miércoles, 14 de septiembre de 2016

MUD: COMUNICADO SOBRE ENCUENTROS CON EL GOBIERNO

La posición de la Mesa de la Unidad Democrática es unívoca: el pueblo venezolano tiene el derecho, consagrado en el artículo 72 de la constitución, de activar y celebrar el Referendum Revocatorio este año 2016 como un mecanismo Constitucional que dé paso al cambio político para acabar con el hambre, la escasez y la muerte, y ese derecho lo vamos a defender, en la calle y en los debates o diálogos que sea necesario sostener.  En tal sentido la MUD decidió nombrar una comisión de Alto Nivel para explorar a través de un eventual dialogo con el gobierno la implementación de la única salida constitucional, pacífica y democrática a la crisis del país como lo es el RR-2016.
Como ya lo han expresado públicamente el presidente y vicepresidente de la Asamblea Nacional, en los últimos días la Mesa de la Unidad Democrática ha sostenido reuniones con representantes del poder ejecutivo, como lo hemos hecho con representantes de los demás poderes públicos, pues tenemos la obligación y el mandato de defender el derecho de los venezolanos en todos los espacios.
A los dos encuentros, que se celebraron sin mediadores y de forma privada por acuerdo entre las partes (hubo una tercera reunión que no ocurrió porque el gobierno decidió no presentarse sin dar explicaciones) acudimos a fin de defender lo que ha sido un testimonio y una posición pública: Los venezolanos vamos a exigir en todos los espacios el respeto a la decisión de salir de la crisis de forma pacífica y democrática, mediante la celebración del Referendum Revocatorio este año 2016.  Esta posición la hemos defendido en protestas, marchas, concentraciones, foros internacionales y lo haremos en todos los espacios en los que tengamos la oportunidad de expresarnos, incluyendo reuniones con representantes de los poderes públicos.
Por eso, ante el extraño debate suscitado por el tema del diálogo entre grupos enfrentados del oficialismo, la Mesa de la Unidad Democrática fija posición en los siguientes términos:
1. Siempre  hemos manifestado que estamos dispuestos a conversar con quien sea y donde sea para acelerar la construcción de la solución electoral a la crisis humanitaria que azota nuestro país.
2. La urgencia es real: En Venezuela hay hambre, hay personas muriendo por falta de medicinas o bajo las balas del hampa impune que hoy controla extensas zonas del país. El sufrimiento el pueblo no puede esperar.
3. Nada de esto se puede resolver sin un cambio profundo: Cambio de presidente, si, pero también de gobierno, de modelo y de sistema. Para lograr ese cambio, como es nuestro propósito, por métodos democráticos, electorales, pacíficos y constitucionales, es indispensable implementar una solución electoral necesaria e inmediata   como está previsto en el artículo 72 de nuestra Constitución, que establece como un derecho del pueblo la realización del Referendo Revocatorio.
4. DESPEJAR EL CAMINO AL RR2016 DE LOS OBSTÁCULOS ILEGALES QUE EL GOBIERNO HA COLOCADO ES EL OBJETIVO DE LA UNIDAD EN TODO ESCENARIO DE DIÁLOGO QUE HAYA SURGIDO O QUE PUEDA SURGIR: No tiene sentido “dialogar” para dar más tiempo a quien ha derrochado 17 años, ni para darle más dinero a quien ya despilfarró un millón de millones de dólares.  Dialogar tiene sentido si y solo di es para devolverle al pueblo su poder, el ejercicio pleno de su Soberanía, su capacidad de decidir el camino para resolver la crisis y salir adelante. Por eso hemos acudido a las reuniones del llamado pre-diálogo, esas mismas que hoy las intrigas internas del oficialismo han intentado dinamitar.
5. EL DIÁLOGO VERDADERO NO ES UN “TRUCO” DEL GOBIERNO, NI UNA ESTRATEGIA DE LA OPOSICIÓN: ¡ES UNA NECESIDAD DEL PAÍS! En Venezuela viene un cambio, al cambio no lo para nadie, y para que ese cambio sea en paz y para bien es necesario que los venezolanos nos pongamos de acuerdo.  Quienes hoy son gobierno mañana serán oposición; Quienes hoy somos oposición mañana indudablemente seremos gobierno. TODOS los actores deben tener seguridad de esos roles podrán ser ejercidos con las garantías, derechos y responsabilidades que establece nuestro pacto de convivencia, que es la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela. ParJesus Chuo Torrealba: a eso es para lo que vale la pena dialogar.
Es evidente que las declaraciones de los actores del gobierno buscan llenar a los venezolanos de intrigas y desconfianza en su dirigencia con el objeto de parar las movilizaciones de calle y las estrategias de presión que hacen falta para lograr el cambio democrático. La Unidad seguirá en las calles de forma pacífica y contundente ejerciendo presión popular sobre quienes sostienen a este poder represor, injusto e indolente y que solo ha traicionado a los venezolanos.
Llamamos al pueblo este 16 de septiembre para que presionemos de forma pacífica al CNE y cumplan con los venezolanos y con la ley: referendo revocatorio este 2016.
NP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada