martes, 8 de diciembre de 2015

COMENZÓ EL CAMBIO EN VENEZUELA

    Resultado de imagen para julio borges

                         JULIO BORGES

Armados de esperanza y de su voto, los venezolanos este pasado domingo arrancaron el cambio económico y político en Venezuela. En las elecciones parlamentarias, los venezolanos hablaron claramente contra la inflación rampante y la escasez, contra la polarización que nos divide como compatriotas amantes de nuestra tierra, y por el cambio de un modelo agotado y fracasado que ha sumido al país en su peor crisis económica en la historia. Alcanzando 99 curules – con 19 aún por adjudicar – los diputados de oposición que formamos parte de la nueva mayoría en la Asamblea Nacional entendemos que la confianza que el pueblo ha depositado en nosotros viene con una gran responsabilidad. Hoy estamos listos para asumirla y arrancar el cambio que busca nuestro país.
La odisea para lograr esta nueva mayoría no fue nada fácil. Por un lado, el gobierno usó un brutal ventajismo para intimidar a los votantes y aprovecharse de la gran maquinaria de propaganda a través de los medios de comunicación del Estado para avanzar su campaña y calumniar a la oposición. Por otro lado, a través de la persecución y control del ente electoral y los tribunales, inhabilitaron a líderes políticos de la oposición de ser candidatos y manipularon salvajemente los circuitos parlamentarios. Pero a pesar de todas estas maniobras, el pueblo venezolano no cedió en sus deseos de cambio para el país. 
Esta victoria electoral ratifica la posición de todo un pueblo que unido está convencido que la salida de la crisis que vivimos es a través de la vía electoral. Así como nuestro pueblo, nosotros en Primero Justicia siempre hemos creído que es posible derrotar democráticamente a un gobierno que no es democrático. Nuestro partido se ha mantenido firme aún ante fuertes críticas de ciertos sectores opositores que dudaron de la vía electoral. Así lo hicimos en el 2005, cuando fuimos el único partido opositor que se negó a retirarse de los comicios parlamentarios, a diferencia de todos los otros partidos de oposición en ese momento. 
La errada decisión de los partidos políticos de no participar en esos comicios resultó en una Asamblea Nacional casi totalmente chavista. De igual manera, en los últimos dos años, Primero Justicia ha resistido estrategias improvisadas y malogradas que han sido ampliamente rechazadas por nuestro pueblo y que son utilizadas por el gobierno para desviar la atención de la crisis que se ha generado en el país. Pero sobretodo, lo rechazamos porque tenemos la convicción que para asegurar un cambio estable, pacífico y de largo plazo, es crítico lograrlo en las urnas y apegados a la constitución. El tiempo nos ha dado la razón.
Ahora comienza una nueva etapa. Una etapa que exige no defraudar a la mayoría de venezolanos que exigen un cambio para el país. Antes que nada, el cambio exige acabar con el modelo económico fracasado donde el gobierno central es amo y señor de los instrumentos de producción y ve al sector privado como enemigo y no socio. El resultado de esas políticas ha sido la contracción económica, la reducción de nuestra producción nacional en un 80 por ciento y la generación de la inflación más alta del hemisferio y de una escasez brutal. Por eso vamos a impulsar incentivos para generar mayor producción local, terminar con la política de expropiaciones y empezar a trabajar mano a mano con el sector privado como parte integral de la economía del país.
También vamos a devolverle la independencia a los poderes públicos, especialmente a la justicia venezolana que se ha convertido en servil al gobierno. Esto incluye impulsar una Ley de Amnistía para liberar a los presos políticos y permitir el regreso al país a esos venezolanos obligados a huir por motivos políticos. Igualmente, tenemos que atacar la inseguridad, especialmente acabar con la impunidad que deja indemne 9 de cada 10 delitos en el país. 
Pero sobretodo, tenemos una gran tarea de volver a unificar al país. Por 16 años el gobierno chavista ha usado la calumnia y la retórica de la división para polarizar a los venezolanos. No queremos más polarización. No queremos más división. Queremos volver a ser un país unido, en el cual se respeten las opiniones de todos. Ese es nuestro compromiso: una nueva Asamblea que reconcilie a Venezuela. 
En esta nueva etapa política invitamos al gobierno y a los diputados del oficialismo a discutir con nosotros los problemas de los venezolanos y encontrar soluciones viables para ellos. Eso es lo que exige nuestro pueblo. Sería un error si el gobierno se interpone en el camino del progreso y continúa por la vía de la polarización. Dejemos nuestras diferencias atrás y comencemos a trabajar por una Venezuela de progreso para todos por igual.
Sabemos que lo que viene no es un camino fácil, pero aceptamos el reto de luchar cada día para hacer de Venezuela un país de progreso y oportunidades para todos. En Venezuela empezó el cambio.
Julio Borges es el Coordinador Nacional de Primero Justicia, partido de oposición en Venezuela. Fue reelecto como Diputado a la Asamblea Nacional. Twitter @julioborges

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada