miércoles, 10 de agosto de 2016

Dos caminos

PEDRO PABLO FERNANDEZ

La inflación es el peor castigo que padece la clase media y popular

El país tiene dos caminos: el de la confrontación agónica y el de la búsqueda de entendimientos. El primero nos lleva irremediablemente a seguir por el barranco palo abajo; el segundo nos abre la posibilidad de superar la crisis.

En este esquema de confrontación, el gobierno podrá ganar algún round y nosotros otro, pero el país está irremediablemente condenado al fracaso.

Si el gobierno tiene éxito y logra posponer el RR hasta el año que viene, y evita así su salida, el escenario será de mayor conflictividad política. Habrá más desabastecimiento, más inflación, más hambre, más angustia y menos producción.

Si tenemos éxito y sacamos adelante el RR a trancazo limpio, el escenario de ingobernabilidad será muy peligroso. Una crisis económica y social tan difícil y costosa de superar va a requerir un gran consenso y una base de sustentación muy fuerte.

El país vivió una fantasía gracias a la bonanza petrolera. Aquí no se pagó (y sigue sin pagarse) gasolina, luz, agua y aseo urbano. La clase media viajó por el mundo gratis con dólares subsidiados por el gobierno, tuvimos misiones, viviendas equipadas, pensiones y aumentos salariales financiados por los altos precios del petróleo.

Nicolás Maduro tuvo la pésima suerte de que muriera Chávez y le tocara a él sucederlo en el peor momento imaginable. El precio del petróleo, única fuente de divisas, cayó de más de $100 a un poquito más de $20 en enero de este año, subió ligeramente y ha vuelto a caer.

La situación es dramática. No hay dólares para que la industria compre la materia prima que necesita para producir, no hay recursos para mantener los subsidios de los servicios públicos, ni las empresas que el Estado adquirió irresponsablemente en una expropiadera absurda, ni para mantener las misiones.

La inflación es el peor castigo que padece la clase media y popular.

Hay inflación porque el gobierno gasta más de lo que puede. Un nuevo gobierno, surgido a partir del éxito del RR, tiene el reto de derrotar la inflación, y eso pasa por reducir el gasto público. ¿Cuál será la reacción de los pensionados, de los empleados públicos, de los médicos, de las enfermeras, de los policías, de las universidades que ya tienen un presupuesto miserable si no se les aumenta? ¿Cuál será la reacción de la Fuerza Armada Nacional cuando se les diga que no hay recursos?

El camino es construir un amplio acuerdo de unidad nacional.

@PedroPabloFR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada