lunes, 29 de agosto de 2016

Defensa alerta a Maduro del riesgo de una sublevación de oficiales jóvenes


nicolas-maduro-khbD--620x349@abc

El Gobierno cree que la oposición planea tomar el centro de Caracas el 1 de septiembre, como ocurrió en la plaza Maidan en Kiev, y se prepara para reventar la marcha.
El ministro de Defensa venezolano, el general Vladimir Padrino, ha puesto en alerta a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ante la gran manifestación opositora del próximo 1 de septiembre, convocada para forzar la celebración este mismo año de un referéndum sobre la continuidad de Nicolás Maduro como presidente.
En un mensaje transmitido esta semana a los comandantes jefes de las Zonas Operativas de Defensa Integral, el general Padrino advierte que «se prevé la toma de Caracas por parte de la oposición», pues la manifestación «es una maniobra para quedarse en la ciudad», y pide «estudiar el caso Ucrania». Con ello, el ministro y jefe operativo de las fuerzas armadas venezolanas remite a los sucesos de 2014 en la plaza Maidan de Kiev, donde una acampada durante varios días de jóvenes y otros elementos opositores forzó la dimisión del presidente ucraniano prorruso Víctor Yanukovich. Los disturbios de Kiev dejaron más de cien muertos, en su mayoría provocados por el Ejército.
El ministro alerta del riesgo de que haya oficiales, especialmente jóvenes, que ante esa situación puedan ponerse públicamente del lado de la oposición. Por ello, pide «orientar a los profesionales, sobre todo a los más jóvenes, para evitar pronunciamientos», de acuerdo con la minuta de una videoconferencia que Padrino tuvo con sus mandos. 
Esas palabras podrían indicar el temor a que haya oficiales de bajo rango que puedan ponerse al frente de un golpe contra Maduro. De hecho, ordena que los altos mandos, que se consideran de obediencia chavista, se mantengan «pendientes» de los «Oficiales de Reserva Activa que están incitando a los Oficiales activos para pronunciarse». «A partir de este momento», proclama el ministro, «suspendidos los ejercicios de entrenamiento, evitar movimiento de tropas».

«Operación retardatriz»

En declaraciones públicas, Padrino ha reconocido el derecho de los venezolanos a manifestarse, pero al mismo tiempo puntualiza que el Ejército debe velar por el respeto del orden público. No obstante, las medidas que está tomando hablan de una clara complicidad ideológica con el Gobierno. Así, en su mensaje a los jefes militares territoriales, les pide «desplegar los elementos de inteligencia» y aplicar la «operación retardatriz», con el fin de entorpecer la agenda de la oposición.
Las instrucciones también llaman a «identificar los líderes de la oposición en los Estados para mantenerlos vigilados y neutralizar su accionar». «Es necesario tener los cinco (05) sentidos puestos en lo que se está haciendo», añade la minuta, ya que «desde este momento hasta diciembre se prevén acciones de calle por parte de la derecha».
Las dificultades que está poniendo el chavismo gobernante a la celebración de ese referéndum revocatorio suponen un «golpe de facto» por parte del oficialismo, pues de acuerdo con la Constitución, el proceso puesto en marcha por la oposición obliga a tener el revocatorio este mismo año.
El Ministerio de Defensa ha convocado para hoy una reunión en Caracas de los comandantes de las Zonas de Orden Interno. El objetivo prioritario esevitar el atrincheramiento de manifestantes en algún lugar céntrico de Caracas, como la plaza Altamira, que permita a la oposición prolongar varios días las protestas.
Eso haría que la XVII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), que se celebrará en la isla Margarita del 13 al 18 de septiembre, se focalizara en la crisis venezolana. El Gobierno quiere aprovechar la cumbre para negar que el país se encuentre en una crisis humanitaria, pues es capaz de organizar un evento internacional de este tipo.
Al encuentro asistirán mandatarios de los 120 países -casi dos tercios de los miembros de la ONU- que forman parte de ese foro internacional. La organización de la cumbre, por otra parte, obliga a un especial despliegue de seguridad, por lo que protestas prologadas en la calle en petición del referéndum revocatorio supondrían una distracción de efectivos militares y policiales que el Gobierno quiere evitar.
En el mensaje trasladado a los mandos territoriales de la FANB, el general Padrino asegura que la oposición quiere «sabotear» la cumbre, buscando un gran impacto internacional, con el propósito de que se produzca «una intervención extranjera». El ministro llama así mismo a tener «cuidado» con los puertos y aeropuertos, para examinar quiénes entran y salen del país, y saber «qué buscan» en Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada