sábado, 13 de agosto de 2016

MUD rechaza ratificación de sentencia a López: preso sin delito, Venezuela sin justicia

REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

La Mesa de la Unidad Democrática rechaza de manera contundente la decisión de la Corte de Apelaciones que ratifica la ilegal, injusta e inmoral sentencia que condena a casi 14 años de prisión a Leopoldo López, uno de los lideres fundamentales de la Unidad Democrática venezolana y coordinador general del partido Voluntad Popular.
Ya el país y el mundo saben que el juicio contra López fue una mascarada peudo-judicial: el fiscal que en ese proceso llevó la acusación reconoció públicamente que las supuestas pruebas fueron forjadas por el gobierno, y la principal “testigo” denunció – también públicamente – que su testimonio fue manipulado de manera anti-ética por el tribunal para inculpar falsamente al acusado. Esta insólita decisión de la Corte de Apelaciones exhibe ante los venezolanos y ante la comunidad internacional una verdad clara: en la Venezuela actual la denegación de justicia no es una “falla del sistema”, un “accidente procesal”, sino el resultado esperado de un sistema judicial diseñado no para administrar justicia sino para aplicar venganzas.
Leopoldo López es un preso sin delito porque Venezuela es un país sin justicia. Al ratificar nuestra solidaridad con él, con su esposa Lilian, con sus hijos, con sus padres y con sus compañeros del partido Voluntad Popular, reiteramos la decisión de toda la Unidad Democrática de seguir luchando para que el inminente triunfo del pueblo en el referendo revocatorio traiga la libertad de nuestro hermano Leopoldo y de todos los demás presos políticos, el retorno de los exiliados, el cese de los procesos judiciales de persecución a la disidencia política y a la protesta social, y la reconstrucción completa del sistema judicial para que todos los venezolanos tengan acceso verdadero a ese servicio público fundamental que es la justicia, base de la vida republicana y de la convivencia social.
Esta decisión de un sistema judicial secuestrado por el oficialismo constituye una nueva provocación al pueblo, una agresión a la paz y un fallido intento gobiernero por desmoralizar a los ciudadanos. La respuesta popular será, muy por el contrario, incrementar la lucha, acentuar la legítima presión social para lograr el cambio político urgente: la ratificación – por parte de los tribunales arrodillados ante el régimen – de esta sentencia injusta, es una nueva y poderosa razón para acudir masivamente el venidero 1ro de Septiembre a la #MarchaACaracas, por el referendo revocatorio , por la libertad y la democracia, en paz y por la paz!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada