miércoles, 7 de septiembre de 2016

GRUPO AVILA: ANTE LA GRAVE SITUACIÓN NACIONAL


La histórica “Toma de Caracas” convocada por la alternativa democrática  y organizaciones de la sociedad civil el 1 de septiembre, constituye  una nueva prueba del espíritu cívico, democrático, unitario, pacífico y libertario del pueblo venezolano.

Fue una de las marchas más concurridas y relevantes en nuestro devenir político. El significativo respaldo popular a esta movilización puso en evidencia el rotundo fracaso del mal llamado gobierno bolivariano, el creciente rechazo popular que concita y la urgente necesidad de avanzar en la definición de la fecha de realización del referéndum revocatorio en el presente año, como la vía pacífica, democrática,  constitucional  y electoral para superar la grave crisis que vive el país.

El Grupo Ávila denuncia ante la comunidad internacional el creciente deterioro de la institucionalidad democrática en Venezuela, así como las violaciones de los derechos humanos, las detenciones arbitrarias, y desapariciones forzosas contra dirigentes opositores.

Desde el triunfo de la alternativa opositora en las elecciones legislativas del 6 de diciembre de 2015, se ha desatado una campaña sistemática de ataques contra la legítima representación democrática personificada en la actual mayoría de la Asamblea Nacional. El más reciente e insólito de éstos ataques arbitrarios fue la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, número 808, de fecha 5 de septiembre de 2016, que declara “…manifiestamente inconstitucionales y, por ende, absolutamente nulos y carentes de toda vigencia y eficacia jurídica, los actos emanados de la Asamblea Nacional…”. Estas flagrantes violaciones a nuestra Carta Magna por parte del más alto tribunal constituyen una demostración adicional del carácter dictatorial del gobierno venezolano.



En este contexto, el Grupo Ávila hace un urgente llamado a la comunidad internacional, a los gobiernos democráticos del hemisferio y del mundo y a las organizaciones internacionales públicas o privadas, para que eleven su voz de protesta y ejerzan la presión necesaria ante el gobierno de Venezuela, a los fines de que se fije una fecha para el referéndum revocatorio este año; para que cesen sus atropellos y respete la voluntad de los venezolanos y la autonomía y separación de poderes que son elementos esenciales de la democracia y del Estado de Derecho.

En el mismo sentido, exhortamos, particularmente, a la OEA a retomar el caso de Venezuela, y profundice en la aplicación de las medidas previstas en la Carta Democrática Interamericana, dado el creciente deterioro de la institucionalidad democrática y los derechos humanos. También le solicitamos se exija a los mediadores rendición de cuentas sobre sus gestiones de diálogo en nuestro país.

En este orden de ideas, y ante la crítica situación que vive el país, el Grupo Ávila hace un llamado a los gobiernos de la región para que asuman de manera firme y decidida la defensa de la institucionalidad democrática y actúen en conformidad con los instrumentos para el fortalecimiento de la democracia previstos tanto en Mercosur como en UNASUR.

Finalmente el Grupo Ávila hace un llamado a los Parlamentos Latinoamericano, de Mercosur y Europeo, así como al Grupo de los Ex presidentes iberoamericanos, para que realicen todos los esfuerzos posibles para enfrentar los avances autoritarios del gobierno venezolano, cuyas repercusiones podrían poner en riesgo la gobernabilidad regional.

Caracas, 07 de septiembre de 2016  

El Grupo Ávila es una agrupación informal, compuesta por diplomáticos, analistas políticos, profesores universitarios e investigadores en las áreas de relaciones internacionales y las ciencias sociales, preocupados por el acontecer internacional y nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada