domingo, 10 de abril de 2016

Lo que va a pasar… pasará

 Resultado de imagen para pompeyo marquez
                    Pompeyo Márquez

Hace un tiempo leí la agradable novela “El abuelo que saltó por la ventana y se largó” (J. Jonasson, 2012) donde el personaje era un anciano que cumplía cien años, y cansado de la permanencia en el geriátrico, se fuga por una ventana. Las peripecias de corte surrealista que sobrevienen son de toda índole, como entrevistas con presidentes como Truman, Mao, Stalin, Franco, reyes y primeros ministros. Es una lectura muy divertida pero quiero destacar que él a menudo decía: “lo que pasó pasó, lo que está pasando está pasando y lo que va a pasar pasará.” Hacemos el simil con la situación actual venezolana, porque lo que va a pasar pasará inexorablemente. Al mismo tiempo nos apoyamos en los análisis que hacemos de esa realidad; consideremos algunas premisas:
Es una crisis profunda que se agrava cada día con la permanencia de Maduro y su gobierno, empeñados en imponerle al país un régimen y un modelo que ha fracasado donde quiera que se ha intentado aplicar. Manifestaciones de esas crisis la tenemos en una inflación que llega al 800%, una devaluación de la moneda que convierte al bolívar en nada, escasez al destruir el aparato productivo cuando se trazaron como objetivo “acabar con el capitalismo” y espantaron a la inversión nacional y extranjera contrariando el espíritu de la Constitución vigente que establece una economía mixta. Respecto a este último tema podemos agregar que ese precepto ha tenido éxito no solo en América Latina sino también de Europa y países asiáticos como China, Japón, Viet Nam y Sur Corea.
El modelo fracasado ha derivado en escasez, y colas; aumento de la pobreza, de la miseria y del hambre; en la devaluación del salario mínimo, en fin, en la desesperación de los hogares más pobres y los de clase media baja ante un cuadro de esta gravedad. Por si fuera poco, este es un gobierno incapaz, inepto y corrupto que ha despildarrado millones de millones de bolívares.
Pero agreguemos la inseguridad personal, la enorme cantidad de venezolanos que ingresan a la morgue por hechos violentos. Todo esto genera descontento y se puede ilustrar con las elecciones del 6D, que ratificó que somos mayoría quienes queremos un cambio.
También la inmensa mayoría de la opinión democrática mundial repudia a Maduro y a su régimen y pide la amnistía, el respeto a la autonomía de la Asamblea Nacional y a sus decisiones. Exigen diálogo como salida a la crisis política y económica que ha llevado al país a la absoluta ruina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada