martes, 12 de abril de 2016

Se despalillan $1.428 millones más
Bernard Horande - @BHorande

Si algo ha aprendido el cortejo de delincuentes que se apropió de Venezuela hace 17 años, es a saquear las arcas del Estado venezolano. Han desarrollado eficientemente todos los métodos y fórmulas posibles.
Uno no sabe bien si estas "maravillosas cualidades" les vienen por el pasado de malandros del cual la mayoría de ellos goza, o si son habilidades aprendidas atropelladamente durante el ejercicio del poder en cursos exprés, o si es que han desarrollado un genial software mágico para robar.
Pero lo cierto es que descubren de donde no hay para seguir robando. Son poseedores de una maestría sin precedentes en el ramo. Y son insaciables.
Para todos los venezolanos es un hecho que en Venezuela ya no hay dólares. No hay para importar cosas tan necesarias como alimentos, no hay para medicinas, no hay para materia prima destinada a la confección de productos imprescindibles. Tampoco hay para repuestos o piezas de cualquier tipo para el mantenimiento de industrias y para la prestación de servicios.
Pero ¡sorpresa!... ¡ahora resulta que sí hay dólares!
Asombrados, nos enteramos que el gobierno de Maduro ha firmado un convenio con.... ¿con quién iba a ser?... con Cuba ¡por supuesto!... por la cantidad de 1.428 millones de dólares. Un mil cuatrocientos veintiocho millones de dólares americanos. $1.428.000.000.
¿Para qué?
Veamos los puntos más resaltantes:
  1. La explotación del llamado "Arco Minero", que consiste en reservas de oro, diamante, hierro, bauxita, cobre y coltán, entre otros minerales. En pocas palabras, es la entrega a Cuba de nuestras riquezas mineras.
  2. Importación de medicinas de Cuba. Ya conocidas por su baja calidad en el mercado mundial. La pregunta es: ¿por qué no se le suministran esos dólares a laboratorios venezolanos, a la industria nacional, para que importen los componentes básicos y se produzcan las medicinas en Venezuela?
  3. Construcción de viviendas y servicios sanitarios. Nuevamente, ¿por qué no se le adjudican estos dólares a empresas venezolanas?
  4. Apoyo y soporte eléctrico. Por favor, Cuba está totalmente atrasada en materia eléctrica, ¿acaso van a venir a darnos clases cuando en Venezuela tenemos extraordinarios expertos y técnicos en el tema?
  5. Fomento de la agricultura urbana. Dinero perdido en una fantasía más de las que nos tienen acostumbrados estos trágicos payasos. Antes quiero ver a Cilia sembrando zanahorias en su huerto doméstico.
  6. Comercio bilateral. Esto no es sino un eufemismo para definir lo que son descarados guisos entre chavistas enchufados y cubanos castristas, que no guardan ni siquiera las apariencias de los anteriores puntos.
En conclusión, a pesar del discurso de que "no hay dólares", a pesar de que Maduro le ha afirmado a Lorenzo Mendoza que “por dólares no te preocupes, que dólares no hay”, a pesar de que todos los venezolanos estamos haciendo largas, insoportables y ahora peligrosas colas para conseguir un mínimo de alimentos o medicinas porque "no hay dólares para importar", lo cierto es que si es para Cuba, sí aparecen los dólares.
Han terminado por conseguir la manera de saquearle a la nación más de 1.400 millones de dólares adicionales.
No se cansan.
¿Hasta cuándo vamos a aguantar los venezolanos que se sigan produciendo robos descarados como estos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada