jueves, 8 de octubre de 2015

VENEBARÓMETRO ENCUESTA

Qué dicen los datos más recientes de la encuesta de Venebarómetro?


1. ¿El chavismo sigue deteriorándose en las encuestas? 
Los estudios de opinión pública continúan mostrando un descenso sostenido en el porcentaje de ciudadanos que se autodefinen como chavistas.
Según el último estudio del Venebarómetro[1] durante los dos últimos años, salvos períodos de una recuperación leve y coyuntural, el bloque político situacional chavista pasó de incluir a 55,9% de los ciudadanos en el mes de marzo de 2013 a situarse en 21,3% en septiembre de 2015.
Las razones para este deterioro pueden encontrarse en varias variables. La evaluación que los ciudadanos hacen de la gestión del Gobierno de Nicolás Maduro continúa deteriorándose sostenidamente. En marzo de 2013, cuando Maduro se desempeñaba como Presidente encargado, un 54,4% de los ciudadanos valoraban positivamente su gestión. Desde comienzos del año 2014 comenzó un deterioro progresivo de su valoración de gestión. Actualmente sólo 20% de los ciudadanos cataloga como positivo su desempeño.
Visto desde otra perspectiva: 77,9% de los ciudadanos valora negativamente su gestión de Gobierno.
2. ¿Sólo el chavismo valora positivamente la gestión de Maduro? 
Entre el grupo de ciudadanos (77,9%) que consideran negativa la gestión del Gobierno de Maduro, un 49,5% considera que su desempeño es muy malo, 21% lo cataloga como malo y 7,3% considera que es regular hacia bueno.
Aunque el 69% de las personas que se autodefinen como chavistas dicen valorar positivamente su gestión, en el estudio del Venebarómetro destaca que 3 de cada 10 personas que se autodefinen como chavistas (29,9%) valoran negativamente la actuación del Presidente. En el caso del segmento de quienes se dicen neutrales, un 93% tiene una percepción negativa sobre el desempeño del Jefe del Estado.
La situación no es distinta cuando la valoración de gestión se analiza por clases sociales: 83% de quienes se ubican en la Clase A/B; 80,8% de los ciudadanos que integran la Clase C y el 69,9% de los ciudadanos de la Clase D valoran negativamente a Maduro.
La mala percepción de la gestión impacta incluso en zonas con una tendencia histórica a apoyar al chavismo, como sucede en la región de los llanos, donde 81,7% de los ciudadanos valoran negativamente el desempeño del Presidente.
3. ¿Los ciudadanos disfrutan haciendo cola, como asegura Jacqueline Farías?
En total, 9 de cada 10 ciudadanos tiene una valoración negativa de la necesidad de hacer colas. Aunque en la encuesta no se valora directamente la declaración de Jacqueline Farías[2], si se pregunta cómo se sienten los ciudadanos al hacer colas, los resultados del estudio son que el 51,4% dice sentirse muy molesto, mientras 36,5% declara estar molesto.
Si se indaga esta percepción por auto definición política, se encuentra que 66% de quienes se dicen chavistas sienten algún grado de molestia al hacer las colas, un sentimiento que comparten 96% de los opositores y 94% de los neutrales.
Según los resultados del Venebarómetro, apenas 1 de cada 10 ciudadanos considera que “las colas que hace el pueblo para comprar comida son normales”. Cuando se analiza la percepción que generan las colas en los distintos sectores políticos, destaca que para 30,6% de quienes se dicen chavistas las colas son normales, una opinión que también tienen 7% de los neutrales y 4% de los opositores.
4. ¿Cómo valora el venezolano la situación económica de su entorno familiar? 
8 de cada 10 ciudadanos aseguran que la situación familiar de su entorno es negativa.
Valorar la situación económica del grupo familiar polariza a quienes se autodefinen como chavistas: 50,4% dice que su situación es positiva, mientras que 49% la cataloga como negativa.
En el resto de los sectores,  no existe esta polarización: para 92% de los opositores la situación de su entorno familiar es negativa, opinión que comparten 88,8% de los neutrales.
5. ¿Es lógico decir que los venezolanos aspiran a un cambio en la conducción del país? 
Sí. Según los resultados de la encuesta del Venebarómetro, resulta que 9 de cada 10 ciudadanos aseguran que le gustaría que cambiara la conducción de el país. Con esta idea concuerdan 61% de las personas que se autodefinen como chavistas, 98% de los opositores y 93% de los neutrales.
No obstante, el aparente consenso que existe sobre la idea de cambio se rompe cuando se indaga sobre quién debe conducirlo.
Para un 40,9% de los ciudadanos, la nueva hoja de ruta del país debe ser guiada por “un independiente”, mientras 30% se inclina a decir que el cambio debe ser conducido por los líderes de la MUD y 10% aspira que la conducción salga de “otros líderes chavistas distintos al PSUV, como Marea Socialista”. Ante esta disyuntiva 11% prefiere no responder.
6. ¿La gestión del CNE es evaluada positivamente por los ciudadanos? 
No:  7 de cada 10 ciudadanos consideran que la gestión del organismo comicial es negativa, mientras sólo 3 de cada 10 tiene una percepción positiva del trabajo desarrollado por el organismo comicial. Hoy, sólo quienes se autodefinen como chavistas valoran positivamente la gestión del organismo comicial (63%).
Resalta en el estudio que 34,5% de quienes se identifican “con la revolución bolivariana” tienen una valoración negativa del árbitro. Con esta percepción concuerdan 88% de quienes se autodefinen como opositores y 73% de los neutrales.
Al separarlo por clase social, existe consenso en la mala valoración que hacen los ciudadanos del árbitro: 78,8% de los ciudadanos que pueden ubicarse en la Clase A/B valoran negativamente al CNE, al igual que 78% de quienes están en la Clase C y 62% de los ciudadanos de la Clase D.
7. ¿Los venezolanos están dispuestos a votar el 6 de diciembre? 
La mala percepción del CNE no impacta en la disposición a participar en los comicios.
Según la serie histórica del Venebarómetro, la intención a votar en los comicios parlamentarios viene aumentando de forme leve, pero  sostenida desde abril de este año, para ubicarse actualmente en 72,4% de los ciudadanos que aseguran estar “completamente seguros de ir a votar”.
8. ¿Y por quién votarían? 
En un escenario de voto polarizado, donde se le planteó a los encuestados la posibilidad que sólo se presentarán en sus circunscripciones candidatos del chavismo y de la oposición, un 49,9% de los ciudadanos sostienen que apoyarían a los aspirantes de la oposición, mientras que 19,6% dice que sufragaría por los aspirantes del chavismo.
Según la serie histórica del Venebarómetro, la disposición a votar el 6 de diciembre por la oposición cayó 5 puntos porcentuales en el último mes, pasando de 55% en agosto al actual 49,9%. No obstante, este descenso del voto opositor no ha sido capitalizado por el chavismo. En agosto, el 17% decía que votaría por los candidatos del oficialismo, mientras en septiembre lo aseguraban 19,6%.
¿Hacia dónde migran el resto de votantes que teóricamente pierde la oposición? Pues engrosan el sector que “No sabe” o “No responde”, un grupo que en agosto se ubicó en 30,5%.
9. ¿Cómo valoran los venezolanos una posible suspensión de los comicios del 6-D? 
Aunque no existen razones técnicas para suponer que la elección será suspendida el estudio del Venebarómetro indaga la opinión de los ciudadanos ante esta posibilidad planteándole tres escenarios de respuesta:
a) Se molestaría, pero se quedaría en casa.
b) Se molestaría y estaría dispuesto a protestar en señal de su inconformidad.
c) Lo entendería, dadas las razones del Gobierno esperando que se realicen más adelante.
Con la última opción sólo están de acuerdo 16,4% de los ciudadanos. Con la posibilidad de molestarse, pero no exteriorizar ese descontento se identifican 43% de los ciudadanos, mientras 34,4% de los ciudadanos estaría dispuesto a protestar en señal de inconformidad.
♦♦♦
[1] El campo del estudio del Venebarómetro fue realizado por el IVAD del 5 al 15 de septiembre con una cobertura Urbano Rural. Se aplicaron 1.200 entrevistas en hogares a ciudadanos mayores de 18 años  de ambos sexos y de todos los estratos socioeconómicos. El estudio tiene un error máximo admisible de +/-2,37%. La característica de la muestra es la siguiente: 16,5% clase A/B; 53% clase C y 30,2% clase D.
[2] El 3 de octubre de 2015 en un operativo de venta de alimentos en el sector Macarao del Distrito Capital Jacqueline Farías declaró: “el pueblo sale de su casa, viene con su bolsita, compra y se va para su casa… eso es la revolución, lo que nuestro presidente Maduro ha ordenado, así que vamos a disfrutar de estas colas sabrosas para el vivir, viviendo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada