lunes, 22 de agosto de 2016

El 01-09 marcharé por Valentina

Pedro Luis Echeverria
Efectivamente, el 01-09 marcharé por Valentina, mi nieta de apenas 4 años de nacida. Acudiré a marchar persuadido de la enorme responsabilidad que debemos asumir como ciudadanos para procurar, con todos los medios a nuestro alcance, que esta niña, al igual que  todos los niños de Venezuela, tengan la posibilidad de vivir en un país distinto al que tenemos. De vivir y crecer en una nación en la que no predominen la inescrupulosidad, el oscurantismo, la tristeza ciudadana, la mentira, el autoritarismo, la intolerancia, la corrupción y el abuso . Por el contrario, Valentina y todos los Valentina nacidos y por nacer deben tener un lugar en donde vivir  que les ofrezca un porvenir, que les ofrezca posibilidades de ser lo que ellos quieran ser, sin imposiciones, ni amedrentamientos de ninguna clase;  un país con perspectivas, viabilidad y luminoso futuro. Por eso debemos marchar el 01-09; así como,  para exigirle al régimen que facilite la celebración del referendo revocatorio, un derecho constitucional  que le ofrece a todos los venezolanos la posibilidad de transitar hacia el porvenir por un camino de progreso, paz y  modernidad. El 01-09, estaremos dando un decisivo paso hacia la construcción de una nueva Venezuela y sentando las bases del legado  que dejaremos a nuestros hijos y nietos: un país viable, un futuro mejor, una sociedad justa, equitativa y armoniosa. Los marchantes tenemos la responsabilidad de recrear nuevamente nuestro propio orden, ése, que ha estado a punto de perderse durante la tenebrosa noche "chavo-madurista" ; se trata de reconstruir pacientemente los principios y valores democráticos tan golpeados y vituperados durante los largos 17 años en que estos energúmenos gobernantes han detentado el poder.

La unidad de pensamiento y acción de la disidencia nacional frente a la burocracia enquistada en el poder, ha sido la clave para crear una posición política y psicológica dominante, de forma tal que el resultado del referendo revocatorio y las elecciones regionales tendrán un desenlace previsible y conveniente para el devenir futuro del país. Eso ha venido ocurriendo en Venezuela y la angustia de la inminente derrota política que sufrirán conmueve a los acólitos del que irremisiblemente se ha de ir, expulsado por nuestra voluntad  de no soportar más tiempo el estado de cosas que vive el país y; por su propia insensatez, ineficacia e intransigencia.

Maduro se tiene que ir. Los venezolanos, Valentina y todos los niños así lo demandan. Maduro no es opción  para el presente y mucho menos para el futuro de esta Nación. Se irá como llegó, sin pena ni gloria. Maduro es lo malo, lo inconveniente y lo que no queremos para nuestras vidas. Es la negación de lo que merecemos como país, es el pasado, es la nada. Maduro no merece gobernar a Venezuela, sus ejecutorias así lo demuestran.

 El 01-09 exigiremos que se fije, de una vez por todas, la fecha para recoger nuestras firmas y así abrir el proceso para  el cese de las funciones y arbitrariedades de Maduro; Valentina y todos los niños venezolanos, por la fuerza de nuestro compromiso con el cambio, tendrán una esperanza de crecer y contribuir a la grandeza de Venezuela. ! que así sea! Hagamos la marcha, continuemos en el esfuerzo de echar del poder a quién no debe estar al frente de los destinos del país,pongamos fin a esta descabellada aventura del régimen que no tiene  norte y destino; son los tiempos de la definición y la reafirmación de nuestras creencias y convicciones. Así ha de ser y así será por Valentina y todos los Valentinas  de Venezuela.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada