jueves, 11 de agosto de 2016


INSTITUCIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL SUSCRIBEN DOCUMENTO SOBRE NECESIDAD DE ACUERDO NACIONAL PARA ENFRENTAR LA SITUACIÓN DEL PAÍS


Su objetivo es abrir un debate nacional sobre los problemas de fondo, estructurales e institucionales que vivimos y sus posibles soluciones

Sintiendo la urgente necesidad que tiene Venezuela de lograr acuerdos, pactos y consensos en los ámbitos político, económico y social, varias instituciones de la sociedad civil organizada elaboraron un documento denominado “NECESIDAD DE UN ACUERDO NACIONAL PARA EL PROGRESO Y LA PAZ DE VENEZUELA” con el propósito de que sea considerado por la opinión pública nacional, regional y local.

Fundación Venezuela Positiva, Ifedec, Fedecamaras, Grupo La Colina, Asoprodem, Coener, Aipop, Fundación Alberto Adriani, Consecomercio, Iniciativa Democrática y La Venezuela que queremos todos, SIPUCAB, CEDICE, Federación Venezolana de Maestros, Conindustria y el CEDEV de la Universidad Monteávila son las organizaciones que suscriben el documento.

Plantean que, siendo la coyuntura actual de alta y creciente conflictividad política, de gran inseguridad personal y criminalidad, de escasez generalizada, de aumentos recurrentes de los precios de los alimentos, de una pérdida acelerada del poder adquisitivo, con serio daño a quienes perciben menos ingresos y con una severa reducción de la producción nacional y de los ingresos petroleros, las soluciones tienen que ir mas allá de esa coyuntura. Todas estas circunstancias, sin perjuicio de su debida atención, llaman a la necesidad de hacer un alto y realizar una serena y seria reflexión sobre el presente y futuro de Venezuela.

En este sentido, en el mencionado documento se plantea, entre otros aspectos, que ‘‘…el fondo del problema radica, más allá de las  ideologías y de la coyuntura, en que nuestra estructura político-económico-social se ha asentado, en los últimos cincuenta (50) años, sobre un modelo hiperpresidencialista, centralista, estatista, partidocrático, rentista, fiscalista, monoproductor y socialmente dualista, inequitativo e insolidario, lo cual dificulta enormemente la configuración de una sociedad democrática y una economía moderna bien posicionada en el mundo’’. También se plantea la necesidad de modificar una estructura económica que, en lugar de generar riqueza, crea pobreza y desigualdad; de superar el modelo rentista petrolero y cambiar el rol del petróleo en la economía y la sociedad, así como reformar el Poder político para superar el hiperpresidencialismo, el Centralismo y reforzar los poderes regionales, el rol de los partidos políticos y la participación ciudadana.

El documento enfatiza en que resulta absolutamente necesario alcanzar un gran acuerdo de convivencia entre los actores políticos y un gran acuerdo socio laboral, entre el capital y el trabajo, tal que generen una nueva era de prosperidad y de paz social duradera y sostenible en nuestro país. Herramientas indispensables para erradicar para siempre la pobreza de Venezuela.

Se propone un gran Acuerdo entre los venezolanos, que se origine en los intereses legítimos de la sociedad civil y que sea referencia para los actores políticos. Un Acuerdo que lleve a nivelar las diferencias de propiedad, educación y poder características de nuestra sociedad, en un marco de libertades cívicas y de una democracia de auténtica representatividad y participación.

El documento es la modesta contribución de quienes lo suscriben para abrir un debate nacional sobre los problemas de fondo que nos han conducido a la situación actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada