domingo, 23 de octubre de 2016

LA MANIFESTACION DEL SABADO

Los diputados de la Asamblea Nacional no estarán solos hoy en la sesión extraordinaria convocada para debatir sobre la restitución del orden constitucional y la democracia. “¡Mañana a la Asamblea, mañana a la Asamblea!”, exclamaban ayer centenares de personas que marcharon desde Santa Fe, Parque del Este, Caurimare y Jardín Botánico hasta el distribuidor Ciempiés de la autopista Francisco Fajardo.
Los manifestantes no estaban conformes con retirarse a sus casas hasta el miércoles 26, día de la Toma de Venezuela. “¡Calle, calle, calle!”, pedían las personas. Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, les tomó la palabra: “Ya es hora de cerrar La Tumba, de que se abra el canal humanitario, de que los niños no se mueran y la gente no coma de la basura. Caminamos sin miedo, estamos del lado correcto de la historia. Vamos todos mañana, a las 10:00 am, vestidos de blanco, todos a la Asamblea Nacional a acompañar a nuestros diputados”.

Desobedientes. Desde una tarima improvisada en el camión del sonido, justo frente a la base aérea Francisco de Miranda, María Corina Machado anunció el inicio de una agenda de calle hasta el retorno de la democracia.
“Hoy comienza la fase de la victoria. ¡A la calle Venezuela, a recuperar la libertad. Al Poder Legislativo: declaren la instauración de la dictadura e inicien el proceso de destitución de Nicolás Maduro. A la familia militar: su deber es hacer cumplir la Constitución. A la OEA: es hora de aplicar la Carta Democrática. Y a los ciudadanos: ¡ha llegado la hora de la desobediencia cívica!”, expresó Machado.
A las 12:30 pm se encontraron las cuatro caminatas frente al CCCT. Abarcaron los ocho canales de la autopista en ambos sentidos.
“La dictadura nos robó el derecho a la libertad de expresión, a la comida, a la salud, a la seguridad, a la vida y ahora nos ha robado el derecho de votar y de revocar. La dictadura ha bloqueado todas las vías institucionales, pero no podrá bloquear las vías constitucionales. Tenemos que restearnos, todos unidos, en una lucha de calle, pacífica, todos los días, por la libertad de Venezuela”, afirmó la alcaldesa de San Cristóbal, Patricia de Ceballos, esposa de Daniel Ceballos.

En paz. La diputada Gaby Arellano lideró la nutrida caminata que partió desde Parque del Este junto a Ceballos, otras diputadas y representantes de varias ONG.
“En la sesión haremos valer los artículos 5, 70, 233 y 333 referidos al poder originario, al abandono del cargo del presidente de la República, a la nacionalidad del presidente y al derecho que tenemos los ciudadanos de elegir a los gobernantes”, adelantó Arellano.
Mientras, la diputada Manuela Bolívar estuvo al frente de las marchantes provenientes de Caurimare. Ambas movilizaciones se unieron en el distribuidor Santa Cecilia al canto de “¡Venezuela, resteada, será liberada!”.
El grupo que caminó desde Jardín Botánico y que llegó a abarcar los cuatro canales de la autopista eligió otra consigna: “¡Maduro, escucha, queremos tu renuncia!”. Había mujeres de todas las edades, vestidas de blanco, llevando sus gorras tricolor. Y no estaban solas: abuelos, esposos, novios, hijos y nietos las acompañaron.
Efraín Jaén, residente de La Silsa, y empleado de la Alcaldía de Caracas, dijo que no se siente seguro ni en su propia casa, criticó la discriminación en la entrega de bolsas CLAP y rechazó las amenazas contra los empleados públicos. “Yo esperaba que hubiera revocatorio, pero como no hay, ahora me lanzo a la calle. No quiero seguir viviendo así. A mis amigos chavistas les digo: quizá hoy se sientan apoyados, pero mañana, cuando no los necesiten les darán una patada”.
Juan Delgado, de 78 años de edad y residente de Chacao, decidió ir al frente para abrirles camino a las mujeres y defenderlas: “Las mujeres venezolanas muestran al mundo su determinación de liberar al país de este régimen. El gobierno entró en decadencia. A Venezuela le llegó su momento de liberarse”.
Alejandra Delgado, de 21 años, dijo que marchó para que el país mejore: “Si pudiera decirle algo personalmente a Nicolás Maduro, le diría: vete, vete ya porque no sirves para ser presidente”.
La protesta se desarrolló en paz y sin incidentes. La PNB se limitó a dirigir el tránsito y no hubo presencia de la GNB.

Rechazo general
The Washington Post: “Es oficial, Venezuela es una dictadura”
El diario estadounidense publicó un artículo de opinión de Francisco Toro en el que tildó al gobierno de Maduro como dictatorial dada la suspensión del proceso del referéndum revocatorio. “Nos hemos librado de los adjetivos. Finalmente, acabamos con los circunloquios académicos. Venezuela es simplemente una dictadura”.
Deutsche Welle: “Se abre el telón de la dictadura en Venezuela”
El medio alemán describió la situación como un espectáculo indigno. “Los dos tercios de mayoría de la oposición en el Parlamento no sirven para nada. En este país, nadie puede hablar ya de democracia”, opinó Uta Thofern, quien dirige la redacción de DW para Latinoamérica.
Stéphane Dion: “Canadá insta al Consejo Electoral a revertir su decisión”
El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá manifestó su preocupación por la suspensión del referéndum revocatorio. Agregó que su país insta al Consejo Nacional Electoral a “revertir su decisión y permitir a los venezolanos ejercer su derecho constitucional”.
Estudiantes en el Exterior: “Continuaremos denunciando al régimen”
La organización Estudiantes Venezolanos en el Exterior emitió un comunicado que señala: “Nos sumamos al rechazo contundente de esta aberrante violación de nuestros derechos constitucionales, continuaremos denunciando al régimen y creando conciencia en el mundo sobre los deplorables acontecimientos en Venezuela”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada