domingo, 7 de agosto de 2016

UN COMPROMISO

CARLOS ROMERO


La promoción de la democracia es uno de los temas más importantes de la agenda internacional de América Latina. El peligro del autoritarismo ha llevado a muchos gobiernos a tomar las medidas necesarias para evitar una salida muy tentadora, pero poco eficaz a la hora de preguntarse cómo salir de una crisis tan grande.
En el caso venezolano, las causas que atentan en contra de la vida democrática merodean por doquier y no son un fenómeno nuevo. En la década de los sesenta del siglo XX, Rómulo Betancourt se vio amenazado por quienes fomentaron desde posiciones contrarias varias intentonas en contra de su gobierno. Durante el desarrollo del sistema político venezolano, los rumores de medianoche se hicieron oír de vez en cuando y en 1992 el país no salió de su asombro al percatarse que se había propagado una acción armada en contra del gobierno de Carlos Andrés Pérez, quien había tomado el principio de la promoción democrática en la región como su estandarte internacional.
Con base en estas consideraciones, debo confesar que no salgo de mi asombro cuando oigo a tirios y troyanos invocar el expediente de una salida no democrática a la situación que todos los venezolanos estamos viviendo y padeciendo. Para algunos hay que apretar el torniquete de la revolución. Para otros, hay que tirar por la borda la Constitución. En este contexto hay que alertar con mucha firmeza que en la actualidad se puede generar una situación en la cual los actores políticos en pugna se dejen seducir por una oferta que tranque la posibilidad de un diálogo franco y responsable para salir de la crisis y para aplicar de manera correcta la Carta Magna.
Esto como mínimo, dado el estancamiento que tenemos y la incertidumbre reinante. En Venezuela estamos a tiempo de retomar el compromiso democrático, algo muy valioso para nuestra historia política y para la del resto de América Latina, una región que no debe dar marcha atrás a lo logrado con tanto esfuerzo y tanta dedicación.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada