sábado, 16 de julio de 2016

ANILLO FRONTERIZO Y CRISIS HUMANITARIA

     Resultado de imagen para pompeyo marquez
                     POMPEYO MARQUEZ

Hace años referirse a las fronteras era hablar de los límites con Colombia como el país vecino. La reactivación del Consejo Nacional de Fronteras por el presidente Caldera amplió esta visión a las relaciones con Brasil, el conflictivo diferendo sobre los límites con Guyana y algo que no se había tomado en cuenta como era la frontera marítima.
Según los pensum de estudio, Venezuela limitaba por el Norte con el mar Caribe, cuando realidad limita por el Norte con 14 estados islas que han sido incorporadas por Cartografía Nacional a la extensión terrestre en la última edición de nuestro mapa; en esas condiciones aparece Isla de Aves que genera miles de kilómetros de frontera con Puerto Rico.
Ya que mencionamos a Isla de Aves y su trascendencia, debemos señalar que Barbados tiene introducida en Naciones Unidas la insolente posición de considerar que Venezuela no tiene soberanía sobre estas islas, soberanía reconocida por Gran Bretaña, EE UU y Venezuela durante la segunda mitad del siglo XIX.
La crisis humanitaria que vive nuestra patria es desconocida por Maduro al negarse a recibir solidaridad de Naciones Unidas, de la FAO, de la Unión Europea, de la OEA, digamos del mundo entero. Es un sentimiento humanitario de solidaridad que Maduro desprecia y se niega a aceptar como lo pide la iglesia desde el papa Francisco hasta la Conferencia Episcopal Venezolana.
Nada más ejemplificante de la crisis que lo sucedido en la frontera con Colombia con el desbordamiento de la seguridad de la Guardia Nacional que se vio precisada a replegarse frente a una manifestacuión de madres, esposas, que acompañadas de sus hijos buscaban en Cúcuta la solución temporal al hambre, a la escasez, al desabastecimiento y a la inflación.
Es de tal magnitud el descontento acumulado que el gobernador Vielma Mora se vio en la necesidad de pedirle a Madura una rectificación, sobre todo cuando la canciller colombiana expresó que Colombia no iba a permitir que sus hermanos venezolanos padeciesen hambre, a lo que respondió Maduro jaquetonamente que si van a Cúcuta que se queden allá. No obstante se decidió abrir la frontera por 12 horas elevando la avalancha de venezolanos hacia Cúcuta a unas 35 mil personas que adquirieron alimentos, medicinas, artículos de tocador y repuestos.
Todas estas políticas erráticas de Maduro son las que alimentan la urgencia del Referendum Revocatorio que cambie de presidente, de modelo, de régimen abriéndole al país su salvación que no es otra que la democracia y la República civil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada