sábado, 13 de agosto de 2016

JESUS TORREALBA: Jorge Rodríguez es el rey de los zombies, es el secretario general de un partido que se podría llamar The Walking Dead

Aumento salarial revela  que el gobierno está en campaña


El aumento salarial anunciado ayer por Nicolás Maduro lo único que demuestra es que el presidente “está en campaña electoral”, pero el pueblo ya sabe que para que un aumento pueda servir de algo “hay que cambiar al gobierno”, aseguró este sábado Jesús Chuo Torrealba, secretario ejecutivo de la Unidad Democrática.
“Tanto que dicen que aquí no habrá revocatorio presidencial y se están preparando para la campaña. Eso es campaña electoral”, indicó Torrealba en declaraciones a la prensa al participar en el Foro Revocatorio + Regionales, Rol de la Sociedad, organizado por la ONG Grupo La Colina y la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (Apucv).
“Lo otro que hay que decir es que el gobierno se equivoca y que el pueblo es sabio. El pueblo sabe que para que ese aumento o cualquier otro sirva para algo, tenemos que tener un nuevo gobierno (…) De qué sirve hoy un aumento de 50 o de 400 por ciento  si al día siguiente el queso, la carne, los huevos todo cuesta cien veces más”, señaló.
Explicó que el problema no es el salario, sino la inflación. “El salario es un componente ínfimo de la ecuación inflacionaria. La inflación está determinada porque no hay oferta, y no hay oferta porque no hay producción y no hay producción porque ellos destruyeron el aparato productivo nacional y porque restringieron de manera desastrosa las importaciones”, dijo.
“No hay nada que comprar y por eso el dinero que está circulando en la calle está compitiendo por la misma cantidad ínfima de productos. Si hay más real en la calle y hay la misma cantidad o menos productos, los precios se van a disparar. Por eso el pueblo sabe que ese nuevo aumento no va a alcanzar para nada si no tenemos un nuevo gobierno, un nuevo modelo y un nuevo sistema”, indicó.
En cuanto a la ratificación de la condena a casi 14 años de prisión al dirigente político Leopoldo López, Torrealba, además de reiterar su solidaridad, comentó que tal decisión solo sirve para demostrar la “extrema debilidad del gobierno” venezolano.
“Esta sentencia revela ante el país y el mundo que el gobierno de Maduro no tiene una estrategia. Hace unas semanas estaban con el cuento del diálogo y en ese marco se aceptó la apelación de la sentencia.  Ahora la ratifican, a pesar de que es una sentencia absolutamente insólita porque el fiscal de la causa admitió que las pruebas eran forjadas, y la principal testigo denunció que su testimonio fue manipulado para inculpar falsamente a López. Es una sentencia que no se sostiene en ningún tribunal del mundo”, aseguró.
“La ratifican porque si en este momento hacen algún gesto a favor de la libertad de López, se les termina de desmantelar el grupito que aún les queda, ese 7 u 8 por ciento de respaldo que aún les queda. Ese hecho demuestra también la extrema debilidad del gobierno”, precisó.
Asimismo, el vocero de la alianza partidista opositora condenó la agresión de la que fue objeto este sábado el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup,  y el grupo que le acompañaba, cuando viajaba al estado Aragua para participar en un acto de la Unidad Democrática. “Una acción agresiva de parte de efectivos de la fuerza pública y de elementos irregulares enviados, presuntamente, por el gobernador Tareck El Aissami para impedir” esta visita del parlamentario a Maracay.
Por último, Torrealba reiteró a los periodistas que el referendo para revocar el mandato al presidente Maduro “está en manos del pueblo” y no del Consejo Nacional Electoral (CNE).
“De nosotros, los ciudadanos, depende que se realice. Ellos no podrán retrasar la convocatoria del 20 % más allá de la fecha de finales de octubre ya anunciada por la presidenta del CNE. Nosotros vamos a pelear y a luchar para que sea antes, pero sea cuando sea el compromiso de la Venezuela democrática es lograr que no sea solo 20 por ciento sino millones de voluntades, más de los que votaron por Maduro en 2013, para que eso cambie el mapa político de Venezuela y obligue a que haya un cambio urgente de presidente, de gobierno y de sistema, que es lo fundamental”.
Asimismo, señaló que las elecciones regionales también son muy importantes para la Unidad “porque el cambio político no es solamente salir de Maduro de Miraflores por la vía constitucional y democrática. Para todos los habitantes de la Venezuela profunda salir de sus respectivos gobernadores es también un imperativo. Venezuela es mucho más que Caracas”, concluyó.

Mantener la lucha por el referendo revocatorio “o su equivalente” propuso este sábado Vicente Díaz, exrector del Consejo Nacional Electoral (CNE). “¿Qué significa su equivalente? Puede significar que en la última semana de octubre, cuando toque recoger el 20 por ciento de las manifestaciones de voluntad, lo convirtamos en un RR con 10 millones de firmantes, con observadores internacionales, con los medios de comunicación internacionales presentes, para que el gobierno que no forma parte de la cúpula vea que ya fue revocado, a pesar de que formalmente no se haya hecho el referendo”, explicó.
“Si logramos que esas manifestaciones de voluntad superen la cantidad de venezolanos que votaron por Nicolás Maduro en 2013, al día siguiente le estaremos diciendo `¿cuándo es que te vas? Escoge: ¿te vas con referendo revocatorio, te vas con renuncia, o aparecerá insólitamente una comunicación anunciando que estás enfermo?´, apuntó, por su parte, el secretario ejecutivo de la Unidad Democrática, Jesús Chuo Torrealba.
La propuesta fue lanzada en el Foro Revocatorio + Regionales, Rol de la Sociedad, organizado por la ONG Grupo La Colina y la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (Apucv), en el cual intervinieron, además de Díaz y Torrealba, José Luis Vera, Víctor Márquez, Manuel Sánchez y Rodrigo Agudo como moderador.
Al presentar un análisis detallado del cronograma sobre el proceso para revocar la presidencia de Maduro, mecanismo amparado por el artículo 72 de la Constitución, Vera señaló que el CNE tiene ya 75 días sobrevenidos. “Sin tomar en cuenta lo que pueda pasar de hoy en adelante, y sacando la cuenta de acuerdo a lo que dice la norma, el RR podría hacerse, técnica y legalmente, antes del 7 de enero de 2017. El lapso vence el 9 de enero a las 12 de la noche”.
No obstante, aclaró que existe un cronograma según la norma y otro según Tibisay Lucena, presidenta del CNE. Ante esta disyuntiva, la fecha “dependerá de las acciones de calle y de la presión internacional”, indicó.
En su intervención, Díaz aseguró que el gobierno no tiene ningún incentivo para hacer el referendo pues asume que lo van a arrasar.  “Al contrario, tiene todos los incentivos para no hacerlo y por eso está intentando o pasarlo para 2017, a ver si se recupera la economía o sube el petróleo; o para desmoralizar a la gente haciéndoles creer que el sucesor va a ser Diosdado Cabello. Eso no lo ha logrado, pasarlo al 2017, pero lo está intentando”.
Lo otro que está intentando es suspenderlo por la vía judicial, ilegalizando a la Unidad Democrática, lo que significaría ilegalizar a la oposición en un país cuya Constitución señala en sus fundamentos que es un país plural. “Esos principios fundamentales solamente pueden ser modificados a través de una Asamblea Constituyente, no se pueden modificar ni siquiera a través de una reforma constitucional”, aseguró, al tiempo que advirtió que en este momento lo están haciendo para amenazar, para presionar “pero hará lo imposible para tener esa arma como último recurso”.
“Pero el problema es que el país no quiera a Maduro, ni a Rodríguez, ni a Cabello, porque los ve a todos corresponsables de este desastre nacional y se los quiere sacar de encima. Lo que habrá es un gigantesco pase de factura”, aseguró.
“¿Frente a eso, qué hacemos?”, preguntó. “Una de las cosas que hay que hacer es trabajar en función de dificultarle la gobernabilidad al gobierno. Subirle el costo de gobernabilidad al gobierno. Puede ser gobierno, pero aun así que no pueda gobernar al país (…) Este es un país que tiene todas las razones del mundo para protestar todos los días”, señaló.
Con respecto a las elecciones regionales indicó que el CNE está obligado por la Constitución a realizarlas y que no tiene competencia para suspenderlas. “Además, se pueden hacer el mismo día que el referendo revocatorio”, aseguró.
Pero la realidad es que el gobierno tampoco tiene incentivos para que se cumplan las elecciones regionales. “¿Por qué va a querer perder 23 gobernaciones, por qué las va a hacer si tiene la potestad de no convocarlas y valerse de algún recurso en el TSJ para que diga que no se pueden hacer”, advirtió.
La versión psuvista de The Walking Dead
Frente a las intenciones del gobierno del inhabilitar políticamente a la Unidad Democrática, Torrealba precisó que el 97 por ciento de los supuestos fallecidos que aparecen firmando las planillas del uno por ciento de las manifestaciones de voluntad, en realidad “están vivitos y coleando, pero aparecen de esta manera como producto de un proceso de verificación montado por el CNE no para detectar problemas sino para introducirlos, para crearlos”.
“Todo esto suena y parec muy poderoso desde el punto de vista técnico. Pero como estamos en Venezuela y como estas cosas hay que decirlas de tal manera de que lleguen a donde tienen que llegar, yo lo voy a decir con absoluta claridad: Jorge Rodríguez es el rey de los zombies, Jorge Rodríguez es el secretario general de un partido que se podría llamar The Walking Dead o Halloween Socialista Siempre en Marcha”, ironizó.
“Esto hay que decirlo con absoluta claridad: eso es una olla necrofílica, una olla para estafar al pueblo y al Estado venezolano, y lo digo porque tiene conexión estrecha con lo jurídico, porque este es el pretexto para judicializar el referendo revocatorio y para, eventualmente, inhabilitar a la oposición venezolana que representa la MUD, para inhabilitar la tarjeta más votada en la historia política electoral de Venezuela, por eso hay que decirlo con esta claridad y con esta dureza”, agregó.
“No se trata de una ridiculez más de Jorge Rodríguez porque, qué es una raya más para un tigre. No. Se trata de desmantelar una operación política que busca nada más y nada menos que judicializar el referendo porque el CNE como barricada, como guarimba, ya no le es útil al gobierno”, advirtió.
El vocero de la alianza partidista opositora señaló que frente al intento del régimen de sembrar incertidumbre para de allí generar desesperanza, resulta imprescindible “establecer certezas”. En ese sentido anunció la ruta y el cronograma que ha establecido la Unidad para alcanzar la meta y que se realice un referendo que permita instaurar un nuevo gobierno y un nuevo modelo de desarrollo en Venezuela.
“Ese cronograma tiene tres momentos: el 1ro de septiembre; el 20 por ciento y el día siguiente del 20 por ciento”, precisó.
“De aquí al 1ro de septiembre estamos haciendo las asambleas ciudadanas, instalando los comandos del cambio a nivel parroquial, municipal y estatal. Eso que hizo Henry Ramos Allup en Vargas y que hizo Henrique Capriles en Perú, porque todos esos escenarios están en la misma pelea: a estos tipos hay que derrotarlos acá adentro y cercarlos internacionalmente”, explicó.
“Desde el ámbito de la sociedad civil también tenemos una agenda importantísima de aquí al 1ro de septiembre, porque, lo hemos dicho, no es solamente una marcha, es un proceso de organización de la maquinaria partidista y de la maquinaria social”, añadió.
Recordó que el gobierno no solo no quiere el revocatorio ni las elecciones regionales. “Es que hasta paralizó las elecciones gremiales y sindicales. Después de la revolcada que le dimos en las elecciones del Colegio de Ingenieros, que es la elección gremial más parecida a una elección nacional, estos tipos no quieren hacer nada porque hasta una elección de una junta de condominio o de una reina de carnaval, la pierden”, apuntó.
“Frente a eso, el trabajo nuestro es generar una vitrina para que el país y el mundo vean el inmenso tamaño de la Venezuela democrática, el inmenso tamaño de la Venezuela que quiere cambio. Eso es lo que se pretende con esta movikización del 1ro de septiembre”, precisó.
Aclaró que lo que se pretende con la movilización del 1 de septiembre no es que haya “una macroguarimba ni un intercambio de piedra, plomo y candela, ni que estén unos tipos jugando a las barricadas. No. Nuestro objetivo es que se pueda percibir en todo el país y fundamentalmente en Caracas, el tamaño inmenso de la Venezuela que quiere cambio. ¿Por qué? Porque sencillamente el gobierno no quiere que eso se vea”.

Tsunami político
En cuanto a lo dicho por la presidenta del CNE, de que la recolección del 20 por ciento de las manifestaciones de voluntad “podría” realizarse a finales de octubre “si se cumplen con todos los requisitos”, Torrealba confirmó que todos han sido consignados.
“El CNE ya no es útil al gobierno para seguir retrasando el referendo porque ya dieron una fecha: última semana de octubre, finales de octubre. Vamos a pelear para que sea antes, pero sea cuando sea, nuestro trabajo, a partir del 1 de septiembre, es lograr que ese 20 por ciento sea un terremoto político, sea un tsunami social, político y electoral, para que en vez de cuatro millones de voluntades políticas, tengamos muchas más”, dijo.
“Un gobierno en esas condiciones no puede seguir impostando la representatividad que no tiene, no puede seguir impostando la legitimidad de la que carece”, precisó.
“Quién puede creer que un gobierno se puede sostener con cuatro señoras jugando plastilina con un reglamento electoral en el CNE, o con unas togas express inventando marramucias en el TSJ o con unas bayonetas. La vida no es así. La historia no es así. Al final, esos mismos actores que hoy están pagando un costo altísimo por ser los soportes de este régimen decadente, van a tener que hacer su ecuación costo-beneficio y se van a dar cuenta de que seguir apareciendo en la foto al lado de Maduro no les garantiza nada en el presente y les quita cualquier posibilidad de futuro”.
“Pero eso no va a pasar de manera instantánea. Nadie está condenado al éxito, como dice un economista amigo nuestro. Eso tenemos que trabajarlo y muy duro. Es un tema de organización, es un tema de compromiso y es un tema de venezolanidad de bien. No es una cursilería. Tenemos que mirar a nuestras raíces y tomar fuerza de ellas mismas”, concluyó.

13/8/2016 3:24pm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada