martes, 20 de septiembre de 2016

La ruina financiera y operacional de PDVSA



EL ANÁLISIS DE RUSS DALLEN

El prestigioso analista y asesor financiero Russ Dallen acaba de publicar un detallado análisis de la oferta de cambio de bonos hecha hace algunos días por PDVSA, en su intento de evitar pagos a corto plazo, para los cuales obviamente no tiene dinero. Dallen ha hecho algo que nosotros no podríamos hacer: leerse el documento de oferta que hace PDVSA, de 442 páginas, entenderlo y hacernos una lista de los diez puntos más importantes sobre esta oferta. Para quienes puedan y quieran leerse el documento, este es el link:
https://www.scribd.com/document/324333858/PDVSA-2017-2020-Exchange-Offer-OC-16-August-2016

Dallen nos dice lo siguiente :
  1. El intercambio es solo por bonos selectos, no todos, por un monto de $7100 millones correspondientes a bonos que expiran en 2017. PDVSA admite en el documento haber saqueado el Fondo de Pensiones, sacando el dinero allí depositado para cambiarlo por notas promisorias, es decir, saca dinero y mete papel (página 71 del prospecto);
  2. PDVSA pone como garantía de los bonos que ofrece al 50% del capital de CITGO, empresa que ya tiene demandas de acreedores de PDVSA;
  3. No hay asesores legales para PDVSA o para CITGO en esta operación. Tampoco se menciona banco de inversión alguno, lo cual – según Dallen – es poco usual y debilita la oferta;
  4. La oferta es uno por uno, es decir, cambia bono de 2017 por bono de 2020, sin ofrecer mayor pago o beneficio especial. Dallen duda del atractivo que esta oferta pueda tener. En efecto, todo lo que le dice al inversionista – añado yo –  es que se espere tres años más para redimir su bono en una empresa que se está cayendo a pedazos.
  5. La garantía del capital de CITGO es criminal, dado que CITGO ha sido ya severamente exprimida por PDVSA. Le sacó $2800 millones en Enero 2015 y tiene actualmente una demanda de CRISTALLEX, la empresa minera, la cual trata de recuperar su dinero, obligando a PDVSA que le devuelva el dinero a CITGO, para poder cobrar ellos. Añade Dallen que, de no pagar PDVSA por los nuevos bonos, los acreedores tomarían para sí el 50.1% del capital de CITGO. Ello significaría un cambio de control de la empresa, lo cual de inmediato haría exigible el pago de todas las deudas y bonos antes de que los tenedores de estos nuevos bonos puedan recuperar su dinero. Es decir, ellos tendrían que ponerse de últimos en la cola. Dallen agrega que esta cola está nutrida: CRISTALLEX, $1600 millones; EXXONMOBIL, $1600 millones; RUSORO, $1200 millones; GOLD RESERVE, $769 millones; OWEN ILLINOIS, $485 millones más los que ya vienen en marcha: CONOCO, unos $5000 millones, KOCH y, agrego yo, casi una docena de otros demandantes contra PDVSA;
  6. La evaluación que PDVSA hace de CITGO en el prospecto es poco profesional, Dallen la define como “back of the envelope“. Es decir, lo que podríamos llamar en idioma llano, bien pirata. Es hecha por ellos mismos y habla de, aproximadamente, $9100 millones, aunque admite que no hay garantía de que ese valor se pueda obtener en el mercado.  Una evaluación independiente de CITGO, hecha a petición de esa empresa puede verse en:  https://www.scribd.com/doc/235590994/Citgo-6-25-of-2022-Offering-Memorandum y arroja la cifra de $7000 millones para las refinerías. Después de esa evaluación CITGO vendió su participación en la refinería de Chalmette y algunos oleoductos, por lo cuál su valor ha bajado.
El prospecto, nos dice Dallen, es una mina de información sobre las deudas y problemas de PDVSA y CITGO. Entre lo que ha encontrado, Dallen menciona como especialmente revelador los arreglos de emergencia para convertir deuda comercial en deuda financiera que PDVSA ha tenido que hacer con sus acreedores en el sector de los servicios petroleros, entre los cuales se encuentran  GE Capital Financing, Inc., Cementaciones Petroleras Venezolanas, S.A., Petroalianza, C.A., Maritime Contractors de Venezuela, S.A., Weatherford Latin America, S.C.A., Servicios Halliburton de Venezuela, S.A., Environmental Solutions de Venezuela, C.A., Proambiente, S.A., Elecnor, S.A. and Servicios Picardi, C.A., los cuales suman más de mil millones de dólares adicionales.
La conclusión de Dallen es categórica: Dado el tipo de conversión que se ofrece, uno a uno, y la debilidad de la garantía de CITGO, empresa financieramente debilitada, es difícil que alguien acepte este canje ofrecido por PDVSA. Lo que esto significa, en opinión de dallen, es que la cesación de pagos por parte de PDVSA se hace cada vez más probable. Las reservas internacionales de Venezuela están por debajo de los doce mil millones de dólares y poca de esa suma es líquida. Los pagos que deben hacerse este año y en 2017 suman $15000 millones. Inclusive los pagos de octubre 2016, de $4100 millones, se ven difíciles. Podrían vender el oro remanente pero, que pasaría en 2017? La lista de compromisos para 2017 es aterradora.
Por eso, Dallen termina su análisis con una cita del Infierno de Dante: “Quienes entren aquí, abandonen toda esperanza”.
Este análisis de Russ Dallen puede combinarse con:
  • la situación operacional de PDVSA, según la cual existe un colapso de la producción,
  • el desplome de las exportaciones a su único cliente que paga en efectivo, los Estados Unidos,
  • la estampida de contratistas petroleros de prestigio,
  • la entrada al sector petrolero de empresas de maletín como la de los militares,
  • la corrupción galopante que los lleva a contratar con empresas e individuos de baja calaña, algunos ya presos y otros bajo investigación,
  • la ineptitud y total sumisión política de sus directores, comenzando por Eulogio Del Pino

para pronosticar un total colapso de PDVSA a corto plazo. La cárcel aguarda a quienes han causado este desastre.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada