viernes, 5 de agosto de 2016

Gobierno de Nicaragua expulsa a cuatro políticos opositores venezolanos

Carlos Salinas

El País

El Gobierno de Nicaragua expulsó del país a cuatro políticos opositores venezolanos, entre ellos el presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, Luis Florido, sin que haya una explicación oficial sobre los motivos de su expulsión. Los políticos venezolanos pretendían reunirse con los diputados nicaragüenses que fueron despojados de sus cargos por un fallo del Tribunal Electoral de este país centroamericano.
El primer político venezolano a quien le fue negado el ingreso al país fue el diputado de la agrupación Primero Justicia, Ángel Medina Davis, quien dijo que fue devuelto a Venezuela el miércoles a través de un vuelo con conexión por Panamá.
Medina informó en sus redes sociales que funcionarios de asuntos de Migración y Extranjería alegaron “razones de Estado” para su expulsión, además de que su nombre “se parece al de un narcotraficante de la región”. No ha habido una explicación oficial sobre la expulsión de Medina.
Horas después de este hecho una situación similar vivieron Luis Florido, Williams Dávila y Manuel Avendaño, opositores al gobierno del presidente Nicolás Maduro. Florido es Presidente de la Comisión de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea de Venezuela y coordinador de la agrupación Voluntad Popular. Por su parte, Dávila es miembro de esa comisión y Avendaña es asesor de la misma.
También en redes sociales, Florido explicó que funcionarios de Migración los retuvo apenas aterrizar en Managua, sin que le dieran una explicación, y violentando su inmunidad parlamentaria.
Los tres políticos aterrizaron en Managua la noche del miércoles y fueron detenidos por funcionarios de Migración del Aeropuerto Internacional de la capital nicaragüense. “Nos metieron presos apenas llegamos. Nos metieron en un cuartico de tres metros y medio por tres metros y medio”, relató Florido.
Nicaragua ha expulsado a 28 extranjeros del país desde 2010.
Los cuatro políticos venezolanos informaron que llegaban a Nicaragua para reunirse y “solidarizarse” con los 28 diputados de la oposición que fueron despojados de sus curules parlamentarios por un fallo del Tribunal Electoral, que controla el presidente Daniel Ortega.
“Venía de solidaridad, democracia, integración de los pueblos, como diputado del Parlamento Latinoamericano, como diputado de la Asamblea (de Venezuela) que soy, pero me están negando la entrada”, dijo Medina Davis.
Por su parte Florido dijo que “en Nicaragua nos secuestraron, violaron nuestra inmunidad parlamentaria, libertad de expresión y libre tránsito”, a la vez que aseguró que “Venezuela está con ustedes y deben ser restituidos”.
Edipcia Dubón, diputada suplente destituida de la Asamblea de Nicaragua, dijo a El País que estos diputados fueron expulsados por se opositores al gobierno de Maduro. “No hay ningún argumento razonable. Esgrimen razón de Estado, ¿pero cuál es el atentado contra Nicaragua? ¿Por qué Maduro puede entrar al país sin problemas y a otros ciudadanos los tratan como delincuentes?”, cuestionó Dubón.
La política nicaragüense dijo que sus colegas venezolanos se reunirían con ellos para conocer los argumentos legales presentados para despojarlos de sus escaños y para entregarles una resolución votada por la mayoría opositora de Asamblea venezolana en la que se solidarizan con los legisladores nicaragüenses.
“Nos parece una decisión exagerada la expulsión. Con ella han alertado a todos los parlamentarios del mundo. Queda en evidencia que estamos ante un régimen autoritario, esta medida los los expone como lo que son: una dictadura”, afirmó Dubón.
 El Gobierno de Nicaragua ha expulsado a 28 extranjeros del país desde 2010, entre periodistas, activistas, políticos y diplomáticos, sin que se den explicaciones oficiales. "El Aeropuerto Internacional de Managua ha sido convertido en un gran muro por el régimen de Ortega", dijo Dubón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada