lado está el drama de las medicinas. Ayer la industria farmacéutica desmintió al ministro de Salud, Henry Ventura, quien dijo que supuestamente había abastecimiento de medicinas hasta el primer trimestre de 2016. No hay medicinas ni para 2016 ni para ahorita, pues el inventario se acaba en 20 días, según lo que dijeron los voceros de la industria”, apuntó.
“¿Hay derecho a que eso esté ocurriendo en un país al que le entraron un millón de millones de dólares en los últimos 12 años?”, planteó Torrealba al tiempo que recordó que el gobierno venezolano llegó a pagarle un bono salarial a los empleados públicos de Nicaragua para mejorar su desempeño. “¿Qué les parece? Desangraron al país para lograr sus objetivos politiqueros nacionales e internacionales. Se robaron los reales. Se acabó la fiesta y nos quedamos no solamente sin ahorros, sino endeudados. Ahora, el severo peso de esa deuda, pesa todavía más”, enfatizó.
“Toda esta situación forma parte del panorama que tenemos que enfrentar. Por un lado, el incremento del precio del dólar, porque todo lo que entra aquí es importado debido a que el gobierno destruyó nuestro aparato productivo. Pero también tenemos menos dólares para comprarlos porque el precio del petróleo cayó y porque estos tipos, además, destruyeron la capacidad operativa de nuestra industria petrolera. Esto es una urgencia inmediata para 2016”, resumió.
“Pero a mediano plazo – advirtió - tenemos otro problema gravísimo, porque el mundo se puso de acuerdo para consumir menos petróleo y esa es la única cosa que produce Venezuela. Entonces tendríamos que estar mesurando cuánto nos queda de posibilidad de ejercicio exitoso del negocio petrolero. ¿30 años, 40, 50? La edad del petróleo no se va a acabar porque se acabe el petróleo, por eso tenemos que ver cómo redefinimos el proyecto nacional en función de utilizar los próximos años que nos queden de negocio petrolero para relanzar a Venezuela en una dirección completamente distinta, que hay muchas”.
“Venezuela necesita urgentemente cambio, cambio en positivo, cambio para todos, entonces, asumamos que esa es la perspectiva para 2016: la construcción de ese cambio necesario. ¿Cómo? De manera impecablemente democrática, electoral, pacífica, constitucional como acabamos de ganar el 6D. ¿Cuándo? Cuando logremos compatibilizar los cronogramas ordinarios con la necesidad real del país y ese es un tema de ejercicio discreto, sobrio, de las realidades. Avancemos porque lo que viene es muy complejo y tenemos, como venezolanos, la responsabilidad de enfrentar ese futuro y de solventarlo con éxito. Claro que podemos. Pero hay que hacerlo ya y todos unidos”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada