martes, 1 de diciembre de 2015

LA OPOSICIÓN INSTA A LOS MILITARES A GARANTIZAR EL RESULTADO DEL 6D

ALFREDO MEZA

EL PAÍS

A una semana de las elecciones parlamentarias el pleno de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la coalición opositora favorita, según las encuestas, para obtener la mayoría de los escaños, ha querido enviar un mensaje a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para pedir que garantice un proceso pulcro y que ayude a que se respeten los resultados. Todo el comunicado, conocido este lunes, es un sentido alegato a favor de la subordinación del estamento militar a las decisiones que tome la ciudadanía el domingo.
Se trata de una vieja tensión, tan antigua como la República, en la que siempre los civiles han llevado las de perder. La conquista de la independencia en 1821 supuso una seguidilla de Gobiernos militares derrocados por sucesivas montoneras hasta que en 1948 se eligió al primer gobernante civil, el novelista Rómulo Gallegos, depuesto nueve meses después de asumir el cargo por una revuelta militar encabezada por tres oficiales, entre los que se encontraba el último dictador, Marcos Pérez Jiménez. A su caída, en 1958, y durante los cuarenta años siguientes gobernaron nueve civiles hasta la llegada de Hugo Chávez al poder, que supuso la vuelta de los militares y su cosmovisión a las labores de gobierno.
No ha sido, sin embargo, un lenguaje pendenciero y retador el que predomina en el comunicado. La MUD ha querido ser firme pero cordial al recordar los deberes constitucionales de los militares y remarcar que no deben defender parcialidades políticas ni subordinarse a intereses extranjeros. “Su deber es actuar como una institución al servicio de los intereses de un país y de los derechos soberanos del pueblo, que en los eventos electorales encuentran una de sus más altas expresiones constitucionales, democráticas y pacíficas”, se lee en el escrito.
La misiva choca con las expresiones que se escuchan en las frecuentes paradas militares encabezadas por el presidente Nicolás Maduro. Los oficiales aseguran a viva voz que las fuerzas armadas son antiimperialistas, socialistas y profundamente chavistas. Consultado sobre el destinatario del mensaje, el secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, no ha querido precisar individualidades. Es un mensaje a todos aquellos que, por exceso o por defecto, cometen o amparan arbitrariedades el día de la elección, ha dado a entender el líder socialdemócrata ante un nutrido grupo de periodistas.
La oposición no cree que los excesos del pasado sean una directriz de la jerarquía militar. Tan es así que han recordado en su carta que el “Plan República”, como se denomina al operativo de custodia de la votación del domingo, debe comportarse como lo ha hecho en las 19 elecciones precedentes (el chavismo solo ha perdido una de ellas, el proyecto de reforma constitucional de 2007). “La Fuerza Armada Nacional, subordinada en primer lugar a las normas constitucionales y, luego, a la voluntad popular, tienen la obligación de velar para que ambas se respeten incondicionalmente tanto en el acto de votación como en el de los escrutinios y el de la proclamación de los diputados electos a la Asamblea Nacional. Ante este deber no hay ninguna alternativa sino la de cumplirlo de manera imparcial, disciplinada, legal, correcta y guiándose por el principio de mantener la paz y la legalidad. El Plan República (…) tiene la obligación de desoír cualquier llamado, instrucción u orden en sentido contrario, sea quien sea el que los plantee”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada